PROJECTO MOURENTE 2008

Projecto Mourente, a la felicidad por la electrónica

 

Empezó como un pasatiempo de Carlos Valcárcel, su factótum, en su habitación. Projecto Mourente editó un primer álbum, Baixo os eucaliptos, como quien no quiere la cosa, sin armar ruido, y poco a poco se fue haciendo un hueco en la escena gallega con su techno-pop bailable. Después se atrevió a dar conciertos. Hoy, con la misma filosofía que antes, pero con mayor repercusión, tiene ya un segundo disco, Kara.o.ke, comparte protagonismo con Yolanda Valcárcel, cuenta con varios invitados y se prepara ya para el directo.

 

¿Cómo fue con tu primer disco?

– Pues fue una sorpresa realmente agradable. Ni siquiera se trataba de un disco físico, sino de una recopilación de canciones que yo hacía en casa. Teniendo en cuenta la calidad del material, la acogida fue muy buena, tanto por el público como por los medios.

 

¿Te esperabas algo así?

– No, en absoluto. Pensé que pasaría desapercibido y que sólo mis amigos se bajarían algún tema.

 

¿Cómo te planteaste el segundo álbum?

– Pues como un reto. Ni yo ni Yolanda, que se metió en esta historia durante los conciertos de 2007, somos músicos. Decidimos mantener los principios de Baixo os eucaliptos: música para bailar, hecha en casa y editada en licencia libre. Yo me encargué del trabajo de peso, aunque el concepto del disco y especialmente los temas que al final se metieron los decidimos entre los dos. Kara.o.ke ya no es una recopilación de temas, ya está pensado como álbum y se buscaba una cierta coherencia de conjunto.

 

Desde tu punto de vista, ¿dónde estaría la evolución respecto al primer disco?

– No creo que el público la note mucho en general, pero desde el punto de vista técnico los temas suenan mejor. En buena medida es así porque compramos ordenadores nuevos, con mejores tarjetas de sonido, y, además, porque los temas están masterizados por Noel Feáns, de Fanny & Alexander. Nos lo pensamos todo un poco más y eso creo que se refleja en el resultado.

 

¿Querías decir algo especial con el título Kara.o.Ke?

– En realidad, se trata de un juego de palabras. Al principio se iba a titular sólo Karaoke, sin puntos. Era el título de una de las canciones que habíamos preseleccionado. Con ese título, queríamos reírnos un poco de nosotros mismos, de lo que podíamos ofrecer como artistas: hacer karaoke, cantar sobre nuestras bases programadas. Lo de los puntos vino después. Fue idea de Gustavo Harvey, un buen amigo. A mí me pareció bien porque le daba al título un juego de palabras que expresaba también una pregunta, ‘cara ao que?’. Es como una pregunta que nos hacemos sobre hacia dónde nos está llevando toda esta historia de Projecto Mourente.

 

¿Qué canción es la que más te gusta del disco y cuál es la que la gente te está indicando que gusta más?

– Aún no tengo canciones preferidas, pero las que tienen colaboraciones me traen muy buenos recuerdos de cuando las hicimos. A Yolanda le van sobre todo “Vamos queimar París” y “Por adiante e por atrás”. En general, la gente señala a “Chuliboy”, “Cobro em B” o “Nom tés cargo” como sus favoritas. Pero, también hay quien se queda con las menos movidas como “Eu só”.

 

En este caso hay gente colaborando contigo en el álbum. ¿Se ofrecieron, los buscaste tú en función de lo que necesitabas o cómo fue?

– Para los remixes, en el caso de Cable y Colectivo Oruga, fui yo el que me puse en contacto con ellos. La comunicación fue muy fluida desde el principio y el resultado me gustó mucho. Con Martin Wu y Noel Feáns no tuve que hacer una petición formal; para mí, y creo que para ellos también, lo natural era que estuviesen de alguna forma en Kara.o.ke. Tanto Fanny & Alexander como The Homens nos llevaron un poco de la mano todos estos meses y aprendimos mucho de ellos. Fue una pena que al final no pudiese estar también Roi con Martin Wu. Espero que colabore en alguna soca que hagamos en el futuro, si seguimos con esto, claro.

 

¿Te siguen motivando las mismas cosas a la hora de componer las canciones?

– Creo que sí. Continúo basándome en lo que veo a mi alrededor.

 

¿Con qué tipo de repercusión te sentirías satisfecho?

– Ya me siento más que satisfecho con la repercusión que está teniendo Kara.o.ke a tan sólo un mes de lanzarse a la red, y unas pocas semanas después de salir al mercado el CD. Todo esto me sigue sorprendiendo mucho.

 

Con el álbum anterior, después de pedírtelo, acabaste dando conciertos. ¿Contento con la experiencia?

– Dar conciertos no era un objetivo inicial de Projecto Mourente, sí lo de abrirse a que entrasen más personas y a colaborar con músicos para aprender. Lo de los conciertos fue una pequeña trampa de The Homens y siempre se lo agradeceré. Al principio nos aterraba, pero la verdad es que la experiencia después fue muy positiva, tanto que repetimos dos veces más. Estar en un escenario acompañados por The Homens fue un verdadero lujo.

 

En esta ocasión ya te lo planteas desde el principio. ¿Cómo te enfrentas a ello?

– Quizá lo afrontemos de una forma un tanto ingenua, pero con mucha ilusión. Para los directos acaba de entrar en Projecto Mourente Alex Sueiras, que se encargará de acompañar las bases tocando la guitarra. No nos planteamos volver a abusar de The Homens. Con su nuevo disco, este verano tienen su agenda a tope. Por otro lado, una vez que habíamos roto el hielo del directo, nos parece interesante seguir probando. Veremos cómo sale al final, pero por lo menos en los ensayos nos lo estamos pasando muy bien y ése sí que es el objetivo principal de toda esta historia.

 

Se ve claramente tu gusto por la música electrónica de baile con melodías pop o techno-pop. ¿Otras cosas que te gusten?

– Sí, ésa es, por decirlo así, mi cultura musical de base. Últimamente estoy escuchando bastante dance rock y new rave. La bossa nova y el swing también los suelo poner en el reproductor mp3. Algo de folk gallego también, pero tirando a la fusión.

 

Haces una versión de The Homens. ¿Alguna otra? ¿Otras versiones de grupos que hayas intentado y no hayan salido?

– La versión de The Homens no iba a ir en el disco. Surgió como una broma en casa, durante las grabaciones de Kara.o.ke. Decidí grabarla y dársela a The Homens como regalo. Ellos la publicaron en su blog y me preguntaron si iba a ir en el disco. Al verlos partidarios, y también a Noel Feáns, en A Regueifa, pues acabó siendo el tema 12. No es la primera versión que hacemos: ya grabamos la de “Corpiño xeitoso” de Andrés do Barro. Y me temo que no será la última. Quizá para los conciertos hagamos alguna versión sorpresa.

 

¿Qué bandas gallegas destacarías?

– A The Homens, por supuesto. No sólo por su música, por su pop, sino por todo lo que representan a nivel de honestidad y profesionalidad musical. Quizá no sea muy objetivo, pero para mí son lo máximo en Galicia. También destacaría a Fanny & Alexander, porque también hacen pop y además trabajan para A Regueifa de una manera similar a la nuestra. Fanny & Alexander y The Homens comparten con nosotros principios tan de base como la edición en Creative Commons y la distribución gratuita en la red. También me hacen bailar mucho Loretta Martin. Malandrómeda me parecen geniales. También Wöyza y en general lo que hacen los de Licor Kafé, de Vigo. También está un grupo de Ferrol, Window Pane, que me parecen increíbles.

 

Tu disco tiene edición comercial convencional, pero también se descarga gratis en Internet. ¿Pueden convivir perfectamente ambos?

– Yo creo que sí. Las iniciativas de grandes grupos como Radiohead o Nine Inch Nails lo demuestran. Las ventas del disco de The Homens tampoco van mal, a pesar de que casi todos los temas se pueden descargar gratuitamente. En el caso de Projecto Mourente, que es más bien un pasatiempo de aficionados, el riesgo que se asume comercialmente es mucho menor, así que la convivencia de las dos posibilidades de edición no está creando problemas, más bien al contrario.

 

¿Qué tal tu blog? ¿Hay retroalimentación con tus seguidores?

– Abrir el fotolog y después el blog fue una buena idea. Funcionan mejor que el myspace en cuestión de visitas. Intento mantener a la gente que está interesada de las actualidades del proyecto. Siempre aprovecho para poner vídeos de la música que escucho y para comentarlos con los visitantes. Pero está claro que el blog ofrece muchas más posibilidades de relacionarse con la gente que sigue el proyecto. Habrá que explorarlas… cuando tenga más tiempo.

 

Por último, ¿cuál ha sido la mejor anécdota en estos años en la música?

– Um hay varias, pero quizá la mejor fue cuando Gayoso me presentó a Massiel y a Alaska en Luar. Fue todo un cuadro del que supongo que las dos ya no se acordarán. Además, esa noche conocí a Alberto y María de Franc3s, coincidimos en la misma mesa y mantenemos el contacto desde entonces. Otra buena anécdota, aunque lo pasé fatal, es la de cuando me quedé encerrado en la furgoneta de The Homens justo cuando tenía que salir a cantar una canción con ellos en un concierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *