REAMONN

Reamonn, la rebelión interna

 

Puede que Reamonn sean aún unos desconocidos, pero con su álbum de debut, Tuesday, del 2000, consiguieron que incluso Mariah Carey llevara alguna vez una camiseta de “Supergirl”, su gran éxito, porque le encantaba la música de Reamonn. 

Ya, lo de Mariah Carey no quiere decir nada, pero Beautiful Sky, su tercer disco, se convierte en una inspirada reválida firmada por la misma banda que existe desde 1999 con la misma formación: Reamonn Garvey (voces, guitarra), Uwe Bossert (guitarra), Mike Gommeringer “Gomezz” (batería), Philipp Rauenbusch (bajo) y Sebastian Padotzke (teclados / saxofón).  

Antes de conocerse, todos trabajaban todos como músicos profesionales. Cuando Reamonn Garvey llegó a Alemania, con 25 años, y sin otra cosa en su bolsillo que un título en Marketing y 50 marcos alemanes, empezó a trabajar como roadie y como vendedor en festivales. Como músico tocaba en pubs, en solitario; estuvo de gira por todas partes, y finalmente se estableció en el Sur de Alemania, cerca de Ravensburg. Puso un anuncio en un periódico: “Músico irlandés busca grupo”. “El grupo es una cadena,” afirma Garvey. “Así es como se formó: cada uno traía a otro más. Gomezz trajo a Sebi, Sebi trajo a Uwe, Uwe trajo a Phil.” 

No hay más que escuchar los últimos acordes de “Allright”, la balada que abre el disco, para que todo se vuelva familiar. “Nos pasa todo el tiempo”, cuenta sonriendo Rea. “La gente viene a nosotros y nos dice que conocen la canción, pero no la pueden conocer porque es nueva.” ¿Por qué pasará? “¿Quizás la gente reconoce algo familiar en nuestras canciones, quizá la música les recuerda a ellos mismos? No lo sé, pero me gusta.”  

“Allright” es una de esas canciones. Al igual que el resto de temas, el grupo la compuso en Kerry, en Irlanda. El álbum está producido por Andreas Herbig (Bootsy Collins, A-Ha, Wolfsheim, Patrice, Deichkind*), “porque él es el mejor. Le encanta la música y a nosotros nos gusta mucho su trabajo. Grabamos el álbum en Motril y lo mezclamos en Hamburgo.”

 

Reamonn son compositores. Como Radiohead, tienden a escribir más canciones de las que en realidad necesitan y, al final, tienen que enfrentarse al problema de elegir. Para su debut compusieron cincuenta canciones, incluyendo los éxitos “Josephine” y “Supergirl”. Para este, su tercer álbum, Beautiful Sky, han compuesto ochenta. 

Ahora el grupo se enfrenta a una gira de, más o menos, 26 conciertos en un mes y medio, sólo en pequeñas salas, pubs irlandeses con un aforo de no más de cien personas. ¿Por qué en pubs? “Porque ahí es donde todo se despliega y se revela”, dice riendo Rea y explica por qué quieren presentar Beautiful Sky de esta forma y no de otra. “La filosofía de Reamonn es el directo, lo más cercano al público, inmediato, orgánico. Me gusta contar historias entre canciones. Nos encanta el ambiente de los pubs. Además no queremos escondernos tras un enorme equipo de voces y sonido. Tocar en acústico en un ambiente así es una buena prueba, no sólo para el grupo, sino también para la música, para las canciones. Tocar así, es como revelar lo que hay en nosotros, desnudar al grupo.” 

Puede que Reamonn sean populares, pero no son pop. Ya cante o hable, Rea siempre cuenta historias. En Irlanda ésta es, por supuesto, la forma tradicional de plantear la música, en la que los músicos entretienen a su público, en el más auténtico sentido de la palabra. Se necesita intimidad, un cierto ambiente que sólo pueden compartir unos pocos. Y, también, un ambiente en el que no importe si hay pausas entre las canciones, si alguien tose, o se va a buscar algo de beber. 

Tomemos, por ejemplo, “Star”, una canción de amor bastante inusual, que trata sobre crecer con el conflicto entre un padre y su hija, y que acaba con un simple y hermoso mensaje: “Si amas a alguien, tienes que dejarle libre”. Pero no todas las canciones de Beautiful Sky tratan sobre relaciones íntimas. “El álbum se centra en cuestiones que afectan a nuestra sociedad, trata sobre los miedos que la gente comparte, y también muestra forma para superar la dosis diaria de paranoia y frustración, con la que mucha gente en el mundo se encuentra hoy en día. Mucha gente sufre una falta de esperanza en el futuro, echan en falta cierta seguridad en sus emociones, echan de menos perspectivas a largo plazo.”  

“En Alemania,” continúa Rea, “y en todos los sitios, mucha gente ya está experimentando cambios críticos, y no sólo hablo de la recesión y el desempleo, me refiero a un cambio cultural. ¿Cómo esperas reconfortar a la gente si les das una cultura que se basa en los placeres inmediatos? Por supuesto, lo que ocurre entonces es que la gente pierde la capacidad de disfrutar de los momentos de silencio, de las pequeñas cosas que te hacen feliz, de los breves momentos del día a día, que están hechos para desarrollarse poco a poco.”  

Es cierto, pero suena demasiado bonito. “¿Qué hay de malo en la belleza?,” se pregunta Rea. “Mira, si alguien hoy en día dice que la vida es maravillosa, la gente simplemente se reirá de él. Pero, ¿por qué?” Puede que se deba a que no se supone que digamos eso. Quizá porque hay demasiadas razones para que sintamos lo contrario. “Sí, eso lo entiendo también, pero no mejora las cosas. La única cosa que ayuda es la esperanza.”  

Quizá ésa sea la razón por la que la melodiosa y potente balada “Strong” sea una de las favoritas de Rea. “Fue la primera canción que escribimos y, cuando la oí, supe que el álbum había empezado. La canción está pensada para incitar a la rebelión. Una rebelión interna contra los estereotipos, contra los prejuicios que distorsionan nuestra forma de percibir las cosas y obstaculiza la libertad de pensamiento.” 

Todas las demás canciones llevan este espíritu a otros aspectos de la vida. Beautiful Sky va sobre mantener la curiosidad, ser lo suficientemente valiente para hacerse preguntas, tener el coraje de formar y emitir una opinión, la energía y el deseo de implicarse, de hacer algo. “Y mira, yo no quiero ninguna revolución. Sólo quiero decir: “Éste es tú mundo, intentemos hacer algo, para que no se vaya todo al garete. Todo irá bien, pero sólo si actuamos.” No hay peligro de decir las cosas en alto, sólo hay peligro de quedarse callado.”

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *