QUIERO TENER UNA FERRETERÍA EN ANDALUCÍA

Quiero tener una ferretería en Andalucía

 

 

 

 (Foto:  Juan Jesús García)

 

Todo empezó en una casa ocupada de Londres a mediados de los 70. Allí dos hermanas españolas, Paloma (Palmolive, de The Slits) y Esperanza Romero introdujeron a quien entonces se hacía llamar Woody en la cultura andaluza. Casi cuarenta años después esta película repasa las andanzas del guitarrista y vocalista de The Clash, Joe Strummer (aquel Woody), en Andalucía, película que se incluye dentro del Festival In-Edit que estos días se celebra en Barcelona y que se puede ver en toda España durante tres semanas en filmin.es.

 

 

Resulta curioso saber que un disco de Paco Ibáñez que aquellas hermanas pinchaban incansablemente en la casa de Londres iba a ser la razón de la conversión de Strummer a la ‘causa andaluza’. Justo cuando The Clash se convertían en referente y él en un personaje conocido, Strummer miró al Sur de España como lugar donde escaparse, rebajar la casi obligada rabia del punk y pasar bastante desapercibido.

 

 

 

 (Foto:  Juan Jesús García)

 

Poco a poco sus visitas aumentaron, se hizo con una camarilla, encontró sus lugares favoritos (Granada, Cabo de Gata), sus bares (el de Jo) y empezó a chapurrear el castellano, aunque no conseguía que se le entendiera (para muestra, “Spanish Bombs” de London Calling). Pero todos los que lo trataron apreciaban su humanidad y su amistad, o al menos es lo que recuerdan después de estos años.

 

Esa es la principal baza de un film al que se le intuyen escasos medios por cuanto se centra casi exclusivamente en las declaraciones de quienes le conocieron en aquel periplo. Esto no es una película de Julian Temple, que para eso ya existe una, así que no extraña la falta de material de archivo o de canciones de The Clash (suenan solo interpretadas en versiones de esos amigos y la familia). A cambio podemos conocer algo mejor a al músico construido con ron pálido (‘tóxico’ le puso de nombre), espagueti western y mucha camaradería local.

 

 

 

 

 

Lo mejor, las anécdotas que descubrimos: una estrella del rock que conducía sin carnet, que llevaba siempre una casete de Manolo Escobar por si había problemas con la policía, que quiso comprar picos y palas para desenterrar a Lorca, que perdió su coche en un parking de Madrid la noche que su mujer dio a luz, que estaba enamorado del flamenco de un pequeño pueblo como Fernán Pérez… Gamberro, humano, noctámbulo, este es un Joe Strummer casi inédito, que un buen día aseguró que le apetecía tener una ferretería en Andalucía y que hasta compuso una canción con esa idea. Ahora, al menos, tiene un documental con ese nombre.

  

{youtube}2bb2UmMjqek{/youtube}

3 comentarios

  • juan jesus gracia ramos

    el autor de las dos primeras fotos del reportaje es Juan Jesús garcía, osea yo. Estaría bien que las acreditase compañero Valiño

    • Xavier Valiño

      Juan:

      No lo sabía, perdona. Creo que cuando In-edit nos las pasó no venía el nombre, aunque tampoco lo puedo asegurar porque fue hace tiempo. De todas formas, ahora mismo te acredito, como debe ser, claro.

      Un saludo.

  • Xavier Valiño

    Ya está

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *