REUNIONES RECIENTES

Algunas reuniones recientes

 

Con motivo de un reciente artículo sobre reuniones de grupos recientes, aquí se recoge lo publicado sobre The Jesús & Mary Chain, Echo & The Bunnymen y Big Star.

The Jesus & Mary Chain

 

No hay nada como el odio fraticida, algo que se exacerba cuando tienes que compartir con tu hermano carretera y manta. ¿Hace falta citar ejemplos? En el rock abundan, por desgracia. Probablemente los hermanos Reid no pudieran acabar de otro modo, conociendo sus antecedentes, sobre todo al inicio de su carrera, con conciertos de 20 minutos de media, sonido brutal y altercados en las salas -vamos, lo que intentan reeditar The Horrors como si fuera algo novedoso, pero sin canciones para recordar-.

 

Tras seis discos y varios recopilatorios, William Reid abandonó el grupo en medio de una gira americana, en un concierto en The House Of Blues en Los Ángeles, tras enfrentarse en directo con su hermano Jim, que estaba completamente borracho. Evidentemente, no se trataba sólo de la bronca de una noche, sino que llevaban un año sin hablarse. Tras desmantelar Jim Reid el grupo poco después, ambos comenzaron sus respectivas aventuras en solitario, Lazycame y Freeheat.

 

Nada fue igual que antes, aunque tampoco cabía esperar una reunión. El inesperado reencuentro se produjo el 27 de abril de este año sobre el escenario del Festival Coachella, especializado en los últimos años en juntar viejas glorias para la ocasión. Allí les acompañó Scarlett Johansson, desafinando  en «Just Like Honey» -véanlo en youtube-. A ese concierto le siguieron algunos más -dos en el Estado, en el Festival Summercase- y ya anuncian recopilatorio de cuatro discos de rarezas y nuevo álbum para el 2008.

 

– Lo mejor: ¿Quién se puede resistir a escuchar sus grandes canciones en directo? Como a Pixies, hay que verlos, aún a riesgo de acabar con su leyenda.

 

– Lo peor: Si decimos que sus conciertos del 2007 han sido tibios, con una cierta apatía por sus protagonistas, podían habérselo -y habérnoslo- ahorrado.

 

 

Echo & The Bunnymen

 

 

A finales de los 80 y principios de los 90, lo de Echo & The Bunnymen parecía un culebrón. Ian McCulloch se marchó del grupo en 1988 después de grabar cinco discos, entre ellos su álbum más reconocido, Ocean Rain. El resto de la banda continuó sin él, incluso después de que su batería Pete de Freitas se matase al año siguiente en un accidente de motocicleta, y grabaron un disco en 1990, Reverberation, con un tal Noel Burke, del que nadie se acuerda, en el lugar de McCulloch.

 

Como para McCulloch sus dos discos en solitario tampoco fueron el éxito que buscaba, se unió otra vez al guitarrista Will Sergeant para un nuevo proyecto llamado Electrafixion con el que grabaron un disco en 1995, Burned. En la gira de presentación por el Reino Unido se dieron cuenta, por la insistencia de su público, que sólo con el nombre con el que empezaron tenían un futuro. Así que, dos años más tarde, decidieron recuperarlo. Y hasta hoy.

 

Pero, por muy cínico que se pueda ser, hay que reconocer que sus cuatro discos en estudio desde entonces –Evergreen (97), What Are You Going To Do With Your Life (99), Flowers (01) y Siberia (05)-, así como sus dos directos –Live In Liverpool (02) y Me, I’m All Smiles (06)- son más que dignos, con buenas canciones que no desentonan al lado de las de su primera y gloriosa etapa de principios de los 80, como así lo prueban en sus conciertos. Tal vez lo único que se les pueda reprochar es haber editado dos álbumes en directo con tan poco margen de tiempo.

 

– Lo mejor: Su reunión es una de las más dignas de la historia del rock.

 

– Lo peor: Si se les puede achacar tal cosa, que se hayan abonado en los últimos tiempos a los escenarios estatales, donde se les puede ver continuamente en toda clase de festivales.

 

 

Big Star

 

 

Además de los citados en este artículo, en estos últimos diez años hemos visto el regreso de grupos como The Undertones, Television, Blondie, Jane's Addiction, Madness, Steely Dan, Happy Mondays, King Crimson, Crowded House, Dinosaur Jr., James, Slint, Gang Of Four, Genesis, The Verve, Love, Mission Of Burma, Bauhaus, Meat Puppets, Devo, The B-52's, Kraftwerk, Vashti Bunyan, Bob Frank…. Pero nada como ver a The Jam sin Paul Weller de vuelta a los escenarios o a Dead Kennedys sin Jello Biafra. ¿Y qué decir de The Who o The Doors al 50%?

 

Más o menos lo mismo que Big Star. Del grupo que había editado tres discos en los 70 y que había durado tres años, sólo queda la mitad de sus miembros en su vuelta a los escenarios y a los estudios: Alex Chilton y Jody Stephens (Chris Bell murió en un accidente en 1978 y Andy Hummel prefiere dedicarse a su nueva vida como ingeniero).

Chilton y Stephens se unieron en 1993 a Jon Auer y Ken Stringfellow de The Posies. Su primera actuación quedó documentada en el disco en directo Columbia: Live At Missouri University 4/25/93. Desde entonces han hecho giras ocasionalmente. Además, editaron In Space en 2005 y se prepara una película sobre su historia basada en el libro de Rob Jovanovic Big Star; The Story of Rock's Forgotten Band.

 

– Lo mejor: Le da una oportunidad a Alex Chilton de pasearse por otro tipo de escenarios y a garantizarse una jubilación más desahogada.

 

– Lo peor: Ni sus conciertos de ahora son especiales -Alex Chilton parece estar en otro mundo, a pesar de la entrega de sus compinches más jóvenes- ni su disco del 2005 es para recordar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *