PALABRA DE MULLER

Festival Palabra de Muller

 

 

Dentro del ciclo Íntimo y acústico que el Concello de Santiago está organizando en estos primeros meses del año, en el calendario estaba marcado con caracteres especiales un humilde festival denominado Palabra de muller, bastante similar en su nombre, por cierto, al Voces femeninas que cada año se celebra en Ourense y Vigo en el mes de noviembre.

 

En esta ocasión, para su primera edición, acompañando a la segoviana Rebeca Jiménez, que cerraría la noche, participaban tres artistas gallegas, lo más representativo de lo que ahora mismo se hace en nuestra Comunidad con nombre y en clave femenina dentro de unas coordenadas genéricas de folk-rock-pop, algo que hace unos años inició Sevigny y que ha tenido esta más que afortunada y ampliada continuidad.

 

Jane Joyd, o sea, Elba Fernández, abrió el festival pasadas las 9 de la noche. De las cuatro, es quien tiene en estos momentos menor producción discográfica, un único EP de título Shy Little Jane Presents: The Dramatic Tale of Her Animals que se editaba esta misma semana y que ella aún no había visto. Sin embargo, como lo prueba el hecho de haber triunfado en el Proyecto Demo del Festival de Benicassim, puede que sea quien tiene posibilidades de llegar más lejos en este momento.

 

A falta de banda, que redondea sus canciones en ese recomendable EP, Jane Joyd se basta sola en el escenario para dar lustre a sus composiciones, con un espectacular contraste entre su aparente fragilidad y la intensidad de su interpretación expresada a través de una emocionante voz.

 

A ella le siguió Patricia Moon, también conocida artísticamente por su nombre Patricia Argüelles. Virtuosa violinista y, también, pianista, que ha paseado su música sola o acompañando a otros por distintos países, por suerte dispone su dominio de los instrumentos al servicio de sus efectivas canciones, algo que queda más claro incluso en el aspecto visual de sus vídeos.

 

Acompañado en la guitarra por el argentino y componente de Phantom Club Frans Banfield, Patricia repasó alguna de las canciones de su debut homónimo demostrando que, de haber nacido en otras latitudes, estaría ya codeándose con las grandes: Bat for Lashes, Marina & the Diamonds o Florence & the Machine no le quedan muy distantes.

 

 

Para rematar la decisiva aportación gallega, antes del descanso y del concierto de Rebeca Jiménez, otra Rebeca, Ponte, más conocida como Cardigan Bridge, tomó el escenario intentando sobreponerse inmejorablemente a una afonía que la había tenido dudando si podría participar y cómo saldría hasta el último momento.

 

En las últimas canciones estuvo acompañada por el guitarrista Fran Brea. Además de presentar un proyecto de vinos ecológicos gallegos, los que se sirvieron tras su actuación, recuperó con absoluta convicción las adictivas canciones entre el pop y el folk de su debut On the Windowsill. Ojalá tenga continuidad esta brillante iniciativa.

 

(Teatro Principal, Santiago, 21-3-2012. Público: Media entrada. Promotor: Concello de Santiago)

 

(Foto Jane Joyd: Federico Álvarez)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *