PACHI GARCÍA

Pachi García, sutil y desgarrador

 

Bajo el apodo de Alis editó seis álbumes desde 2006. En el último, titulado Recopilación de excesos emocionales (2014), contaba con la colaboración de, entre otros, Iván Ferreiro, Supersubmarina, Zahara, Cristina Lliso, Lori Meyers o Guadí Galego. Tras el disco, hizo una gira de despedida de la que quedó testimonio en audio y video con el título de Alis-Dos noches en El Central

 

Ahora, Pachi García (productor, compositor y músico baezano) abre nueva etapa con un primer álbum, Vivimos detrás del tiempo que nos sobra, presentado bajo su propio nombre. Este mismo miércoles 14 lo presenta en Madrid, en la Sala Clamores, abriendo una gira que lo llevará el 17 de diciembre a Úbeda (Iglesia de San Lorenzo), el 27 de enero a Sevilla (La Sala), el 10 de febrero a Granada (La Expositiva), el 11 de ese mismo mes a Málaga y el 10 de marzo a Murcia (Café de Alba).

 

¿De dónde vienes y cómo describirías tu sonido actual?

– Vengo del pop, folk, rock, jazz; a veces de la melodía, otras del caos. Mi sonido es acústico, a veces tenue y minimalista, otras más producido y con fuerza. No me gustan las producciones e interpretaciones planas; me gustan los contrastes.

 

¿Por qué ahora este cambio de piel para pasar a presentarte con tu nombre?

– Era el momento de reiniciar. Me apetecía hacer algo diferente a lo que venía haciendo y, además, me apetecía limpiar esa ambigüedad que en ocasiones sufría el proyecto Alis. A veces había confusión y no se sabía muy bien si era un proyecto en solitario o una banda… Pensé que lo mejor era empezar desde cero para hacer las cosas con más convicción.

 

¿De dónde han nacido las canciones de este disco?

– Las canciones nacen durante estos dos años atrás, en bocetos que casi siempre inicio por las noches y acabo durante el día trabajándolas poco a poco en el estudio en el hueco que me dejan las demás producciones en las que trabajo para otros atritas. Algunas son historias reales, otras inventadas. Cada uno las aplica al momento de su vida, no tienen un solo significado ni un personaje concreto… Cierto es que mi hija está muy presente en este álbum.

 

¿Qué hay en Vivimos detrás del tiempo que nos sobra que no haya en tus discos anteriores?

– Es un proyecto más acústico, más denso, con temas de larga duración, instrumentos de cuerda reales e interpretación vocal más abierta respecto a tonalidades e intensidad.

 

¿Cómo crees que reflejan estas canciones tu evolución musical?

– Mi evolución musical se forma de una manera natural. No trato de forzar nada, solo de componer, crear e interpretar como el músico contemporáneo que soy.

 

¿Qué canción del disco es la que mejor te representa?

– Es difícil, pero quizá “No sería justo”, una de las primeras que compuse para este álbum y que me hizo creer en él. Tiene un poco de todo, de la parte más susurrada, de la más energética, de la más contenida y de rabia a la vez…

 

Tu disco suena -o te gustaría que sonara- como los de…

– Sutil como los de Bon Iver, The Divine Comedy o Richard Hawley y desgarrador como los de Damien Rice o Glen Hansard… He tratado de buscar ese equilibrio.

 

Si te diesen cincuenta palabras para vender tu primer disco, ¿qué dirías?

– Soy malísimo vendiéndome, no creo que me corresponda, prefiero que escuchen y recomienden si les gusta y después publiquen sus sensaciones sobre él, me gusta leerlas y aprender… Eso sí, si el álbum te llega, vente a alguno de los directos y destrozamos juntos los temas, nos sobrará emoción.

 

¿Prefieres el trabajo en el estudio o tocar en directo?

– Pues un poco de cada, aunque con la edad me voy decantando por el estudio.

 

¿Cuáles reconocerías como tus principales influencias?

– Conozco los grupos primigenios y de donde viene todo de lo que te voy a nombrar, pero como músico contemporáneo prefiero hablarte de obras contemporáneas. Las influencias casi nunca son las que uno quiere o busca y eso hace que las composiciones adquieran su personalidad, pero vamos discos que me vuelan la cabeza son los de Bon Iver, Damien Rice, Glen Hansard, Ray Lamontagne, Rachael Yamagata, Justin Currie, Rufus Wainwrigth, Josele Santiago, Suso Saiz o Fon Román…

 

Cítanos cinco discos y cinco canciones de cabecera.

– En discos, My Favourite Faded Fantasy de Damien Rice, For Enma, Forever Ago de Bon Iver, Release the Stars de Rufus Wainwright, Band Bang Goes the Knighthood de The Divine Comedy y Entretelas de Fon Román. Como canciones, “Going to a Town” de Rufus Wainwright, “Blindsided” de Bon Iver, “Amie” de Damien Rice, “To the Rescue” de The Divine Comedy y “Mi prima y sus pinceles” de Josele Santiago.

 

Por cierto, en su día hiciste una versión de Leonard Cohen. ¿Te marcó mucho musicalmente? ¿Has sentido mucho su pérdida o la de algún otro músico de los que nos han dejado este año?

– La voz de Cohen siempre estuvo en mi cabeza. Nunca profundicé en su obra pero no me hacía falta. Hay artistas que te clavan 4 o 5 temas en el corazón y se convierten en imprescindibles. De él me gustaba su manera de expresión, su sabiduría y su temple, un maestro en todos los sentidos… Sentí muchísimo la pérdida de David Bowie y Scott Weiland, aún me cuesta trabajo escucharles. Al enterarme del fallecimiento de este último, me quedé un fin de semana entero encerrado en casa escuchando y versionando con la guitarra sus temas, como si se tratara de mi particular duelo.

 

¿En qué disco de homenaje te gustaría participar?

– Hice un disco homenaje a Antonio Vega cuando murió, porque lo sentí así y me gustaría hacer más discos como ese, no necesariamente cuando el artista acabe de fallecer… Así que más que participar en un disco homenaje, me gusta hacer mis propios discos homenaje.

 

¿A quién te gustaría telonear?

– Telonear es una putada, es convencer a un público, que no va a verte a ti, de que lo que haces mola, mientras esperan a que su artista favorito salga… Pero si tengo que decir a alguien, me encantaría a The Divine Comedy ya que me hubiera ahorrado los 75 pavos de las entradas que compre para verles en febrero en Madrid.

 

Por último, ¿hacia dónde irá Pachi García en 2017?

– De momento mi intención es seguir tocando pero con más calma y no saturarme como acabo de hacer en este último mes y medio. Seguiré con el formato actual hasta que me canse y piense en darle una vuelta a todo. Quizá vaya soltando canciones en modo EP de 2 o 3 temas. No me apetece ponerme a preparar otro disco pero sí eso soltar canciones poco a poco y seguir tocando allí donde pueda y me llamen, aunque con calma.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *