PARQUET COURTS: Light up Gold

PARQUET COURTS: Light up Gold (Dull Tools-What’s Your Rupture)

 

  

Leía hace poco una entrevista con Diego A. Manrique en la que, a un comentario de que la música de hace un tiempo era mejor que la de ahora, él contestaba que lo que no entendía era a los chavales jóvenes que solo escuchaban música del pasado. Lo comparto totalmente. Es comprensible que alguien que haya crecido en los tiempos de Led Zeppelin (por poner un ejemplo) se haya quedado en aquello y no le interese o no quiera o no pueda seguir lo que se hace ahora mismo. Pero que alguien ahora con 17 años no haya pasado de Led Zeppelin no tiene ningún sentido. Si estás viviendo tus últimos años de adolescencia o tus primeros años de juventud, lo lógico es que conozcas el sonido de tus coetáneos, lo que no quita que al mismo tiempo puedas -¡y debas!- indagar en el pasado.

 

 

También conocemos casos de periodistas musicales revenidos y algunos seguidores de la música que se han desentendido y desengañado del rock de guitarras. El caso paradigmático sería el de Charles Gillett, dedicado en sus últimos años a glosar y defender aquello que se conoce como ‘músicas del mundo’, después de haber vivido intensamente los primeros tiempos del rock’n’roll.

 

 

Para todos ellos, sin excepción, hay un nombre actual infalible: es Parquet Courts. Sirve para recomendar a los veteranos que hace tiempo no descubren nada interesante; es algo contemporáneo a los jóvenes que en este momento viven enganchados a la música; vale para los desengañados con los discos de guitarras; sirve incluso para aquellos que de vez en cuando piden consejo sobre un artista de actualidad al que deberían prestar atención.

 

¿Qué tiene, pues, este cuarteto de Texas -residente en Brooklyn- experimentado en otros proyectos como Teenage Cool Kids, Wiccans o Fergus & Geronimo, y que durante años se ha curtido en pequeños locales? Algo tan claro, intangible y complicado de lograr como canciones contagiosas, eléctricas, redondas, de esas que uno no se cansa de escuchar y que sabe que siempre funcionan. Algo parecido a lo que hace un par de temporadas tenían Broncho: no hay más que recordar su canción “Try Me out Sometime” para darse cuenta.

 

 

Parquet Courts mejoran incluso aquel debut. Sus quince canciones son como deben ser: cortas, directas a la yugular, adictivas… La única excepción en una media de dos minutos por tema (15 cortes en 33 minutos es la duración del álbum) se encuentra en “Stoned and Starving”, precisamente la que debería ser la canción del año, aquella que se corease a pulmón en los conciertos y se bailase en cualquier local donde uno se sienta cómodo.

 

En Light up Gold Parquet Courts recuerdan a The Feelies (“Borrowed Time”), Modern Lovers (“Stoned and Starving”), Pavement (“N Dakota”, “Careers in Combat”), Guided by Voices (“Picture of Health”), The Strokes (“Master of My Craft”), Television, The Fall, Hüsker Dü. The Replacements… Pero lo hacen con una seguridad aplastante, como si tuviesen años de experiencia detrás, como si este tipo de sonido se acabase de inventar, como si no necesitasen antecedente alguno.

 

 

Su debut fue editado el año pasado en el sello de uno de sus dos compositores. Ahora acaba de ser reeditado con una mejor distribución. Difícil que en este año se publique un debut tan rotundo (antes habían editado una casete, American Specialties, en 2011), con la misma confianza y autosuficiencia. ‘Americana punk’ lo ha definido el propio grupo. Por si queda alguna duda, aquí está una breve pero intensa actuación a plena luz del día, sin necesidad de ningún foco, en una tienda de bicicletas:

 

{youtube}2rEwOhbSbeI{/youtube}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *