POKEY LAFARGE

Pokey LaFarge, corazón del Medio Oeste

 

Pokey LaFarge

 

“De verdad siento que he dado un paso enorme hacia delante con este disco”, dice Pokey LaFarge de Something in the Water, su séptimo álbum número y el primero con Rounder. “Mientras lo grabábamos, no paraba de pensar, ‘Hey, tenemos algo especial’”.

La docena de canciones, producidas por Jimmy Sutton (más conocido por su trabajo con JD McPherson), marcan un nuevo territorio en una carrera que ya está llena de éxitos musicales. El cantante, compositor y multi-instrumentista con base en St. Louis bebe de fuentes ancladas en la tradición musical norteamericana para crear una distintiva y personal música que es eterna más que retro, trascendiendo los confines del género en una manera que refleja la actitud honesta del artista.

Incorporando elementos del jazz temprano, ragtime, contry blues, western swing y más, LaFarge ha creado un trabajo vibrante, profundamente expresivo, que encarna un visión musical integral y una sensibilidad vívida para contar historias que son enteramente propias del artista. Se ha ganado también la reputación de ser un artista en directo carismático e incansable, labrándose una legión de fans en todo el mundo que copan las salas donde toca en directo.

Desde que comenzó a grabar en 2006, Pokey ha mantenido una infatigable ética de trabajo. Después de tocar con su álbum de debut Marmalade y haciendo doblete tocando la mandolina con los Hackensaw Boys, continuó ganando notoriedad con sus siguientes lanzamientos Beat, Move, and Shake, Riverboat Soul y Middle of Everywhere, este último nombrado como Mejor Disco de Americana por la Independent Music Awards, y el concierto Live In Holland.

Su admirador de toda la vida Jack White incluyó al catálogo de artistas de White Third Man a LaFarge con su EP Chittlin’ Cookin’ Time in Cheatham County (que White produjo en 2011) y el álbum de 2013 Pokey LaFarge, y lo enroló como su telonero en la gira norteamericana del álbum Blunderbuss. También ese mismo año, Pokey apareció en la banda sonora de la serie de HBO Boardwalk Empire, tocando el standard de jazz “Lovesick Blues” junto a Vince Giordano de los Nighthawks. Después, 2013 fue su año más ocupado, en el que tocó en cinco continentes, incluyendo giras en India, Australia y Nueva Zelanda así como EEUU, Canadá, Reino Unido, Irlanda y Holanda.

Ahora, en Something in the Water, LaFarge apuesta por su fuerte en el plano creativo, expandiéndolo y profundizando en su búsqueda musical en temas originales como el ragtime “Wanna Be Your Man”, el jazz “Underground”, la evocación del crooner en “Cairo, Illinois”, la balada exótica “Barcelona” y el swing que cierra el álbum, “Knocking the Dust off the Rust Belt Tonight”, cuyas letras divertidas subrayan con orgullo la sensibilidad del Midwestern. También hay temas frescos y optimistas de estándares de blues popular: “When Did You Leave Heaven” y “All Night Long”.

Pokey LaFarge 2

“El Medio Oeste es el corazón del disco”, dice LaFarge. “La gente que toca en estos temas son de Wisconsin, Illinois, Chicago y St. Louis, y hay una cierta actitud que aparece en las canciones y en la forma en que las han tocado. Nací y me crié en el Medio Oeste, y mi familia ha vivido aquí durante generaciones. De aquí es de donde vengo y como pienso, y eso se refleja en la música que hago”.

“A los americanos nos encanta reinventarnos, pero nunca llegas a escapar del sitio de donde vienes”, continua diciendo. “Y en un mundo globalizado, creo que hay algunas partes de nuestra identidad regional que deben permanecer y que hay que amar. Me gusta esa idea antigua de la ética del trabajo del Medio Oeste, y es definitivamente algo que ha pasado por mi familia y que me hace sentir conectado e influenciado a la hora de hacer música”.

LaFarge hizo equipo con su alma gemela, el productor Jimmy Sutton, para grabar este disco en el Estudio Hi-Style de Chicago. Para la ocasión, Sutton reclutó a un nutrido grupo de excelentes músicos, incluyendo a su combo de directo de toda la vida así como a miembros de grupos como NRBQ, los Fat Babies, los Modern Sounds, y los Western Elstons. Para empujarle a nivel creativo, diseñó las sesiones de grabación de forma colectiva, añadiendo varios elementos musicales nuevos, incluyendo el uso más prominente de baterías y armonías vocales.

“Sabía que tenía que desafiarme a mí mismo con este disco, y crear un acercamiento distinto en mi música”, dice LaFarge. “El disco de The Third Man me hizo visible para mucha gente, así que era consciente de que quería llevar mi trabajo al siguiente nivel. Una cosa que quería hacer esta vez era hacer hincapié en el ritmo, y también pensé mucho en el espacio y la yuxtaposición La habilidad para trabajar con tanta gente tan diversa me sacó de mi zona de confort, y Jimmy me desafió y me llevó a lugares nuevos. Y cuando sentí el espíritu y la camaradería que se creó entre todos en el estudio, todo cobró vida por sí mismo”.

El álbum resultante es uno de los más potentes como compositor y artista hasta la fecha para LaFarge. “Intentas hacer algo que mole, algo sexy”, observa. “Pero cuando te pones a hacerlo, solo puedes hacer música para ti mismo, y siento que con este disco es la primera vez que he sido capaz de hacerlo. Tengo 31 años y he estado haciendo esto durante algún tiempo ya, pero me siento como si estuviera empezando a hacer la música que siempre quise hacer. Solía ponerme mucha presión a mí mismo cuando era más joven porque gente como Hank Williams, Bob Dylan y Otis Redding hicieron una música genial cuando tenían apenas 20 años. Pero ahora siento que ya no tengo esa presión, así que puedo ser yo mismo”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *