REM 2008

REM, la reconstrucción de las fábulas

 

Tras el primer gran paso en falso del gran grupo de rock americano de los últimos 25 años que resultó ser el disco Around The Sun, REM ha vuelto la vista atrás como nunca antes, algo que siempre evitaron hacer de forma directa. Además de tomar como referencia parte de sus discos de los 80, el grupo de Michael Stipe, quien contesta a estas preguntas, ha apretado a fondo el acelerador en un disco eléctrico como ninguno en su trayectoria, con la salvedad de Monster. Accelerate: movimiento calculado, medido, pero efectivo y logrado.

¿Podrías decirme algo acerca de cómo se hizo el nuevo disco de REM?

– Siempre es algo diferente para nosotros. En los últimos 28 años grabando, hemos construido un conjunto de reglas, de las que luego nos damos cuenta que son un poco obsoletas o anticuadas. Tras descartarlas, comenzamos de nuevo. Y eso es exactamente lo que ha pasado en el caso de Accelerate.


¿Qué tenía que cambiar en este caso?

 – Principalmente la forma en que nos comunicamos entre nosotros. En este caso, hemos forzado la máquina. El último disco que hicimos, Around The Sun, creo que era un gran grupo de canciones, pero la banda perdió el Norte en el estudio de grabación. Y el período de tiempo transcurrido entre la grabación de las canciones y las mezclas llevó demasiado tiempo. Por lo tanto, ahora hemos decidido poner el turbo y hemos hecho una grabación más rápida de lo que probablemente lo hemos hecho en 20 años.


¿Cómo resolvisteis los problemas de comunicación?

– Fue después de la gira de Around The Sun. Los tres nos dijimos que aquello no había sido divertido. Ninguno de nosotros estaba muy contento con el disco y no podíamos echar la culpa de esto a nadie, salvo a nosotros mismos. Así que tuvimos que recoger los pedacitos y empezar de nuevo, y eso es lo que hemos hecho.


Una vez hecho eso, ¿qué sucedió después?

– Los chicos escriben un montón de canciones, las pasan a cinta y me las dejan a mí para que ponga melodías y palabras. La gran diferencia esta vez es que llegué el primer día de grabación con canciones escritas por completo, algo que rara vez sucede. Siempre tardo mucho más tiempo en hacer mi trabajo de lo que tardan Peter y Mike.


¿Qué hubo detrás de la decisión de contar con Jacknife Lee como productor?

– Yo había tenido varias conversaciones con The Edge, de U2, como ocurre habitualmente, y él pensó que Jacknife sería una gran ayuda para REM. Yo estaba muy impresionado por lo que había hecho. Es inspirador y muy estimulante, por lo que instantáneamente me gustó. Teníamos una idea de qué tipo de grabación queríamos hacer antes incluso de reunirnos con él, así que la decisión fue un poco alimentada por esa seguridad: “Esto es lo que queremos hacer, vamos a encontrar un productor que nos ayude a conseguirlo”. El único cambio a lo largo del proceso es que no pensaba hacer gira con este disco, por bueno que fuera. Pero cuando lo habíamos terminado, pensé que era realmente bueno y cambié mi opinión. Me senté con los chicos y les dije: “Qué narices. Voy a hacerlo. Salgamos de gira. Vayamos a la carretera con este disco”.


¿Sientes que los problemas de comunicación se han acabado ahora?

– No quiero ser un jodido aburrido, pero una gran parte de lo que hacemos consiste en ser capaces de comunicarse a algún nivel. Hay historias en la música de asociaciones musicales que se mantienen unidos por los abogados. Estábamos lejos de eso, pero yo sabía que no podíamos acabar así. Ninguno de nosotros quiere eso. Y no es que nos odiásemos, pero todos nos habíamos encerrado en nuestros propios mundos, siguiendo nuestras propias direcciones, pasando por alto la posibilidad de hacer  algo mucho mejor en común. No estoy diciendo que lo hayamos logrado, pero estoy emocionado con este disco.


Para una banda como REM una gira que no funcione debe ser algo especialmente molesto…

– Cuando viajas por todo el mundo durante año y medio, puede llegar a ser un poco cansado. Pero ése no es el tipo de gira del que estamos hablando en este momento. Con las giras, nunca las quieres hacer hasta que las estás haciendo, y luego nunca quieres parar. Desde la distancia, parece imposible y agotador, pero cuando estás en medio de la acción, es realmente divertido.


En términos de sonido, Accelerate parece ser un pariente cercano de discos como Life's Rich Pageant y Document. ¿Fuiste consciente de eso?

– No, para nada. Soy muy malo mirando hacia atrás, ya lo he dicho un montón de veces antes. Incluso temáticamente no tenía ni idea de la dirección que iba a tomar el disco. Trato de no pensar, o no pensar demasiado en lo que estoy escribiendo; dejo que venga a mí e intento hacerlo de forma inconsciente. No supe hasta la mitad de la grabación de la dirección que estaba tomando  el disco, de las diferentes emociones que estábamos alcanzando y de los diferentes escenarios en los que jugábamos.

 
Mansized Wreath” es una gran canción. Parece que metes propaganda política en ella. ¿Era la intención?

– Mucho, sí. El germen de la idea para la inspiración de la canción vino del día de Martin Luther King, que es festivo en los Estados Unidos. Es básicamente una foto hecha en Atlanta de nuestra actual administración, donde los manifestantes fueron retenidos en la bahía utilizando autobuses con francotiradores en la parte superior. Una línea de autobuses contra el pueblo: es una imagen que representa una bofetada en la cara a los derechos civiles.


Está claro que esperas grandes cosas del fin de la administración Bush. ¿Tiene que ver con la energía de Accelerate?

– Sinceramente, no lo pensé de esa manera. Estaremos encantados de ver una nueva administración, seguro, pero me temo que el efecto del daño que ha hecho en los últimos siete años estará con nosotros para siempre en nuestras vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *