MECANISMO RUSO

Mecanismo Ruso

 

 

“Arrancamos un viaje musical para explorar el formato acústico del folk con raíces anglosajonas. Remamos con guitarras clásicas y avanzamos con ritmos circulares. Puede que nos parezcamos a Kings of Convenience, José González, Iron & Wine o Radical Face. O puede que no…”

 

Así se presenta Mecanismo Ruso, un proyecto acústico desde Galicia a dos voces que camina con paso ligero apoyado en guitarras clásicas y ayudado por una base rítmica que sostiene sin imponerse, para dibujar los trazos de una realidad que podría ser la de cualquiera de nosotros y capturar pequeños momentos de sobria y bella cotidianidad. Acaban de editar su primer disco de ocho canciones, Mecánica acústica.

 

Xavier Valiño

 

¿De dónde venís?

– De tocar juntos desde hace muchos años, lo que pasa es que hasta ahora no había llegado el momento de compartirlo.

 

Describid vuestro sonido.

– Tratamos de sacar partido a la madera de las guitarras, el contrabajo y la batería.

 

Principales influencias.

– Peter Broderick, Kings of Convenience, Nick Drake, Radical Face.

 

Vuestro disco suena, u os gustaría que sonara, como los de…

– Iron and Wine

 

Cinco discos de cabecera.

Els millors profesors europeos de Manel, Unidad de desplazamiento de Los Planetas, Song of the Shepherd´s Dog de Iron and Wine, Yankee Hotel Foxtrot de Wilco y Home de Peter Broderick.

 

Cinco canciones perfectas.

– “I´ve Been Loving You Too Long” de Otis Redding, “Like a Hurricane de Neil Young, “Lillac Wine” de Jeff Buckley, “Ain´t Got No/I Got Life” de Nina Simone y “Let Down” de Radiohead.

 

¿Preferís estudio o directo?

– Directo, el estudio es un nido de neurosis

 

¿A quién os gustaría telonear?

– A cualquiera que toque en un teatro con buenos técnicos de sonido

 

¿En qué disco de homenaje os gustaría participar?

– Nick Drake.

 

¿Qué canción del disco es la que mejor os representa?

– “Viento”.

 

Tenéis cincuenta palabras para vender vuestro primer disco. ¡Adelante!

– Cada una de las canciones del disco está compuesta con todo el trabajo y honestidad del que hemos sido capaces. Después de tocarlas cientos de veces a nosotros nos siguen pareciendo que todas ellas valen la pena porque todavía nos emocionan.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *