Matthew Sweet Modern Art

Matthew Sweet: Modern Art (Missing Pierce)

  

 

 

 

Ya hace algún mes de su edición y a muchos nos había pasado desapercibido. ¿Las razones? Que aparece en un pequeño sello independiente y que, al mismo tiempo, no parece convencer a los seguidores del buen hacer clásico de Matthew Sweet. Aquí no hay un “Sick of Myself” ni un “Where You Get Love”. Lo más parecido, “She Walks the Night”.

El primer corte, “Oh, Oldendaze”, marca la pauta: parece que falte la melodía y las guitarras desbarran aunque sin mostrar la energía y la rabia que se le supone al clásico power-pop de Matthew Sweet. Es, tal vez, una canción construida sobre una improvisación con Sweet reflexionando en voz alta con 25 años de experiencia detrás.

 

A cambio, si uno permite a los artistas evolucionar, experimentar, salirse del terreno en el que se encuentran cómodos, entonces hay hueco para prestarle atención. Las referencias más cercanas en su repertorio estarían en “I’ve Been Waiting” de Girlfriend, “Reaching out” de Altered Beast, “Walk out” de 100% Fun,  “Worse to Live” de In Reverse

 

Cercano al blues en “Ladyfingers”, a The Beatles en “When Love Let’s Go I’m Falling”, a ecos hindúes en “My Ass Is Grass”, a The Beach Boys en el emocionante tema que le da título, lo que permanecerá de este disco son las texturas y las guitarras, a cargo de un Dennis Taylor que recuerda a Richard Lloyd y Robert Quine (desmadrado en “Ivory Tower”), en un álbum más ácido y más reflexivo (brillante “Sleeping”) de lo habitual. No quedará como uno de sus mejores discos, pero siempre habrá quien encuentre razones para reivindicarlo.

 

{youtube}xJjtNk8S3mY{/youtube}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *