MANOS DE TOPO

Manos de Topo, pon tu mente al sol

“El record Guiness de escalar tu balcón no me duró una semana, un equilibrista utilizó el ascensor y no contó como trampa”. Ésta es una de las perlas de los textos de un grupo que no deja indiferente a nadie desde que se escuchan. Manos de Topo está afincado en Barcelona, aunque cuenta con dos vigueses en sus filas. Este fin de semana presentan su debut, Ortopedias bonitas en Galicia: el viernes 21 en La Iguana de Vigo y al día siguiente en el Jazz Vides de A Coruña.

¿En qué otros proyectos habéis estado los miembros del grupo?

    – Las únicas experiencias previas de Miguel Ángel (voz y guitarra) y Alejandro pasan por intentar sacar con desafinadas guitarras españolas las canciones de Pantera, Metallica y otros representantes del músculo rock. Poco a poco fueron ablandando sus corazones caminando hacia el mundo pop a medida que las mujeres hicieron mella en ellos. Pau y Rafa, por el contrario, pasaron tardes de ensayos en locales oscuros de aromas post-rock y pop para terminar en esta suerte de ‘raropop’ que es manos de topo.

Supongo que al principio pensaríais que esto tendría la misma repercusión que vuestras otras aventuras, ¿no?
    – Nunca pensamos que ésta ni otra de nuestras propuestas anteriores (sobre todo de Pau y Rafa) llegarían a tener repercusión alguna. La música es algo que siempre vimos como entretenimiento, como cuando de pequeños jugábamos a hacer programas de radio con un radiocasete  y un micro, sólo que ahora se es mayor y se puede llegar más lejos en el juego.

¿Os ha sorprendido la acogida?
    – ¡Por supuesto!, la cosa nació con un carácter más casero, tocando en casas de amigos y esas cosas. Es un éxito del todo espontáneo, no tiene nada que ver con el diseño de un proyecto o un producto, por eso nadie te garantiza qué va a pasar. Puede que te aplaudan o te tiren una botella de Ballantines cual árbitro cegato.

¿Cuánto tiene que ver en ello el interés de la discográfica Strange Ones?
    – Todo. Ellos fueron los que vieron algo que aportar al ‘indie’ de este país donde nosotros sólo veíamos cuatro amigos pasando las tardes con una guitarra española y un par de panteras rosas para compartir.

 
Supongo que habrá ayudado mucho el myspace a la hora de daros a conocer.
    – Claro, la cosa en ese sentido ha cambiado un montón. La dictadura de las teles y radios se ha repartido de una forma más democrática. Además está Tom, que es el tipo con más colegas del mundo: no paga un gin tonic por las noches desde 1993.

 
¿Cómo os planteasteis la grabación del primer disco? ¿Qué buscabais con él?
    – En principio queríamos trasladar el espíritu casero al disco. Sin embargo, pronto nos dimos cuenta de que el mensaje llegaba mejor a través de una producción más elaborada al convertirse en un disco más divertido, más entretenido. Jens Neumaier, que fue nuestro productor, supo leer la forma de transmitir nuestro estilo ‘de perlas’.

 
Está claro que uno de los elementos más inconfundibles del grupo es la voz de Miguel Ángel. ¿Cómo se lo toma la gente?
    – Pues hay de todo, pero nadie se queda templado, que es lo bueno. Hay gente que lo mataría a la salida de la obra teatral de fin de curso delante de sus hijos (todavía disfrazados de osos panda) y otros que le cederían sonrientes sus Navidul de la cesta de navidad.

 
Otro es el humor, la ironía de los textos. ¿Cómo se trabajan las canciones para lograrlo?
    – Bueno, supongo que eso tiene que ver un poco con lo que hemos estudiado y a lo que intentamos dedicarnos (nos conocimos en la Escuela de Cine de Barcelona). Se trata de montar historias y tratar de ser lo más gráficos y expresivos posible. Y, sobre, todo estar atentos a todo. ¡Las ideas están en el aire como los virus de los mocos en invierno.

Supongo que más de uno habrá mencionado a El Niño Gusano o Sr. Chinarro en relación a vuestros textos. ¿Qué os parece?
    – Pues que Miguel Ángel se compró un disco de Sr. Chinarro porque le gustó la portada y poco más. Supongo que hemos cogido el mismo catarrazo sin darnos cuenta. De todas formas, siempre se tiende a archivar las cosas y, si así sirve para que no nos coloquen al lado de La Oreja de Van Gogh, pues estupendo.

Las letras parecen a veces como un puzzle. ¿Os parece bien la definición?
    – Quizás tiene que ver con esa intención de contar algo de forma diferente, con sus personajes, su trama distinta a lo habitual.

 
Me gusta mucho cómo tratáis las relaciones con las mujeres. ¿Es difícil dar otra versión a la acostumbrada?
    – ¡Ja, es la que más interesante nos parece!Nos sale así porque nos gusta más un tipo al que su novia manda a paseo y se va a tomar unas bravas al Raval que el que se sube a una roca con la camisa medio abierta y le dice al mundo que la quiere para toda la vida.

 
¿Cómo decidís los arreglos de las canciones?
    – La cosa suele arrancar en una casa con una guitarra y una melodía básica de voz. Luego vamos definiendo los tiempos y el estilo en general que va a tener. Las partes, otras melodías y coros son lo último.

Tengo entendido que parte del grupo tiene que ver con lo audiovisual. ¿Qué hay de ello en el grupo?
    – Pau es el único que tiene un trabajo serio y es digno de una mujer con la que fundar una familia. Los demás somos unos desgraciados metidos en este faranduleo del audiovisual 

¿En qué influencias coincidís todos?
    – ¡En ninguna! Sólo en la influencia del gin tonic y las paellas de Pau para que el mundo sea mejor. Cada uno tira por un lado, desde Death Cab For Cutie hasta Camela.

¿Algún descubrimiento musical reciente?
    – Miguel Ángel siempre dice que a él no le gusta la música, pero todos los días escuchamos cosas chulas en uno u otro sentido. También con cosas que están cercanas a nosotros (Za, Los Carradine, Le Pianc…) o grupos de la ciudad que están ya consagrados, pero nos gustan más o menos a todos (Love Of Lesbian, Astrud…) 

Me he pasado por la web, pero no hay contenido. ¿Para cuándo una web acorde con vuestros textos?
    – Creo que se ha potenciado más el myspace porque tiene un diálogo más rápido y fácil. Además el webmaster vive en Irlanda y pasa sus ratos libres bebiendo Guiness con marineros de barba amarillenta. De todas formas, esperamos darle un poco de brío al asunto a principios de 2008.

 
Por último, ¿cuál es la mejor anécdota en este tiempo en la música?
    – Que la gente en los conciertos se sabe las letras mucho mejor que Miguel Ángel. Vaya tela teniendo en cuenta que algunas de ellas las hizo él íntegramente hace más de tres años. Alguna vez le ayudan cuando se traba. Tanto pelo y tan poco sentidiño…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *