POLAR

Polar, entre el silencio y la furia

Polar acaban de editar su segundo disco, A Letter For The Stars, cuatro años después del primero, y estos días lo presentan en Galicia. Jesús Sáez, batería del grupo, nos lo presenta en nombre del grupo.

– ¿Qué pasó con vuestro anterior sello Tranquilo Niebla?

        – Se puede decir que, al menos de momento, ha desaparecido como discográfica. De todas maneras no era más (ni menos) que un vehículo para que una serie de grupos valencianos dieran a conocer sus discos autoeditados. La mala gestión en determinados momentos dio al traste con el proyecto, pero se hizo un trabajo muy importante que hoy tiene reflejo al ver ahí todavía a gente como Polar mismo o La Muñeca de Sal. Siempre nos ha gustado decir que Tranquilo Niebla era una especie de cooperativa. 

– ¿Os ha rescatado Jabalina del posible desánimo?

– Sin duda alguna. Hemos sido un grupo siempre lleno de ilusión y con mucha, mucha paciencia, pero nos estaba costando muchísimo conseguir el dinero suficiente para conseguir editar algo. Eso daba lugar a ciertos momentos de desidia. Sentíamos que necesitábamos dar salida a esas canciones que habíamos estado trabajando y gestando durante tanto tiempo, para confirmar una etapa y seguir adelante. Jabalina no sólo nos ha dado la posibilidad de llevar a cabo esto, sino que además nos ha puesto al alcance una serie de medios y posibilidades que para nosotros antes eran impensables. 

– ¿Sabéis lo que es la morriña –o saudade- gallega? ¿Se podría aplicar a vuestros textos?

        – Esta pregunta me descoloca un poco, no sé que responder. Esas experiencias, las que cuentan las letras, son algo más personal, interior, que surgen de dentro y que me cuesta extrapolar. Ciertamente, por muchas de ellas discurre un sentimiento melancólico, triste que pueden tener algo de universal, pero por otra parte considero que tiene eso que las hace únicas, el hecho de ser algo que ha nacido de dentro de una única persona, y que, por lo tanto, lo hace a su vez diferente de todo lo demás. 

– ¿Cómo se llega a relacionar a Buñuel con James Dean?

– La relación es ciertamente complicada y difícil de explicar. “Un chien andalou” se desmarca, al menos en las letras, del resto del disco. Se aleja de ese sentimiento nostálgico del que hablábamos antes y se acerca más a uno surrealista por completo, lleno de ironía y muy ácido por momentos (ése puede ser el factor Buñuel). James Dean es una buena herramienta para ello, teniendo en cuenta el icono que es y lo que representa. Creo que el surrealismo no se debe (ni se puede) explicar, por ello mismo pienso que es mejor que cada uno evalúe sus sensaciones y su manera de entender la letra de esa canción. 

– ¿Es “Snow Song” el momento de respiro del disco?

– Ésta y “Un chien andalou” son las canciones más fáciles de escuchar del disco y puede decirse que sería el “single”. Es una canción con una melodía muy bonita, que engancha con facilidad y que emociona. Al menos a nosotros sí. 

– Habéis impregnado el disco de otros instrumentos –violín, viola, piano, trompeta, trombón-. ¿Cómo se llegó a esos arreglos?

– Son instrumentos con los que ya habíamos trabajado anteriormente. Con Javi, el violinista, llevamos un tiempo probando cosas, y creemos que en muchos momentos potencia considerablemente el factor lírico de las canciones. Con Juan Tormo, de los Magnéticos, ya habíamos trabajado hace varios años en el split-single para Ovni, en la canción “Razzle Dazzle”, y pensamos que daría un contrapunto melódico interesante a una canción como “Nobody Knows Rain Comes From Her Eyes”. Lo del piano es otro tema. A Jesús (De Santos, cantante) siempre le ha gustado el sonido del piano, y es un camino que queremos investigar, queremos ver como se puede acoplar ese instrumento al sonido de Polar. De momento las dos experiencias que llevamos, “Saturday” y “Nobody…” han sido altamente satisfactorias. 

– Si os cito nombres como Mogwai o Low, ¿es un halago o es que no he entendido nada?

– Mogwai es un grupo que nos gusta a todos aunque no somos fans. Low nos vuelve locos a los cuatro y yo me escribo a menudo con su cantante, Alan Sparhawk. Ciertamente hay cosas que nos gustan mucho a todos y que están ahí: Codeine, Joy Division, The Velvet Underground, Mazzy Star, Galaxie 500, Bedhead, Felt… Pero creo que no hay ninguna referencia  directa a ellos, que estamos desarrollando un sonido propio que se puede encuadrar dentro del sonido que desarrollan todos estos grupos, pero al que le aportamos múltiples matices y nuestra propia manera de entender esta música. 

– ¿Son Balago o Ursula lo más semejante a lo vuestro que se hace por aquí? ¿O hay otros nombres que os gustaría citar?

– Nos gustan mucho Balago y Ursula, pero no nos sentimos muy cercanos, aunque si puede ser que estemos relacionados por cosas y sonidos como, por ejemplo, y sobre todo en el caso de Balago, Codeine. Creo que tenemos un componente pop que estos grupos no presentan, lo que no es malo ni bueno, simplemente es así. En España hay grupos muy buenos pero nos sentimos un poco en medio de todo y en todo a la vez. Nos gustan cosas más pop, como La Buena Vida y Le Mans, y otras con más riesgo, como los mencionados Balago o Astronaut. No sabría decir con cuáles nos sentimos más identificados, pero lo que está claro es que hacen -o han hecho- cosas importantes para el mundillo musical nacional. 

– ¿Y cuáles son vuestros últimos descubrimientos musicales?

– A todos nos ha encantado el último disco de The Zephyrs, aunque nuestro disco del año pasado fue el de New Year, grupo formado por lo hermanos Kadane, de Bedhead, y Chris Brokaw, de Come. También nos han impactado los últimos trabajos de Sodastream, Early Day Miners, Black Eyed Snakes, Neutral Milk Hotel, Clientele… Hay un grupo que hace tiempo que conocemos pero que queremos hacer un llamamiento, porque son bastante desconocidos en España: se llaman Jumbo y hacen rock psicodélico en el estilo de Flaming Lips. Son alucinantes. 

– ¿Alguna otra referencia cinematográfica, literaria, etc?

– Siempre que nos han preguntado esto hemos respondido que como libro podríamos considerar básicamente El Principito y como película Paris Texas. Creo que la mezcla de estas obras podría dar un poco la idea del sonido de Polar: árido, triste, melancólico, a veces inocente, otras infantil, tierno, alegre, contundente. Por otro lado somos muy amantes del cine. De las últimas películas que hemos visto destacaríamos Deseando Amar, Intimidad, En Construcción, La Pianista… 

– ¿Qué podéis decir del envoltorio diseñado por Javier Aramburu?

– Es impresionante. Absolutamente maravilloso. Estamos orgullosísimos que hayamos podido contar con la colaboración de Javier Aramburu y que encima haya realizado un trabajo increíble. Es una cubierta evocadora, sobria, llena de matices y muy, muy sugestiva. 

– ¿Os gustan sus trabajos anteriores? ¿Cuál es vuestro favorito?

– Sí, nos gustan mucho sus trabajos anteriores. Como fan de La Buena Vida que soy, probablemente mi portada preferida sea la de Soidemersol, que me parece una auténtica obra de arte. Desprende un sabor añejo y de atemporalidad que también está presente en el disco. Javier Aramburu hace un trabajo intenso, acoplándose siempre a las características del artista y al contenido de cada disco en particular. Eso me parece alucinante. 

– ¿Podéis adelantar a quien os vaya a ver qué se puede encontrar en el directo?

– El directo va a estar principalmente compuesto por canciones del disco y del New Day EP. A lo mejor se toca alguna canción antigua pero estas serán muy escasas. Y alguna versión también. En directo buscamos principalmente la intensidad, los contrastes, bien claros en los discos, entre potencia y silencio. De momento la gente que nos ha visto suele estar bastante satisfecha, aunque eso depende de cada persona. 

– ¿Qué versiones habéis hecho hasta ahora?

– Nos gusta mucho hacer versiones. Hemos tocado versiones de Yo La Tengo, Camper Van Beethoven, Small Faces, Velvet Underground, Galaxie 500, Damon and Naomi, Big Score, Sonic Youth, Beach Boys… Actualmente solemos tocar “The Ship Song” de Nick Cave y “Realize” de Codeine. 

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *