NIÑO Y PISTOLA

 Niño y Pistola: sin luces, sin desayuno

nino y pistola

            Tras dos maquetas, Quique, Álvaro, Moncho y Manolito contactaron con un nuevo sello discográfico de Sitges, Mulberry Records. En ese momento, Niño y Pistola, uno de los mejores grupos nacidos en Galicia en los últimos años, empezaron a dar forma a su primer disco de larga duración, Como un maldito guisante. Sus canciones de tres minutos, cargadas de melodías vocales, suenan acústicas porque ése ha sido su planteamiento desde un principio: solo guitarras acústicas y una batería sin bombo tocada con escobillas. El grupo al completo nos presenta su debut.

¿Fueron dos las maquetas que grabasteis antes del disco?

            – Quique (Q): Efectivamente.

            – Álvaro (A): En el disco hay cinco canciones de esas maquetas y otras cinco nuevas. Incluso intentamos sacar del disco alguna más de las maquetas,  pero desde la discográfica nos pidieron que no.

– Moncho (M): De esas dos maquetas partió la idea de empezar a tocar, y es entonces cuando apareció Pistola.

– Manolito (m): Sí, porque en realidad las grabé yo solo con el nombre de “El Niño”. “Pistola” es algo así como la banda.

 

¿Qué es lo que más os gusta de ellas?

– (Q): Me gusta que sean de 4 temas. Un aperitivo, unas croquetas y un poco de tortilla. No se trata de hacer un disco de 10 temas con sonido cutre.

– (m): A mí, el papel cebolla que usamos en los diseños, que luego no nos dejaron usar en el disco. Las canciones también me gustan mucho; es la primera vez que fueron grabadas, y eso le da cierto encanto.

– (M): En especial “This Shit Again”, que aparece en la primera maqueta y ahora en el disco, que sigue siendo uno de los mejores temas.

 

¿Cómo llega el contacto con un sello de Sitges?

            – (Q): En la pagina de contactos del Private (con foto real).

– (M): La gente de la web de desconcierto.com nos comentaron que un sello nuevo de Barcelona estaba buscando grupos. Mandamos la maqueta y, bueno, parece que les gustó porque vinieron a vernos a Vigo.

– (m): Lo mejor fue que se emborracharon y nosotros pudimos dominar la situación.

 

Una de las mejores cosas del disco es que las canciones duran lo que tienen que durar, sin andarse con rodeos. ¿Estáis de acuerdo? ¿Era premeditado?

– (Q): Supongo que todo grupo parte con la intención de hacer que sus canciones duren lo que tienen que durar. Quizás para conseguirlo hay que cambiar la perspectiva de autor por la de espectador.

– (m): Creo que somos bastante críticos con nuestras propias canciones y, de alguna forma, eso nos hace tener los pies en el suelo y no repetir un estribillo 200 veces porque suene guay.

– (M): ¡Es importante evitar que la gente pase las canciones del cd antes de que acaben!

–  (A): Además, siempre es preferible que las canciones y/o el disco sea breve y la gente se quede con ganas de más (si se diese algún caso) que cansar.

 

¿Cómo conseguisteis ese sonido? ¿Se grabó en directo en el estudio?

– (M): Todo se grabó en una sola toma. Sólo del bajo salía un cable. Las voces, guitarras y batería se grabaron con los pedazo de micros que tiene Arturo Vaquero en Abrigueiro. 

– (m): Llevábamos dos años tocando por toda Galicia esas canciones que grabamos y, de alguna forma, queríamos que eso quedase registrado. Buscamos la frescura del directo para que realmente sonara como la gente nos había escuchado hasta entonces.

– (Q): El hecho de grabar en directo ha hecho que las canciones sigan un ritmo más natural que la sensación mecánica que nos podría haber marcado una claqueta.

 

¿De qué habéis quedado más contentos en la grabación y qué no repetiríais?

– (M): Así es como tocamos aquellos días y así es como ha quedado el disco. Repetir o retocar algo sería como quitarte los michelines con el Photoshop a las fotos del verano pasado.

– (A): Creemos que, por ejemplo, las voces y los coros han quedado muy bien. Las guitarras  también suenan cristalinas y con fuerza. Lo que menos nos gustó: que fue un palizón ir cuatro o cinco fines de semana a Abrigueiro, que está a tomar por saco.

– (m): Lo de grabar en directo fue complicado en algún momento. Todos teníamos que estar muy concentrados para no equivocarnos: el fallo de uno hace repetir la toma de todos y, cuanto más se repite un tema, más se desnaturaliza, cada vez lo haces de forma más mecánica… La primera toma siempre es la mejor, incluso con fallos.

 

¿Alguna canción favorita por encima de las otras?

– (Q): “No Lights” porque “take a look at your life and let it go!

– (A): La última, “No Breakfast”. Tiene una melodía y está cantada con una cadencia que te atrapa, como cuando estás soñando que quieres despertar y no puedes.

– (m): “No Lights” y “No Breakfast” son las más recientes. Además de que me parece que tienen una estructura especial, me parece que hacen un dúo curioso porque las dos cuentan lo mismo desde distintos puntos de vista, una en positivo y otra en negativo.

– (M): Me quedo con “Song 74”. No es la canción que más me gusta, pero sí la que me parece que ha quedado mejor en el disco.

– (m): A Moncho siempre le mola decir una diferente… ¡Flipao!

 

¿Qué hay de no utilizar guitarras eléctricas? ¿Es un principio inamovible?

– (Q): No descartamos nada, ni siquiera descartamos sacarle algún elemento más a la batería.

– (M): El formato acústico es la forma que ha tomado el grupo desde un primer momento. Es el sonido que nos distingue de otros grupos.

– (m): Lo mejor de no usar guitarras eléctricas es que estamos partiendo de lo más básico, y eso deja mucho camino para ‘evolucionar’. Supongo que en algún momento haremos algo enchufados.

– (A): Sí, pero ahora mismo nos encontramos cómodos con el formato que utilizamos. Nos ha costado conseguir un buen sonido y que las canciones suenen como queremos.

 

¿Hay democracia en el seno del grupo o alguien lleva la voz cantante?

– (A): Somos una especie de monarquía parlamentaria.

– (M): Mmmmm… Dictadura democrática, diría yo.

– (Q): Hay democracia cubana, y ya sabes quien es el único con barba en el grupo…

– (m): Ejem… Mi abuelo es almirante, y supongo que eso se lleva en la sangre.

 

Es más fácil encontrar referencias foráneas en vuestra música. ¿Es así? ¿Son las bandas que más habéis seguido?

– (m): La verdad es que sí. Siempre hemos escuchado más de fuera que de ‘dentro’.

– (A): Los clásicos son todos anglosajones. Es muy difícil encontrar grupos españoles con un nivel similar a una banda americana o británica normalita, casi todo son débiles imitaciones.

– (m): Incluidos nosotros, por supuesto.

– (M): Personalmente casi no escucho música española: Camarón cuando estoy en casa de mis padres, pero poco más. Las referencias clásicas son claras: Beatles, Buffalo Springfield… Pero en el disco también hay canciones que recuerdan a Radiohead o The Jayhawks.

 

Y recordáis más a grupos antiguos. ¿Qué os llama la atención de ahora?

            – (M): Nos llama la atención la cantidad de grupos que hay reciclando estilos. Hay muchos y muy buenos, pero en algún momento da una sensación de estancamiento en la evolución de la música. 

– (m): Sí, aunque yo creo que eso lleva pasando desde que apareció la ‘música popular’: nadie va a crear nada de repente que no esté basado en algo anterior.

 

¿Y en España o en Galicia, quién os gusta?

            – (Q): Carlos Goñi, Revólver… De hecho, ¿de dónde creéis que salió lo de Niño y PISTOLA?

– (m): De lo más próximo, me encanta Ectoplasma. Estoy deseando escuchar su nuevo disco y volver a verlos en directo. Y aunque mucha gente lo tenga cruzado, Xoel me parece muy bueno. También estoy deseando ver a Lori Meyers.

– (M): El último disco de Lori Meyers es buenísimo.

– (A): Yatedigo.

 

¿Quién es el responsable del fantástico diseño de la carpeta del disco y la web y qué se pretendía?

– (Q): El hijo de Álvaro, que tiene 5 años.

– (A): Nos gustaría saber qué coño pretendía, porque no nos enteramos de nada.

– (M): Son los fantásticos dibujos del niño. No sabemos qué pretende a ciencia cierta.

– (m): Quiero dejar claro que la web www.ypistola.com es una página pensada para que la gente se pierda en ella, es un juego en el que buscar cosas. No quiero que la gente busque información, bio y fotos en esa página. Siempre se pretende llamar la atención y crear una estética definida y coherente. Me gusta usar mis propios códigos aunque no sean universales. Ésa es la forma de crear algo personal que la gente reconozca como personal.

 

¿Cómo está siendo la recepción del disco y de los conciertos?

– (A): Muy buena. El disco en general está teniendo unas críticas excelentes, tanto en prensa escrita como en Internet, y ayuda muchísimo para que la gente se interese por el grupo. Y los conciertos están funcionando de maravilla.

– (M): ¡Sí!. Aunque estamos repitiéndonos por algunos sitios de Galicia, la gente sigue viniendo a vernos, y ahora… ¡se saben algunas canciones!

– (m): Por otro lado, estamos teniendo problemas con la distribución, pero por ahora tenemos un buen comienzo.

 

Por último, ¿cuáles son los objetivos del grupo a corto y medio plazo?

            – (M): A corto y medio plazo: tocar, que es lo nos gusta hacer.

– (m): ¿Tocar qué?

– (A): Nos gustaría seguir presentando el disco y ampliar nuestro radio de acción, salir de Galicia, ir a festivales, etc. Y más a medio plazo, vamos a protagonizar una serie para la TVG basada en un grupo bravú basado en nosotros, en plan OS MONQUIS.

            – (Q): Pero en realidad, nuestro objetivo principal siempre serán 100 toallas lavadas una vez.

 

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *