OASIS 2008

Oasis, vivir para siempre

 

En los últimos tiempos, Oasis ha establecido en una pauta de editar disco nuevo cada 3 años. Tras Don’t Believe The Truth, los de Manchester publican ahora Dig Out Your Soul, que, como todos sus discos recientes, se quiere reivindicar como una vuelta a lo mejor de su producción, como  haciendo ver que lo más logrado de su obra fueron sus dos primeros discos y cualquiera que opte a estar a su altura tiene que ser considerado una vuelta a aquellos tiempos. Puede que en esta ocasión haya alguna razón más que en los dos discos que le precedieron para pensar que esta vez sí es el caso.

 

“Hemos estado editando discos durante quince años o algo así”, asegura Noel Gallagher, principal compositor del grupo. “Podrías pensar que, por la experiencia de todos esos discos, nos metemos en un estudio y ya sabemos cómo va a ir todo. Pero nunca ha sido así, al menos no para nosotros. Si acaso, todo lo contrario. Cada vez es más un reto”.

 

Cualquier duda al respecto se disipa tan pronto como empiezan a sonar las primeras notas. En esta ocasión, tanto el single “The Shock Of The Ligthning” como el corte que abre el disco, “Bag It Up”, parecen retar al oyente con algo desafiante, rudo, como si realmente ellos mismos lo estuvieran disfrutando, contagiando su exhuberancia.

 

“Tanto “The Shock Of The Ligthning” como “Bag It Up” fueron compuestas básicamente en el estudio”, continúa Noel. Si “The Shock Of The Ligthning” te suena instantáneo y retador, se debe a que fue escrito a toda velocidad. Y grabado con urgencia. Y antes de darnos cuenta ya estábamos diciendo que era jodidamente buena. Diría que es probablemente la canción más corriente que tenemos en uno de nuestros discos porque, generalmente, escribo algo, lo grabo en una maqueta, la escucho durante meses y le doy muchas vueltas. En este caso, “The Shock Of The Ligthning” es básicamente la maqueta. Y ha conservado su energía. Y hay mucho que sacar de ahí, creo. La primera vez que grabas algo es siempre la mejor”.

 

Dig Out Your Soul se desvía del método ortodoxo de la composición más que ningún otro disco anterior de Oasis. “Tomé una decisión consciente”, asegura el principal compositor del grupo, “de no escribir lo que podrías llamar Canciones con una C mayúscula. Buscaba escribir canciones que tuvieran un ritmo y que funcionaran, no que siguiesen la estructura clásica de estrofa, estribillo, estrofa, estribillo, parte instrumental, estrofa, estribillo…. Quería un sonido más monótono, incluso más hipnótico. Canciones que llamaran la atención de una forma diferente. Canciones a las que tuvieras que conectarte, que sentirlas. Y ésa es probablemente la mayor progresión desde Don’t Believe The Truth”.

 

 

 Por primera vez en Oasis, éste parece un disco hecho por hombres adultos, con unas baladas muchos más reflexivas, hasta llegar a un punto de desolación. “No diría que los textos conducen a la desolación en un sentido personal”, continúa Noel, “pero sí en el sentido de que hablan de cómo es el mundo ahora mismo. No tiene sentido actuar como si tuvieras 24 años cuando tienes 40. Al escuchar las mezclas finales, me di cuenta de que mencionaba a Dios muchas veces. Y ángeles. Y diablos. Hay muchas referencias bíblicas. Y no tengo ni puta idea de dónde viene todo eso”.

 

Eso queda claro en cortes como “The Turning”, una curiosa mezcla de esperanza y desilusión. “Creo que el mundo está en un momento crítico: es como una goma elástica, que no se sabe si va a romper o si la gente va a recuperar el sentido. En esa canción en concreto se habla de la esperanza que tenemos de recuperar la cordura”.

 

El disco remata con una canción especial titulada “Soldier On”. “Se trata de una maqueta que rondaba por el estudio”, dice el guitarrista de Oasis. “Todo el mundo se había olvidado de ella. Teníamos que empezar con una pequeña introducción, un acompañamiento a la batería y una estrofa. Trabajamos en ella y la acabamos en una noche. Hubiera sido mucho más obvio y fácil colocar una canción optimista al final del disco. Cuando escucho “The Soldier” imagino a un tipo con una jodida cuerda y un bulto de cemento en su espalda, como si alguien le hubiese dicho que ése es su equipaje. ‘Llévalo toda tu vida’. Por eso está al final del disco. Me gusta mucho esa canción”.

 

“Cuando editamos Heathen Chemistry en 2002, pensé que habíamos llegado a una tercera parte de lo que quería conseguir con el grupo”, asegura Noel Gallagher antes de despedirse. “Creo que Don’t Believe The Truth nos situó en la mitad del camino y, ahora, con Dig Out Your Soul hemos llegado a un lugar en el que nos sentimos totalmente cómodos, con nosotros mismos y con la posición en la que estamos. Ya no sentimos la necesidad de escribir canciones ortodoxas, simplemente porque sí. Escribimos lo que queremos y hacemos lo que queremos. A veces nos preguntamos por qué hacemos esto. Respuesta: porque nos gusta. ¿Preferiríamos hacer otra cosa? No. Punto y final”.

           

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *