RAPAHAEL SAADIQ 2009

Raphael Saadiq, recuperando el soul clásico

 

Raphael Saadiq es lo que la gente suele llamar un representante de la ‘vieja escuela’, un artista contemporáneo que sigue una respetada tradición que nació en los 60 y los 70. Desde sus primeros años como miembro del innovador grupo de los 80 Tony! Toni! Toné! hasta su trabajo como premiado productor de artistas como Joss Stone, The Roots, Snoop Dog o John Legend, entre otros, pasando por sus álbumes en solitario, el polifacético Raphael Saadiq ha seguido manteniendo la fe en su estilo.

 

“Todos los discos en los que he trabajado partían de estas influencias: The Temptations, Al Green, The Four Tops…”, cuenta Saadiq desde el estudio de Los Ángeles donde ha grabado The Way I See It. “Este disco es la culminación de toda una vida de experiencias marcada por la música con la que crecí”.


Cuando uno escucha The Way I See It percibe inmediatamente que es un disco que podía haberse grabado hace 30 años. Tiene la coherencia musical que tenían entonces los discos de soul. Se trata del tercer disco en solitario de Raphael Saadiq, pero no es sólo de una mirada atrás, sino de un álbum con el tipo de sonido que las grandes estrellas del soul grababan hace décadas en Detroit, Chicago, Memphis, Miami o Nueva York. Mientras otros artistas tratan de emular el sonido y el sabor de la música soul de los 70, Raphael Saadiq aporta una emoción auténtica, un sentimiento genuino, y una serie de valores de producción que dan en el clavo.


The Way I See It tiene esa suave corriente musical que asociamos con los grandes discos de los productores pioneros de Motown, Invictus o Brunswick. Desde el rítmico tema que abre el disco, “Sure Hope You Mean It”, al reflexivo “Sometimos” que lo cierra, Raphael nos ofrece una poderosa oda a toda una época que pasó, pero hecha en nuestros días.

 

Cuando habla de estas canciones, explica: “El primer tema muestra mi profunda conexión con The Temptations. La voz tiene un toque de David Ruffin; quise imaginarme cómo serían las cosas cuando Eddie Kendricks, Paul Williams y la gente de The Temptations aparecieron en público por primera vez. Pienso en los temas como canciones con un aire antiguo de la Motown pero con un sonido de guitarra típico de Stax, la otra gran discográfica… Es como una mezcla de los dos sonidos”.


Los fieles seguidores del grupo Tony! Toni! Toné! disfrutarán especialmente con “
100 Yard Dash”, que Saadiq describe como “un tema de ésos que se ponían en las máquinas de discos, al estilo Booker T. Me inspiré en mis primeros discos en los que cantaba con voz de tenor alto”. A los seguidores británicos del r&b les encantará “Keep Marching” con su ritmo machacón. Tal como dice Saadiq, “es el tipo de tema que vuelve loca a la gente en los conciertos en directo, una pieza para interpretarla en vivo”.

 

Y hablando del entusiasmo que tienen los británicos por el r&b de la vieja escuela, uno de los artistas invitados en el disco es Joss Stone con la que Saadiq trabajó en un disco de gran éxito en el 2007, Introducing Joss Stone. Joss interviene en el tema inspirado en Smokey Robinson “Just One Kiss”, que también nos trae a la memoria a los The Temptations y su tema “Just My Imagination”. Raphael afirma: “Me recuerda al soul de los primeros 70 y no era difícil pensar en Joss para cantarlo, porque ella aprecia mucho los grandes temas clásicos”.

 

Ese mismo amor por la música genuina es lo que ha creado un público sólido y fiel para los temas de soul tradicional dentro de toda una generación de latinos que asisten a los conciertos y compran este tipo de discos. “Callin’” con su letra en español y su pronunciado estilo doo-wop es, como dice Raphael, “un salto a la música de los años 50. La gente habla mucho de la división entre latinos y negros, pero todos hemos crecido amando la misma música. Esta canción nos recuerda lo que tenemos en común cuando nos juntamos”.

 

Hay una canción que nos conecta con los discos de sellos como Hot Wax o Invictus, compuestos por Holland-Dozier-Holland. Es “Staying In Love”, una brillante joya para las pistas de baile. “Me recuerda a los discos de los Jackson Five, con ese bajo de James Jamerson, esa energía de los temas de la Motown que a la gente le encanta. La letra la escribí pensando en mi ex. Hay una parte inventada ¡y otra auténtica!”. Raphael no nos cuenta de dónde viene la letra de la pegadiza “Let’s Talk A Walk! (“Esto está lleno / No te conozco/ Pero quiero sexo/ Sexo contigo”) y lo único que dice para explicar estas palabras es: “¡Pero si está clarísimo!”

 

 


Y estaba clarísimo que Raphael Saadiq grabaría un álbum que gustaría tanto a los amantes de la música al viejo estilo como para los compradores de hoy: su formación como músico, cantante y compositor está sustentada en su amor por el r&b y su compromiso para crear su propio estilo de música soul. Nació y vivió en Oakland, California, y aprendió a tocar la guitarra, la batería y el bajo con seis años. Cantaba con un grupo profesional de música gospel cuando tenía nueve años y en su formación musical se mezcló la música clásica, los espirituales de los 40, los himnos religiosos, el jazz y, por supuesto, el r&b. Poco después del Instituto, Saadiq tuvo la oportunidad de trabajar con Prince y Sheila E. en la gira mundial de Parade en 1984.


Como vocalista y bajista del grupo Tony! Toni! Toné!, que surgió a finales de los 80, Raphael vivió por primera vez lo que significa un gran éxito, con su single “Little Walter” en 1988, con el ya clásico tema “It Never Rains (In Southern California)” y con el estilo club-dance de “Feels Good”, con los que el grupo vendió más de seis millones de ejemplares.

 

Después de dejar el grupo, Raphael grabó dos singles para películas de gran éxito (“Ask Of You” en Semillas de rencor, y “Me & You” en Los chicos del barrio, dos filmes de 1995). En 2000 creó el súper grupo Lucy Pearl (con Dawn Robinson de En Vogue y Ali Shaheed Muhammad de A Tribe Called Quest). Después trabajó en la producción de artistas como Macy Gray, y TLC y The Roots. También compusto el tema “Untitled” del disco de D'Angelo Voodoo y en 2002 lanzó su esperadísimo primer disco en solitario. Instant Vintage, un disco cargado de soul, hizo historia cuando Raphael se convirtió en el primer artista en conseguir cinco nominaciones a los Grammy sin tener ningún contrato firmado para una gran discográfica.

 

En 2003, Raphael publicó el disco en directo All Hits At The House Of Blues, al que siguió en 2004 Ray Ray. Raphael estaba en racha como productor, compositor y músico, con una serie de colaboraciones impresionante: Whitney Houston, Mary J. Blige, Anthony Hamilton, Devin the Dude, Kelis, Q-Tip, Lil' Skeeter, Ludacris, The Bee Gees, Nappy Roots, T-Boz de TLC, Young Bellz, Earth, Wind & Fire… En 2006 fue el principal productor y uno de los compositores del proyecto Introducing Joss Stone.


Y ahora aparece The Way I See It, una potente colección de nuevo material que muestra el profundo amor de Raphael Saadiq por el rhythm and blues. “Cuando estaba grabando, veía videos de Gladys Knight & The Pips, Al Green, The Four Tops… y traté de reunir todo aquello”, cuenta para explicar este trabajo, que representa la diversidad de ritmos funky y baladas que es el principal atractivo de Saadiq.


El gran tema “Oh Girl” (no el clásico de Chi-Lites, sino una composición original de Saadiq) nos conecta con imágenes de los grandes grupos de soul de Filadelfia como The Delfonics y The Stylistics: “Me encantan las baladas de aquellos grupos. “Oh Girl” es el tipo de tema lento que Quentin Tarantino suele usar en sus películas”. Otro director, Spike Lee, inspiró el veloz ritmo del tema “Big Easy”, con su destacado estilo de Nueva Orleáns: “Vi la película de Spike sobre el huracán Katrina y me pareció tremendo que la gente estuviera dentro del agua durante tres días”.


Raphael sonríe cuando habla de otro tema hipnótico, “Love That Girl”. “Es el tipo de canción que pone a la gente en marcha y su ritmo arrastrado me recuerda a las mujeres que veía en la iglesia tocando la batería”. Con su estilo Motown y ese ritmo marcado por una pandereta, “Never Give You Up” es lo que Raphael llama “mi canción de las tres generaciones, porque aparecen C.J., un chico de Baltimore con el que estoy trabajando, y Stevie Wonder”.

 

“Cuando grabamos el tema por primera vez, de pronto pensé: Voy a invitar a Mr. Stevie Wonder para trabajar en mi disco igual que hizo Stevie con Dizzy Gillespie en uno de sus discos. Acabé llamándole ¡y apareció en el estudio una hora después! Sigo sin acostumbrarme a que Stevie Wonder sea mi amigo”. The Way I See It termina con un tema con influencia de Sam Cooke, “Sometimes”, que, según Raphael, es “la historia de mi madre y de mi abuela, que han sido mi gran inspiración en todo este viaje. Me encanta terminar el disco de esta manera”.


Raphael Saadiq, cuyas últimas colaboraciones de estudio incluyen trabajos con Keisha Cole, Snoop Dogg, The Grouch y Dave Young, dice que su último álbum ha sido “más difícil de hacer que Instant Vintage. Cuando empecé a trabajar, me contagié de la personalidad de los cantantes de la vieja escuela que estaba escuchando. He trabajado mucho y creo que he logrado algo realmente grande”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *