NOUVELLE CUISINE

Nouvelle Cuisine, con el volumen al 3

 

 

Son uno de los grandes grupos del pop en castellano. Pero pocos parecen haberse enterado. La culpa no es suya, y tal vez haya que achacarlo a una era en que hay tanta música disponible que es difícil hacerse ver, sobresalir entre tanto ruido. Por si fuera poco, los coruñeses han decidido para su nuevo disco, La guerra del volumen, bajar el volumen del sonido, recuperar matices, hacerlo lo mejor posible y, apunto, esperar que los demás se den cuenta de lo que de verdad importa. Responde Lens, su batería.

 

¿Qué tal fue la repercusión de De memoria?

– Al ser nuestro primer intento de fabricación industrial, pusimos mucho empeño en su difusión, y creemos haber llegado a casi todos los que podría interesar; otra cosa es que realmente les haya interesado. Las reseñas que se han publicado y los comentarios que nos han hecho han sido siempre halagadores.

 

¿Sentís que ese fue, hasta ahora, vuestro techo como grupo?

– Si nuestro deseo fuese crecer en vertical, tal vez sí se podría hablar de un techo, pero como nos movemos en zig zag, en horizontal, en diagonal y en cuclillas, jamás alcanzaremos el techo.

 

“Sintonía 08” es una de mis canciones favoritas de los últimos años. Siempre he pensado que el grupo podría llegar a más gente, que vuestras canciones son perfectamente accesibles. ¿Por qué no es así?

– No nos consideramos especialmente crípticos, pero tampoco recurrimos a fórmulas transparentes para expresarnos. Sí creo que, aunque musicalmente seamos inmediatos, es necesaria una segunda o tercera escucha para apreciar nuestras intenciones textuales. Del De memoria hay algunas canciones que han logrado tocar la fibra sensible de los que las escucharon con atención: “Sintonía 08”, “Seremos cajeras”, “A las cuatro de la tarde”…

 

¿No os gustaría ir a por todas, enfrentaros al reto de que se os conozca en todos lados o es que hay algo que lo impide?

– Hacemos lo que hay que hacer: ensayamos mucho, componemos con dedicación y mimo, grabamos en estudios profesionales con técnicos y productores contrastados (en este caso con Arturo Vaquero en Abrigueiro Estudios), ofrecemos un producto de buena calidad en formato digital y físico, mandamos mails de difusión a diestro y siniestro, defendemos las canciones en directo, tanteamos a las discográficas en cuyo catálogo nos parece posible incluirnos… Honestamente, no podemos hacer más. Si te refieres a irnos a vivir a Madrid y salir de copas por Malasaña, ser músicos de sesión o de directo de otros artistas, hacer música para anuncios o trabajar en una discográfica, no es un objetivo prioritario a corto, medio o largo plazo.

 

¿Por qué regresáis con un mini-LP? ¿Os encontráis más cómodos con el formato, en el que se puede prestar atención más detallada a las canciones que trae?

– Aunque en principio teníamos canciones para un LP, el tiempo y el dinero que disponíamos para la grabación nos hicieron replantearnos el concepto. En este mundo en el que se publican cientos de discos al minuto, al aficionado a la música se le hace complicado prestar atención a tantas canciones, así que preferimos condensar el producto, escogiendo las más potentes, tanto musical como estéticamente. Además, es una especie de muestrario o chantaje a las discográficas: tenemos seis canciones ya grabadas y producidas; si quieres sacar el disco, ayúdanos a grabar otras seis.

 

{youtube}wWUL0Q3b6BA{/youtube}

 

En este caso, tampoco hay extras como camisetas, USBs, etc. ¿Es también para que se le preste más atención a las canciones o lo hacéis así porque ya no es posible superar vuestra anterior edición?

– Se van agotando las ideas, es cierto, pero en realidad este disco es eminentemente digital. Lo hemos colgado en la plataforma bandcamp.com a las 0:08 del 1 de enero de 2010, con una resolución alta de sonido y disponible para diferentes formatos (grabación en CD, I-Pod,…), al precio que el oyente quiera poner (desde 0 € a 1000 €). Durante un tiempo hemos sido ‘mejor disco del año’, por primera vez en nueve años de carrera.

 

En esta ocasión lo habéis grabado con Arturo Vaquero. ¿Cómo fue el trabajo y la estancia en Friol?

– Arturo (y su ayudante Jahel) te transmiten una sensación de familiaridad y buen rollo desde el primer minuto que hace que la ‘presión del taxímetro’ (ver cómo el precio de la grabación va aumentando sin que las canciones estén acabadas) se anule el primer día. Javi y Edu estuvieron conviviendo con ellos durante los cinco días y eso les valió para matizar las letras y los arreglos de las canciones, que tal vez cada uno en su casa de A Coruña habrían quedado menos acabados.

 

¿Dónde veis vosotros la evolución frente a los anteriores discos del grupo?

– Sin duda, en la labor de producción. Aunque estamos encantados con todos los trabajos grabados en Estudios Treboada con Paco Liaño, Arturo ha aportado su visión personal de productor que logra que el EP esté redondo, redondo.

 

¿Por qué la inclusión de la canción de Massiel?

– La gente de Bonvivant Records tenía la idea hace un par de años de hacer un disco recopilatorio con versiones ‘indies’ de canciones de Massiel; el proyecto nunca salió para adelante y nos daba pena dejar nuestra versión aparcada del “Basta de peleas”. Además, nos pareció un final perfecto para resumir nuestro papel en La guerra del volumen.

 

¿Cuáles son esas referencias que la gente ha visto en vuestras canciones que ni se os pasaban por la cabeza?

– El gran César Prieto, auténtica enciclopedia de la música, ha encontrado en nuestros discos referencias de grupos que jamás hemos escuchado: Glumatato Ye-Yé, Derribos Arias, Rodrigo García (de Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán)… Otros mencionan a La Habitación Roja, grupo con el que hemos compartido escenario pero que nunca hemos escuchado atentamente, Bunbury, Mikel Erentxun,… Cada vez nos divierte más que nos digan a quién le recordamos. Hubo alguien una vez que mencionó a Modestia Aparte.

 

¿Tiene que ver La guerra del volumen con la práctica de las discográficas de subir el volumen de las grabaciones para llamar la atención? Tanto si es así como si no, ¿podéis explicar el título?

– El último día de estancia en Abrigueiro, llegado el momento de la masterización, Arturo nos explicó que los grupos y las discográficas quieren una saturación elevada para que el pobre oyente de la radio, o el que lleva la función aleatoria activada en su I-Pod, se fijen en la canción y no les pase desapercibida; sin embargo, dicha saturación conlleva una pérdida grande de matices sonoros. Si la escala de masterización es entre 0 y 6, los grupos suelen escoger un 5 o un 6. Nosotros, siguiendo el consejo de Arturo, nos hemos quedado en el 3. Además, el título nos permitía retomar el “Basta de peleas” de Massiel.

 

 

¿Dónde puede encontrar la gente este disco?

– Lo más cómodo es oírlo y descargarlo en nouvellecuisine.bandcamp.com. De todas formas, hemos editado unas pocas copias en un formato original y cómodo para la gente que lo quiera comprar automáticamente en los conciertos. Si nos envían un mail a lanouvellecuisine@yahoo.fr nos lo podrán comprar también y se lo enviaremos.

 

Buena idea la de incluir los textos con la descarga del disco. ¿De quién parten estas ideas y qué pretendéis?

– Teníamos claro que, dado que damos una importancia capital a las letras, y que cantamos ‘a la Bunbury’, los oyentes debían tener delante los textos de nuestras canciones, cosa que no siempre hemos hecho. Ahora, en el bandcamp, se pueden leer todos los temas; e incluso, como herramienta de la propia plataforma (una maravilla de diseño y facilidades para grupos y oyentes), al descargarlo al I-Pod aparecen las letras automáticamente.

 

Contadnos quién os ha hecho los videos y qué hay en ellos -muy bueno el de “Sin embargo”. ¿Cómo colabora Miguel Mariño en los conciertos?

– Miguel Mariño es un amiguete que lleva años trabajando en el audiovisual y que quería hacer un trabajo continuado con un grupo, tanto en el soporte visual de difusión (videoclips) como en la interacción música-imagen del directo (cuando las condiciones de la sala lo permiten). En los primeros momentos tenía miedo de solapar las canciones con imágenes demasiado potentes, pero poco a poco se va envalentonando y acompañándonos como un miembro más del grupo. Tras hacer el clip de “Pinturera”, en el que no se nos ve, decidió para “Sin embargo” darnos el protagonismo absoluto en un plano fijo. Toda la concepción, coreografía y desarrollo del vídeo han sido cosa suya; da gusto de vez en cuando obedecer a un jefe sin aportar demasiadas ideas. Está rodado en la casa de campo de los padres de Javi, y les agradecemos como siempre su disponibilidad.

 

¿Qué hay de otros proyectos entre los componentes del grupo?

– Como buen grupo gallego, tenemos un miembro emigrado. Por motivos laborales, Miri (David Miranda) cada vez pasa más tiempo en su exilio galés de Bangor, y sus inquietudes no le permitían esperar tres o cuatro meses para enfundarse la guitarra y tocar con el resto en directo, así que se ha sacado un discazo ‘hecho en casa’ en inglés como The Cripple and the Tramp, Don’t Change for Anybody, I Won’t Change for You. Puede escucharse y descargarse en bandcamp también.

 

¿Cuál ha sido hasta ahora el mejor momento como grupo?

– Supongo que el concierto en el Festival Contempopránea 2006, y el compadreo en el backstage con grupos que admiramos, supuso un punto álgido en nuestra carrera. Recordamos también un concierto acústico muy bonito en el Café Teatro de Valladolid, un domingo de Semana Santa ante unas quince personas.

 

¿Y el que quisierais olvidar?

– Esperamos no olvidar ninguno (de todo se aprende), pero un momento fastidiado fue cuando nos intentaron robar dentro del coche en Albacete y nada más acabar el concierto tuvimos que ir a poner una denuncia a la comisaría. También fue fastidiada una inundación de aguas residuales en el local de ensayo el año pasado. Ahora todo son risas al recordarlo, pero en su momento…

 

{youtube}cqlXqX3IqNk{/youtube}

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *