NUESTRA HERMANA PEQUEÑA

Nuestra hermana pequeña

Kore-eda Hirokazu (Golem)

 

Como en películas anteriores (Nadie sabe, Kiseki: milagro o De tal padre tal hijo) el director japonés Kore-eda Hirokazu vuelve a tratar el tema de los niños abandonados y familias desestructuradas. Nuestra hermana pequeña, inspirada en un manga de Akimi Yoshida, se centra en tres hermanas que acogen, a la muerte del padre, a una hermana pequeña que no conocían, fruto de otra relación de su progenitor.

 

Durante un año, mientras van sucediéndose sus cuatro estaciones, asistimos a la evolución de las relaciones de las hermanas con su familia, con los hombres y con su entorno laboral, todo reflejado a través de pequeños detalles y acontecimientos que las hacen madurar. Por supuesto, como era previsible, la forma de representarlo se convierte en un verdadero deleite visual.

 

Sin embargo, conviene advertirlo, todo va desarrollándose serenamente, con un ritmo que tiene que ver con la forma de encarar el mundo de la sociedad nipona. Por lo tanto, las emociones que retrata pueden no lograr la empatía con el espectador, teniendo en cuenta, por ejemplo, que el primer conflicto no llega hasta la mitad de la cinta (dos horas de duración), cuando la madre aparece en escena. Si se logra entrar en su mundo, se entenderá fácilmente porque Hirokazu es el alumno más aventajado de Yasujiru Ozu.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *