MUSTANG

Mustang

Deniz Gamze Ergüven (A contracorriente)

MUSTANG

 

Hay en esta cinta premiada en varios festivales y con nominación al Óscar ecos de filmes como Picnic en Hanging Rock (en su primera parte) o La casa de Bernarda Alba (en la segunda), aunque la referencia más evidente sería Las vírgenes suicidas de Sofía Coppola. Sin embargo, deberíamos dejarlo más bien en precedentes, porque aquí lo que marca la historia, y mucho, es su localización en la Turquía rural y profunda.

Aquí, cinco hermanas huérfanas, de entre 12 y 16 años, que viven al cuidado de su abuela y su tío en un pequeño pueblo turco, se hallan completamente condicionadas por el lugar y el momento que les ha tocado vivir. Por eso, antes que su ansia de libertad y disfrute de la vida y su cuerpo como mujeres, deben plegarse a las convenciones sociales y el fundamentalismo religioso que hace que acaben recluidas en su propia casa como si de un convento se tratase.

La primera mitad, la de una adolescencia inocente, se representa con un tono onírico, más logrado, al tiempo que vivimos situaciones más realistas como las bodas concertadas o las tareas domésticas que deben aprender. Tras ella llega el relato más previsible y reivindicativo, visto a través de la menor de las niñas, que intenta verbalizar el enunciado del título: los mustangos, o caballos salvajes que no se dejan domar.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *