MEQUETREFE

Mequetrefe, Bomba Navarro

 

 

Antes de editar su debut, que ahora aparece con el título de Play Off, Mequetrefe ya andaba entre los nombres del NME o en un recopilatorio alemán. Lo que empezó como una aventura de Xan Molina en A Fonsagrada es hoy un quinteto radicado en Compostela que se paseó por el Proyecto Demo del Festival de Benicassim y que ganó el concurso de maquetas Nivel 2 organizado por el Festival Foc and Sound, lo que llevó a este primer disco con el sello Dress for Excess. Este fin de semana lo presentan en Vigo como parte del cartel del Festival Vigo Transforma.

 

¿Cómo fueron los comienzos de Mequetrefe? ¿Desde cuándo toca y compone Xan?

– Los comienzos de Mequetrefe fueron en al año 2007 (aunque realmente llevo componiendo canciones desde el año 1997, pero sin el proyecto Mequetrefe y de forma muy rudimentaria y amateur) cuando después de componer un par de temas en mi estudio casero con una guitarra eléctrica, un teclado y un ordenador decidí colgarlas en el myspace y ahí empezó todo.

 

¿Por qué ha evolucionado la música de Mequetrefe de ser algo personal e instrumental hasta lo que es ahora?

– La música de Mequetrefe está en continua evolución. Las primeras canciones de hace muchos años eran instrumentales porque no me gustaba nada mi voz, hasta que se me ocurrió meterle efectos, y no se me ocurría ninguna letra interesante que contar. En discos futuros queremos incluir como mínimo dos canciones instrumentales por disco o incluso algún día hacer un disco instrumental.

 

Al principio el sonido era más electrónico, ¿no? ¿Por qué la evolución al rock?

– Al principio quizás era más electrónico porque escuchaba mucha música electrónica sobre todo del sello Warp (The Sabres of Paradise, Aphex Twin), Orbital, mucho trip-hop y hip-hop. También por cuestiones técnicas, porque antes grabar guitarras en el ordenador era más difícil y sin embargo ahora ya se consiguen resultados muy buenos grabando unas guitarras en tu casa en tu estudio casero. También influye mucho que ahora sonemos más roqueros el hecho de que ahora somos una formación estable de 5 miembros, y que por ejemplo hace un año aún no teníamos batería, pero siempre vamos a tener un sonido electrónico, de hecho nuestro batería toca con una batería electrónica.

 

¿Qué tal fue la respuesta a los dos EPs en el netlabel Alg-a? ¿Hasta dónde llegasteis gracias a ellos (canciones para un sello alemán, referencia en el NME…)?

– La respuesta que tuvieron los 2 EPs fue bastante buena y ya llevan más de 6.000 descargas e hizo que entre la comunidad netlabel se nos diera bastante a conocer. Gracias a ello incluyeron la canción “People Don´t Smile” en un recopilatorio alemán llamado Matchdose y también movimos los EPs en la sección de maquetas del NME. Estamos contentos porque también nos sirvió para darnos a conocer fuera de Galicia y España, y dentro del país nos permitió darnos a conocer en eventos como el Proyecto Demo 2008 del Festival de Benicassim y salir en varios medios de comunicación.

 

¿Cómo pasa Mequetrefe de ser una aventura personal a un grupo? ¿Cómo se fueron incorporando los otros miembros?

– Pues a los pocos meses de fundar Mequetrefe surgió la oportunidad de hacer un concierto y fue cuando conocí a Gerardo, que toca los teclados, y él conocía a Santi y Campini (guitarras y bajo) que se incorporaron rápidamente y desde hace un año conocí a nuestro batería Juanjo por el Myspace y se incorporó al grupo. La verdad es que nos acoplamos rápidamente, porque tanto Gerardo, Santi y Campini ya habían tocado mucho juntos en grupos de Santiago del colectivo La Familia Feliz como Hemisferio Izquierdo, Puzzle, Taxi o Don Nadie.

 

¿Cómo contribuye el resto de los componentes al sonido de Mequetrefe ahora?

– Ahora mismo los 5 miembros del grupo estamos muy acoplados y eso se nota mucho en los ensayos, lo que está propiciando que estamos componiendo material nuevo entre los cinco con bastantes desarrollos instrumentales, y las canciones están quedando menos mecánicas y más improvisadas.

 

¿Es el grupo una democracia, una dictadura benévola y cómo participáis todos en la composición y la toma de decisiones?

– El grupo no es una democracia a la hora de perfilar el sonido de Mequetrefe, se parece más a una dictadura benévola, desde luego, aunque como digo cada vez más los otros miembros del grupo están participando más en la composición de las canciones. Pero bueno, no tenemos problemas en ese aspecto, porque 3 de los miembros de Mequetrefe hemos hecho otro grupo llamado Myrna Minkoff donde la composición de las canciones corre a cargo de Santi y Campini y yo solo me dedico a tocar la batería; así de esta forma todos los egos quedan bien cubiertos, je, je, je.

 

Desde dentro, ¿en qué concretaríais vosotros la evolución de la banda antes de editar vuestro primer álbum?

– Quizás el punto de inflexión de la banda llegó con la incorporación de Juanjo, nuestro batería, porque nos permite mucha más flexibilidad y libertad a la hora de tocar y a la hora de trabajar con material nuevo. A nivel de sonido no hay demasiada diferencia antes del disco y ahora porque estamos continuamente evolucionando y probando cosas y haciendo canciones muy diferentes unas de otras y sin imponernos ningún tipo de regla compositiva.

 

¿Qué fue lo que os planteasteis antes de entrar a grabar este disco?

– Lo que teníamos claro es que queríamos que el disco conservara el sonido Mequetrefe al 100% y huir del sonido de las producciones que se hacen en la mayoría de los discos de hoy en día, donde todo suena demasiado pasterizado, demasiado a Protools; parece que hay como un sonido y una producción estándar del no queremos saber nada, y por eso intentamos que el disco tuviera un sonido más parecido a nuestras maquetas que a sonido de estudio. La idea era que sonara con muchos detalles de producción en los arreglos  y en las baterías pero que al mismo tiempo tuviera un ‘aire lo-fi’ y creo que el resultado se aproxima bastante a lo que pretendíamos. En eso colaboró el productor J. L. Macías que poco a poco fue entendiendo la idea de sonido que queríamos para el disco. También contamos con la aportación de Florent, guitarrista de Los Planetas, metiendo unas guitarras en la canción “Bomba Navarro”.

 

 

La edición es en vinilo de 300 copias, ¿no? ¿Idea de la discográfica, vuestra…? ¿Estaba previsto que fuese así en las bases del concurso de maquetas que ganasteis?

 

– En principio el disco iba a salir en compacto pero al final nos decidimos por el doble vinilo. La idea fue nuestra, se lo propusimos a la discográfica y les pareció buena idea. En las bases no decía nada sobre el formato.

 

Ya estaba claro que iban a ser 9 canciones desde hace tiempo, ¿pero siempre hubo la idea de un LP doble?

– Queríamos que el disco no tuviera más de 10 canciones, ya que los temas tienen una duración muy larga y el disco se podría hacer un poco largo. El hecho de sea un doble vinilo es circunstancial, ya que en un solo vinilo solo nos cabían unos 45 minutos y el disco dura una hora.

 

¿Los disfraces en fotos y en directo a qué se deben? ¿A la intención de hacer algo distinto?

– Pues sí, por hacer algo distinto y huir de la imagen tan manida repetida que tienen la mayoría de los grupos, y porque además es muy divertido y le da un toque sicodélico al grupo.

 

¿En qué gustos coincidís los miembros del grupo y qué os distancia?

– Básicamente tenemos unas influencias comunes y hay una serie de grupos que nos gustan a todos, aunque Juanjo (batería) y yo tiramos un poco más a la música electrónica o al hip-hop y Santi, Campini y Gerardo son más roqueros. A veces nos picamos discutiendo de música porque yo digo que la Velvet es el grupo más sobrevalorado de la música y ellos se meten con Orbital y cosas así; es divertido discutir de música.

 

¿Sigue siendo The Flaming Lips una referencia clave para la banda? Si es así, ¿por qué?

– The Flaming Lips siempre serán una referencia para nosotros porque son un ejemplo a seguir. Siempre arriesgan e intentan explorar sonidos nuevos, no se repiten ni se acomodan. Son un grupo valiente, y eso no abunda demasiado. Escuchando sus discos siempre se aprenden cosas.

 

¿Qué versiones hacéis en directo o en el local?

– En directo hemos tocado alguna vez una versión de “In Your House” de The Cure.

 

¿Seríais capaces de decir alguna canción ajena en la que os hayáis inspirado para una de las vuestras?

– Hay una serie de canciones y discos que nos han influido muchísimo y que son claves para entender el sonido Mequetrefe, por ejemplo: “Something´s Got To Give”, del disco Check Your Head de Beastie Boys, fue la canción que me dio la idea para meter los efectos de la voz mequetrefiana. Haunted Dancehall de The Sabres of Paradise es imprescindible para entender el sonido de las baterías de Mequetrefe, como se puede oír en canciones como “We Are Like Cows”, “Bomba Navarro” o “Croissant # 3”. King Tubby Meet Rockers Uptown de Augustus Pablo, disco con el que se puede aprender mucho, sobre todo a la hora de trabajar el efecto de delay que en Mequetrefe usamos en todas las canciones, ya sea en voces, batería, bajos, guitarras o arreglos. Mequetrefe no existiría sin el DELAY. Y Roots de Sepultura, gran influencia en nuestro sonido sobre todo en lo que se refiere a la estructuración de las canciones, cambios de ritmo y de timbre.

 

¿Algún otro grupo que veáis trabajando en la misma dirección?

– Ahora mismo no vemos ningún grupo que esté en nuestra misma dirección porque no estamos encasillados en un estilo muy definido.

 

¿Cómo es vuestra relación con el resto de la escena gallega? Me da la impresión de que el grupo está acompañado ahora por otros con los que coincidís en algunas cosas, y que de haber grabado hace unos años seríais una isla.

– Pues la verdad es que con respecto a la escena gallega estamos un poco en tierra de nadie porque no estamos en la onda ruidista-bizarrista, ni tampoco en el territorio del pop, tampoco somos indies ni lo queremos ser, vamos un poco a nuestra bola, intentando crear nuestro propio sonido sin pensar si es más o menos underground o si somos más o menos alternativos o si somos lo suficientemente modernos o no. Intentamos hacer buenas canciones con un sonido propio y listo.

 

Por último, ¿cuál ha sido la mejor anécdota de este tiempo en el mundo de la música?

 No es que hayamos tenido muchas anécdotas, pero bueno, en el festival Foc and Sound nos equivocamos de camerino y le comimos el catering a Alec Empire y estábamos un poco acojonados porque tiene pinta de tener mala leche, pero se ve que aquel día no tenía mucha hambre y no le pareció mal.

 

 

{youtube}PkecrpJimLQ{/youtube}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *