MONA

Møna

 

Montse Álvarez e Ismael Piñera son dos veteranos de la escena del pop estatal. Montse estuvo con Nosoträsh y hoy colabora con Rubén, Joselito y los nenos del Brasil. Por su parte, Ismael Piñera estuvo en Tommy Crimes y hoy sigue formando parte de Marienbad así como colaborando con Los Bonsáis y otras formaciones asturianas. Ambos han dado vida a un nuevo proyecto, Møna, que acaba de editar un Ep homónimo de cinco canciones.

¿De dónde venís?

– Geográficamente de Gijón, donde nacimos y vinimos. Profesionalmente, de Luanco, donde llevamos trabajando juntos diez años (y allí, entre café y café, empezamos a gestar Møna). Musicalmente, Montse Álvarez fue parte de Nosoträsh, grupo mítico del indie de los 90, e Ismael publicó en aquellos tiempos varios trabajos con su banda Tommy Crimes. Nos conocimos entonces, nos hemos reencontrado ahora. Ambos empezamos, pues, hace tiempo en esto de la música y hemos seguido haciendo cosas de manera más o menos intermitente hasta desembocar en este proyecto.

Describid vuestro sonido.

– Creemos que,  a grandes rasgos, lo nuestro es el pop… pero elaborado con arreglos que a veces tienen un aire folk. Tal vez la fórmula que mejor define el sonido de Møna en este momento sea la combinación de las nostálgicas melodías vocales de Montse con la obsesión preciosista de Isma por los arreglos de guitarra.

Principales influencias.

– A Isma le gusta decir en broma que él solo escucha a los Beatles y a Elliott Smith. Exagera, pero algo hay de cierto en ello por lo que respecta a Møna. Montse, por su parte, es una oyente de amplísima y muy ecléctica cultura. Imposible concretar.

Vuestro disco suena, u os gustaría que sonara, como los de…

– Nuestro disco suena acústico, limpio y algo casero, no en vano está grabado en un home studio con medios limitados y mucha paciencia. Nos gustaría que sonara cálido y cercano, como todos esos trabajos que admiramos  de artistas tan dispares en los que la técnica, la instrumentación, los efectos… están, ante todo, al servicio de la emoción.

Cinco discos de cabecera.

– Tom Waits: Alice and blood money. Cat Power: The Greatest. The Cardigans: Emmerdale. Bon Iver: For Emma, forever ago. Micah P Hinson: Micah P Hinson and the Opera Circuit.

 

Cinco canciones perfectas.

– Thin Lizzy: Whiskey in the jar. Nacho Vegas: Ocho y medio. The Smiths: Heaven Knows I´m miserable now. Vainica Doble: Un metro cuadrado. Neil Young: Heart of gold.

¿Preferís estudio o directo?

– A ambos nos encanta tocar, bien en formato dúo o con la banda que hemos reunido para eventos más grandes (con Mario Recio a la batería, Fernando Medrano al bajo y Miguel Ángel Suárez a la segunda guitarra). Pero también creemos que en el proceso de grabación, a medida que se adoptan decisiones sobre los arreglos y la canción va tomando forma poco a poco, hay una magia creativa específica.

¿A quién os gustaría telonear?

– Sin pretender sonar petulantes, lo que nos gustaría es llegar a ese punto en que nuestros conciertos tuvieran interés y poder de convocatoria por sí solos.

¿En qué disco de homenaje os gustaría participar?

– Montse lo haría encantada en uno de Vainica Doble o Cat Power; Isma, a riesgo de repetirse, en otro de Elliott Smith o de Ni.

¿Qué canción del disco es la que mejor os representa?

– Depende en qué sentido: las letras de “Mañana” o “Todos los puentes” tienen, para ambos, un fuerte componente  biográfico que nos conmueve especialmente. Desde un punto de vista musical, le tenemos mucho cariño en cambio a “Ana Karenina”, nuestra primera grabación. Pero tal vez la canción que contiene todos los ingredientes básicos de Møna sea “Terapias alternativas”. Es difícil elegir.

Tenéis cincuenta palabras para vender vuestro primer disco. ¡Adelante!

– Pues lo que vendemos en este Ep son cinco canciones de tempo y tono diverso pero todas con un cierto aire de familia en los textos y los arreglos. Creemos que lo justo para hacerse una buena idea de nuestras intenciones sin agotar posibilidades (ni aburrir de paso a nadie). Como objeto, además, creemos que ha quedado chulo, gracias al trabajo gráfico de Helena Toraño y también al llamativo packaging hexagonal realizado por The Graphics. Y, sobre todo, lo que contiene ese Cd es un pedacito de nuestras vidas y nuestro afán por construir algo bonito partiendo de experiencias que no necesariamente lo fueron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *