RADIO 3 La desaparición 1993

La desaparición de Radio 3

 

Otra vez se repite la historia. Es el tercer intento, aunque parece ser que el definitivo. No podemos permanecer tranquilamente sentados ante lo que se nos viene encima. Quieren desmantelar definitivamente Radio 3, nuestra Radio 3, la única emisora estatal verdaderamente joven. Como suplemento juvenil también tenemos bastante que decir. Cuando el segundo de los intentos ya denunciamos desde aquí la maniobra y a sus auténticos responsables.

Todo comenzó bajo la dirección de Luis Solana al frente de RTVE, cuando se suprimieron todos los programas libres, que resultaban incómodos para el poder, empezando por los informativos propios y todos los programas culturales del tipo Perfil del ruedo, La barraca o Caravana de hormigas. Luego vino la reconversión en radio-fórmula musical, eliminando la mayoría de los musicales especializados para dejar a la programación de Radio 3 sin nada que la diferenciara de las grandes cadenas comerciales. El penúltimo paso se daba este año, al introducir en el hueco más apetitoso de la emisora -de ocho y media a once de la noche- los programas de la UNED.

No es nada comparado con lo que se nos viene encima. Diego Carcedo, al frente de Radio Nacional, pretende eliminar doce horas de programación musical -toda la franja horaria diurna- para introducir programas de salud, consumo, tercera edad… Ya no vale el modelo de la BBC o de la antigua Radio Cadena. Con ello quedan totalmente suprimidos los programas musicales especializados en las emisoras públicas y una buena parte de los oyentes quedamos definitivamente huérfanos.

Por si fuera poco, intentar desorientar a todo el mundo centrándolo en un conflicto con las pequeñas discográficas. Ni los índices de audiencia -400.000 oyentes según el último Estudio General de Medios-, la excusa habitual de estas lúcidas mentes, volverán a darles la razón. Contra este lamentable montaje sólo queda desenmascarar a los responsables y presionar para salvar lo poco que nos queda.

Por supuesto que la programación actual de Radio 3 es mejorable y que ni siquiera tiene el honor de poder competir con su glorioso pasado. Además, aunque la radio-fórmula no tiene por que ser una idea equivocada, habría que empezar a pensar en la especialización total de la emisora, el auténtico futuro de la radio.

¿Cómo se puede cargar de un plumazo una emisora que ha tenido esta orientación durante unos quince años? Los gestores de una emisora no tienen que entender de música -para eso ya están los programadores- aunque sí deberían, desde una emisora pública, luchar por diferenciarse de las restantes cadenas. También deberían entender que los jóvenes también tienen sus derechos y que no todos quieren quedar adocenados por la radio-fórmula convencional.

Intentaron transformar Radio 2 y las voces que se alzaron contra ellos consiguieron evitarlo. Como no pudieron con la emisora ‘clásica’ de Radio Nacional, ahora se vuelven contra Radio 3, pensando que los jóvenes no moverán un dedo. Que lo intenten.

(Quien quiera hacer constar su protesta debe dirigirse a: Diego Carcedo, Radio Nacional, Prado del Rey, Madrid 28223; o, si no, al teléfono de reclamaciones: 91-3462030).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *