ORCHESTRE NATIONAL DE BARBES 2009

Orchestre National de Barbes, raï-rock

 

 

 

Esta particular ‘orquesta’ fue fundada en 1995 por músicos de Argelia, Marruecos y de varias ciudades y suburbios de Francia. Primero se hicieron un nombre en sus directos y ahora ya van por el tercer disco. El nombre de su último álbum, Alik, viene de un término raï que significa pensar. En Alik, reflejan su nueva propuesta, más rockera, pero sin perder su conexión arabo-africana. La Orchestre Nacional de Barbes, que se formó hace una década, sigue, por lo tanto, sacudiendo las fronteras musicales entre el raï y el rock, entre el gnawa y el reggae, entre Europa y el Magreb.

 

Habéis tardado nueve años en editar nuevo disco. ¿A qué se debió?

– Hicimos dos discos en dos años cuando empezamos con el grupo. También hicimos cerca de 400 conciertos en 5 años. Así que tocaba un descanso forzado por eso. Pero durante este descanso hemos hecho algunos conciertos, y poco a poco, con nuevas canciones, al final tuvimos un disco nuevo con la alegría que da defender este proyecto.

 

¿Cuál fue la idea que motivó este disco o qué pretendíais decir con él? ¿Se puede decir que es vuestro álbum más rockero?

– Simplemente la voluntad de tocar juntos de nuevo. Cierto, sí, es nuestro disco más rockero.

 

También hay una versión de los Rolling Stones, que ya hacíais en directo. ¿Se trata de un homenaje a un grupo que utilizaba vuestro tema “Alaoui” en sus conciertos?

– Tienes razón. Los Rolling Stones en 1997, durante la gira de Voodoo Lounge pinchaban nuestro primero álbum a la entrada y la salida del público en sus conciertos, por eso hacemos con humor una adaptación de este tema, “Sympathy For The Devil”.

 

Son ya más de diez años del grupo. ¿Cómo se ve vuestra evolución desde dentro?

– Con salidas y entradas de personal, pero seguimos siendo ocho personas juntas desde el inicio.

 

Aun seguís en el grupo 7 de los 10 componentes originales. ¿Sois un grupo de amigos aún?

– Somos 8 sobre los 12 que empezamos, así que está claro que es cierto que nos une una gran amistad.

 

 

 

¿Han cambiado las cosas que queréis contar en vuestras canciones o la forma de contarlas?

– Es difícil decirlo, pero si acaso tenemos un contenido aun más social y el sonido es más rock.

 

¿Qué es lo que os sigue moviendo a la hora de componer?

– No hay reglas precisas. Lo más importante es la inspiración. Seguimos teniendo los mismos objetivos.

 

¿Cuál ha sido el peor momento del grupo en este tiempo?

– Pues, por difícil que parezca, lo peor ha sido la anulación de un concierto por causa de la lluvia.

 

Supongo que grupos como el vuestro, con personas de distintas procedencias, o la selección francesa de fútbol ganando campeonatos también con gente de distintos orígenes es lo mejor que puede haber para acallar a la extrema derecha, ¿no?

– Para acallar a la extrema derecha, lo que hay que hacer es una política en que cada persona esté en el centro y no una política de individualistas. En este momento, en Europa la extrema derecha esta debilitada porque algunos gobiernos incluyeron sus ideas. 

 

Desde fuera puede que no nos enteremos todo lo bien que debiéramos. ¿Cómo está la situación política en Francia hoy?

– Perfecto: los pobres son más pobres y los ricos más ricos. Además, la clase media se está aproximando a la clase baja. ¡Viva el individualismo!

 

¿Y crees que ha cambiado algo para que no se vuelvan a repetir los disturbios de hace unos meses?

            – No ha cambiado nada, pero ahora sabemos que la causa son los sub-primes americanos, je, je.

 

Por último, ¿cuál ha sido la mejor anécdota en estos años en la música?

– Un periodista en Chile pensaba que en el grupo todos teníamos barbas, dado que en el nombre del grupo está la palabra Barbes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *