ONION SMILE

Onion Smile

 

Onion Smile

 

Formación: Roberto Benavides (voz y guitarra), Carlos Méndez (bajo y coros) y Goyo Velasco (Batería)

Sede: Pontevedra

Estilo: Rock Alternativo

Contacto: www.OnionSmile.com , onionsmileband@gmail.com

Contadnos cómo fueron los comienzos del grupo. ¿Cómo y con qué intenciones surge?

– Todo esto es culpa de las casualidades de la vida. Roberto y Goyo se conocían de colaborar en varios proyectos y empiezan a trabajar juntos, entonces se dan cuenta de que tienen una manera común de ver el potencial de las primeras composiciones y deciden darles una oportunidad. La idea se consolida cuando se une Carlos, que cierra un poco más el círculo e impulsa nuestra intención de llevar nuestro repertorio, nuestras canciones, más allá del local de ensayo.

¿Qué grupo, disco o razón os impulsó a montar vuestra banda?

– Después de montar y mover las primeras demos, nos dimos cuenta del “feedback” positivo que recibíamos, no sólo de nuestro entorno más cercano, sino de sitios dónde las habíamos mandado, como el programa Capitán Demo de Radio 3 y Radio Pontevedra Cadena Ser, dónde nuestro tema “Let me Alone” fue elegido como sinfonía del especial de deportes durante muchos meses. Realmente pudimos ver que esto podía ir en serio y decidimos terminar de cerrar la formación con la incorporación de Erick Puccioni a la guitarra y trabajar en un repertorio, del cual, sinceramente, estamos muy orgullosos en la actualidad.

¿Os resulta complicado llegar a un acuerdo a la hora de tomar decisiones?

– Uno de los aciertos que hemos tenido ha sido el de potenciar las virtudes y experiencias de cada uno para gestionar la banda, un proyecto común de todos que nos obliga a tener que aunar puntos de vista, gustos personales y opiniones filosóficas en una misma dirección.
Hay asuntos en los que es muy fácil el acuerdo y otros… bueno, para los otros tenemos ese invento del demonio que es el WhatsApp y que hace que cuestiones que durarían caña y media en la ‘vida real’, en el WhatsApp nos lleva horas y horas aclararlas.

¿Cómo os repartís las tareas de composición?

– La receta no es nueva. Digamos que el germen original en bruto sale de la cabeza de Roberto. Luego, como en todos los grupos, cada uno pone encima de la mesa las ideas que tienen que ver con sus instrumentos y comprobamos que todos los ingredientes liguen a nuestro gusto hasta el resultado final. Además, tenemos un cocinero externo que pule cada canción, haciendo las labores de producción, tan importantes para que las canciones tengan siempre un punto de vista crítico externo que unifique el repertorio. Cuando grabemos nuestro primer disco, será el momento de ponerle las medallas a nuestro cocinero favorito.

¿Estáis grabando material nuevo? ¿Para cuándo podemos esperar vuestra siguiente referencia?

– Realmente tenemos todo el repertorio ya arreglado, maquetado y terminado que, en principio, debe servirnos para trabajar las canciones de cara a un futurible disco. Para un grupo desconocido como nosotros, que pretendemos abrirnos paso, creímos conveniente comenzar con un EP/Demo de presentación como Know your Onions con 4 canciones, acorde a nuestras posibilidades técnicas y monetarias. A medida que vayan sucediendo las cosas, nos plantearemos buscar qué rumbo nos conviene tomar en cuanto a las canciones que ya tenemos y a las que vayan surgiendo con el tiempo. En los tiempos que corren, y al no tener el respaldo de un sello o de una agencia de management, tenemos nuestras dudas si lo mejor es sacar un disco con 12 o 13 temas por todo lo alto, que en el mejor de los casos a los seis meses la gente ya se ha olvidado que existes, o por el contrario dosificar el material que ya tenemos, para entregarlo en varias tomas. Estamos pensando en sacar 4 temas nuevos en enero, pero aún no hemos tratado el tema por WhatsApp (risas).

¿Por qué sello os gustaría fichar?

– Tenemos la gran duda de si cabeza de ratón o cola de león.
Lo ideal sería aquel sello que le interese de verdad lo que hacemos en primer lugar y luego que nos facilite el sueño de ocupar un lugar destacado en este complicado mundo de la música, así que estamos llamando a puertas. Las grandes discográficas, con sus grandes maquinarias, o los sellos más pequeños e independientes, siguen haciendo esa labor de comunicación entre el público y los grupos. La auto-promoción no termina de servir para mucho, salvo 4 milagros que llevan más tiempo en esto de lo que suele parecer, más allá de cierta repercusión a nivel regional, por mucha internet y mucho hazlo tú mismo, con lo cual, creemos necesario la ayuda para acceder a ese público más heterogéneo.

¿A qué artista o grupo os gustaría telonear?

– Bueno, serían miles, pero pensando con cierta lógica, que tuvieran la misma onda que nosotros, para poder conquistar a su público y darnos a conocer entre alguien receptivo. Pero vamos, que si nos llaman para tocar delante de Radiohead, Arcade Fire, The Cure, Arctic Monkeys, Imagine Dragons, QOSTA, Mando Diao o los Foo Fighters, nos alegraban el día.

¿Disfrutáis más durante el proceso de composición, de grabación o interpretando los temas encima de un escenario?

– Ambos procesos tiene su punto y están bastante relacionados y a la vez unos debían influir en los otros, pero, sin duda, disfrutamos más del directo y del subidón de que la gente nos vea y se quede con una buena impresión. Satisface mucho hacer buenos temas, su grabación y su evolución, pero notar que a la gente le gusta lo que plasmas en el escenario, es como el culmen de todo lo anterior.

¿Estáis en esto por hobby o con la intención de vivir de la música?

– Estamos en el mismo limbo que la mayoría. Cada uno procuramos tener nuestro trabajo fuera del mundillo, que nos permite vivir y llegar a fin de mes, pero con un ojo puesto en el sueño de dedicarse a una de las profesiones más alejadas de serlo en este país, donde se nos llena la boca con una ‘industria musical’ en la que cada cual hace la guerra por su cuenta y el músico/creador o medio, solemos ser considerados titiriteros, tanto por buena parte de la sociedad, como por la parte legislativa/laboral. Desde el punto de vista institucional, si no hay dinero para apoyar la cultura, por lo menos que no la entorpezcan, poniendo más y más trabas.

¿Os importa lo que diga la prensa musical de vosotros?

– Importa, porque al fin y al cabo, es un escaparate, nuestro y de la competencia, una referencia de cara sobre todo, a que la gente conozca nuestro trabajo, pero tampoco pensamos que deba ser algo que nos condicione, que nos deba afectar de una manera drástica; bastante nos ha costado encontrar más o menos nuestra propia identidad, como para venderla a la mejor o peor crítica.

¿Cuál es la mejor anécdota que os ha sucedido desde que empezasteis?

– Como curiosidad deciros que compramos una botella de whisky Jack Daniel’s para bautizar el proyecto cuando nació. Por cosas del destino no llegamos a abrirla y la dejamos para cuando tuviéramos terminado el repertorio y nada, para cuando sacáramos nuestro primer EP y nada, nuestro primer concierto juntos y nada… total, que ahí sigue la botella de Jack Daniel’s, virgen, sin abrir, esperando encontrar su momento. Quizá esta sería una buena oportunidad para hacerlo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *