MARISA MONTE

El encanto y los colores de Marisa Monte

 

         Nadie en los últimos años había conseguido en Brasil tanta unanimidad como Marisa de Azevedo Monte, la nueva sensación carioca nacida el 1 de julio de 1.967. Se estrenó en el 89 con un disco en directo, Marisa Monte. Luego vino el más que imprescindible y recomendable Mais en el 91, y ahora edita este Rose And Charcoal que nos presentó en una entrevista.

 

Marisa,  ¿no te parece que Rose And Charcoal, tu nuevo disco, es un álbum con demasiadas mezclas?

         – En Brasil escuchamos mucha música de todas partes del mundo y no queremos rechazarla. He hecho casi todo mi disco en Brasil, aunque he ido a grabar cuatro temas a Nueva York. Y eso es, para mí, un mezcla cultural. Ésa es la mezcla: fundir todas las influencias con la rusticidad brasileña. Es como la musicalidad de mi tierra: los principales instrumentos son acústicos, incluyendo la percusión que puedes escuchar a lo largo de todo el disco. Éste no es un disco tecnológico. Es orgánico… mucha gente tocando juntos.

 

¿Cómo puedes lograr reunir tal cantidad de figuras brasileñas junto a artistas internacionales?  ¿No es un proceso demasiado complicado?

         – He tomado a Gilberto Gil y a Carlinhos Brown de Bahía. De Pernambuco elegí a Nana Vasconcelos y Arto Lindsay, que nació en los Estados Unidos pero vive en Brasil desde hace quince años. De Río de Janeiro vengo yo, Paulinho da Viola y la Velha Guarda da Portela, que son un grupo de samba que se reúne y tocan juntos. Son gente mayor, de unos setenta años, tradicionales y están en las raíces de la auténtica samba carioca. Fue muy emocionante grabar con ellos. De Sao Paulo tengo a Nando Reis que es un gran bajista y que también ha compuesto alguna de las canciones del álbum. Y he compuesto varias canciones con Arnaldo Antunes que es un poeta maravilloso. Son gente que anda por los treinta años más o menos.

 

Lo más curioso es como logras involucrar a mucha gente que nada tiene que ver con Brasil ni con la música tradicional que se hace en tu país en un proyecto así.

         – Pretendo presentar lo que es Brasil al resto del mundo. Brasil es un país muy soleado, muy lejano… He grabado en Nueva York con gente que ama la música brasileña, que están interesados en ella y también con algunos músicos brasileños que me acompañaron allí, como Nana Vasconcelos, el percusionista, Homero Lubombo, que es un guitarra acústico y con los americanos Bernie Worrell, músico de Funkadelic, y Laurie Anderson. Sin olvidar los arreglos de cuerda que han hecho Philip Glass y Greg Cohen, el bajista de Tom Waits, que están también muy interesados en la música brasileña.

 

Me gusta el título que has elegido, aunque lo hubiera preferido en portugués. Tengo entendido que tiene algo que ver con la bandera brasileña pero. ¿a que asocias tú ese Rosa y carbón?

         – El título completo es Green, Blue Yellow, Rose And Charcoal. Los tres primeros colores -verde, azul y amarillo-, son los colores de la bandera de Brasil. Nuestra bandera tiene un sentido: el amarillo representa el sol y el oro, porque en Brasil hay una gran cantidad de oro, el verde representa la selva virgen, y el azul, los cielos y los mares de nuestra tierra. El rosa y el carbón son dos colores añadidos, como si quisiéramos revisar y ampliar la visión de Brasil. Son dos tonos medios, dos colores que no son extremos. Como la gente de Brasil. Todo el mundo está mezclado. No tenemos ninguna separación entre blancos y negros. Rose And Charcoal representa esta connotación mestiza, el Brasil de los tonos medios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *