MORRISSEY: Greatest Hits


MORRISSEY: Greatest Hits (DECCA/Universal)

 

 

Con Morrissey conviene diferenciar su música de su persona, al menos a la hora de valorar sus discos. Por eso, no deberían contar sus actitudes, sus declaraciones, sus espantadas; en resumen, mejor olvidarse por un momento de Steven Patrick Morrissey y prestar atención a sus canciones, como las que ahora presenta en su recopilatorio Greatest Hits.

 

Para empezar, conviene recordar que, frente a sus nueve discos en estudio desde 1988 tras la separación de The Smiths y su disco en directo del 2005, Morrissey cuenta ya con, al menos, otros seis recopilatorios en su haber, siempre que pasemos por alto otras colecciones como Lost o My Early Burglary Years: Bona Drag (1990), World Of Morrissey (1995), Suehead: The Best Of Morrissey (1997) The CD Singles, Vol. 1: 1988-1991 (2000), The CD Singles, Vol. 2: 1991-1995 (2001) y The Best Of Morrissey (2001).

 

Por eso, llama la atención que aparezca un nuevo recopilatorio, como no sea para dar a conocer a Morrissey a aquellos que lo hayan descubierto con sus dos últimos discos –You Are The Quarry (2004) y Ringleader Of The Tormentors (2006), tras el paréntesis de siete años sin grabar desde Malajusted, aunque conviene no olvidar que es el primer recopilatorio editado de su obra que cuenta con su respaldo.

 

Al menos la selección sí es distinta a los anteriores. En este caso, se centra demasiado en sus dos últimos discos, con una proporción superior al 50%, incluyendo además un par de inéditos (“That’s How People Grow Up” y “All You Need Is Me”) y la versión de “Redondo Beach” de Patti Smith, con lo que no queda demasiado espacio para recordar sus primeros álbumes -en concreto, sólo 4 canciones del periodo entre 1988 y 1994, para muchos su mejor etapa-. Probablemente la inclusión de algunos temas como “November Spawned A Monster”, “Alma Matters” o “Now My Heart Is Full” hubiera contribuido a hacer de este Greatest Hits un álbum más completo.

 

Como regalo y gancho para sus acérrimos seguidores, la edición especial del disco incluye un segundo compacto con ocho canciones en directo grabadas en el Hollywood Bowl, entre ellas “Life Is A Pigsty”, la que mejor rendimiento obtenía de entre sus nuevas canciones en sus recientes conciertos en directo. De todas formas, aún están recientes su disco en directo Live At Earl’s Court y el DVD también en directo Who Put The ‘M’ In Manchester? Ahora, tras hacer caja, toca mover ficha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *