Para Sama

Para Sama

Waad al-Kateab y Edward Watts (Surtsey Films)

 

 

“¡Filma! ¡Sigue filmando! ¡Qué todo el mundo se entere!”. Eso es lo que le grita una madre que aparece con un hijo muriéndose en el improvisado hospital que conduce como bien puede un médico voluntario. El doctor es el marido de la mujer que filma, una periodista que pasa a la acción documentando las consecuencias de la guerra de Siria en su ciudad, Alepo, sin saber muy bien qué hará con todo lo que rueda.

 

Finalmente, sus cientos de horas de rodaje con una pequeña cámara han acabado por dar forma al documental más necesario y duro que uno podrá ver este año, probablemente de lo que va de siglo. Reducida en los medios a ideas y números, la protagonista pone cara al conflicto de su país, a los muertos, los heridos y las víctimas -todos lo son, sin excepción-, pero también a aquellos que intentan sobrevivir día a día en medio de tan cruda realidad, como ella misma, que se casa y tiene dos hijos mientras continúa el conflicto.

 

Al documentar en primera persona el horror de la guerra, con un inaudito arrojo y determinación, sus pavorosas imágenes se vuelven más poderosas, invalidando de cuajo cualquier atisbo de reseña en el aparato técnico -que, además, se sostiene perfectamente-. Escalofriante y dolorosa, difícil de ver, es más difícil aún rehuirla.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *