ROCK, ACCION 2008

Se edita Rock, Acción,  un estudio sobre la relación entre el cine y la música popular

 

Coordinado por Eduardo Guillot, la editorial Avantpress acaba de publicar el libro ¡Rock, acción!, con el subtítulo Ensayos sobre cine y música popular, y en el que diversos especialistas en la materia repasan en distintos capítulos cómo el rock ha sido tratado por el cine desde su nacimiento a mediados de los 50.

 

Conviene tener en cuenta que Eduardo Guillot, aquí coordinador, ya había publicado en 1999 el libro Rock en el cine, publicado en su día por la editorial La Máscara, editorial hoy desaparecida, con lo que ese libro se encuentra hoy descatalogado. En aquella ocasión, Guillot fue el único autor, repasando las cintas que de una u otra forma tenían que ver con el rock desde los 50, incluyendo un índice de películas -también con sus títulos originales-, otros filmes con una relación menos directa pero también importante con el rock y una filmografía de músicos actores. Aquel libro se convirtió, desde su publicación, en la obra más completa en este ámbito, casi que la única, por lo que Eduardo Guillot podría considerarse como la persona idónea para emprender esta nueva tarea.

 

Casi 10 años más tarde aparece este nuevo libro, aunque aquí la diferencia está en que los autores son varios, uno por capítulo, y que se ha optado por una división temática, con lo que cada uno de ellos se encarga del apartado del que probablemente más conoce. Así, tras una introducción del propio Guillot, nos encontramos con 12 capítulos que repasan los inicios de la relación entre rock y cine en los años 50, los años 60 y los 70, el rockumental, el soul en el cine, el punk y el cine, los músicos convertidos en cineastas, la biografía cinematográfica, el hip hop en el cine, la música techno y el cine, el rock independiente en el cine y el cine y el rock en España.

 

Siguiendo la estructura reseñada, los autores son José Luis Quintana, Xavi Cervantes, Ignacio Juliá, Quim Casas, Xavi Serra, el propio Guillot, Eulàlia Iglesias, Nando Salvá, Luis Lles, Joan Pons, Juan Manuel Freire y César Campoy, con una coda final escrita por Jesús de Santos, componente del grupo Polar, en el que narra su experiencia como compositor de una banda sonora. Todos ellos son nombres habituales de revistas musicales y cinematográficas especializadas editadas en nuestro Estado, y cada uno de ellos tiene una cierta especialización en el tema que ha cubierto en esta ocasión, como, por ejemplo, Luis Lles con el soul.

 

Además, el libro cuenta con el prólogo de Julian Temple, conocido realizador británico autor de películas como Dios salve a la reina, Principiantes, La mugre y la furia o Glastonbury, y quien, como asegura en el mismo, de no haber sentido la influencia del rock, probablemente hoy sería mucho más rico y tendría una casa con piscina en Hollywood. También reconoce que odia que le llamen rockumentarista y que cuando lo escucha le entran ganas de ahorcarse. Él es, simplemente, un cineasta.

 

Suponemos que todos los autores de este libro comparten su visión. En cualquier caso, estos doce ensayos dan forma al libro más completo, junto al ya reseñado Rock en el cine, de los editados en nuestro Estado sobre el tema. Aunque la diversidad de autores hiciera pensar lo contrario, hay una unidad en él y los distintos capítulos se encuentran entrelazados entre sí, con títulos, nombres y referencias cruzadas. Mención especial merece, quizás, el último capítulo, el dedicado al cine musical en España, ya que supone un esfuerzo extra al no contar con otros volúmenes editados en otros lugares que hayan tratado el tema con anterioridad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *