PLACEBO

PLACEBO

 

 

¿Alguien recuerda “Ça Plane Pour Moi” del belga Plastic Bertrand, tal vez la joya de la corona de la nueva ola europea? -Hasta Sonic Youth hicieron su versión, pero ésa es otra historia-. Pues bien, abrase el debut de Placebo y “Come Home” suena sospechosamente a aquella gema. Lo que no quiere decir nada negativo, sino todo lo contrario, sobre todo si se presta atención a lo que viene detrás.

 

Y eso no es más que parte de los mejores trallazos de los últimos años: “Teenage Angst”, “Bruise Pristine” o “36 Degrees” podrían codearse con el “Kung Fu” de Ash o las primeras canciones de The Jam en la cinta recopilatoria de esos disparos directos a las neuronas de tu desarrollo adolescente. Incluso, el primer título trae a la memoria el glorioso “Teenage Kicks” de los Undertones y no sólo por ese detalle: la voz del andrógino líder de Placebo, Brian Molko, tiene mucho que ver con Feargal Sarkey.

 

Placebo son los Lemonheads a 45 revoluciones. O a 78, pero con guitarras al estilo dEUS tocadas a velocidades que desafían las leyes de la naturaleza Y con letras tan absurdas como la de “Nancy Boy” en la que se habla de las ventajas de una sesión sexual con una bolsa de papel en la cabeza. Se codean ya con David Bowie y Robert Smith y es que algunos viejos rockeros saben bien quién está vivo.

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *