LUNA

Luna: no lo pienses dos veces, está bien

 

 

En el debut de Mercury Rev allá por 1991, Yerself Is Steam, había un corte oculto en el compacto, uno de esos que tanto se estilaban entonces. Se titulaba “Car Wash Hair” y en el tocaba el neozelandés Dean Wareham en un momento en que estaba sin banda, justo semanas después de deshacerse Galaxie 500, con quienes se hizo un nombre en la historia del rock, y semanas antes de fundar Luna, el grupo mucho más longevo que lideró hasta 2005. En aquella canción había un par de líneas que podrían ser la respuesta perfecta a quienes no entiendan o pregunten la razón del regreso de Luna: “Porque si no estoy en una banda, no quiere decir que sea irrevocable / Y si estoy, bueno, me importa un bledo”.

 

Hace dos años volvieron para una gira española después de recibir una oferta de un promotor de aquí, y ahora prolongan la vida del grupo con un nuevo álbum –de versiones- titulado A Sentimental Education y que acaban de presentar en otra gira por España de 11 fechas. Hablamos con Britta Phillips, bajista del grupo, pareja de Dean y quien el año pasado editó también su primer disco en solitario, Luck or Magic.

 

Hace dos años Luna regresó como banda de directo después recibir una oferta de un promotor español. ¿Os llevó mucho tiempo decidir? ¿Todos estuvisteis de acuerdo? ¿Qué debía tener esa oferta para convenceros?

– No, no había que convencernos en absoluto. No tuvimos que pensárnoslo: llegó la oferta y decidimos aceptarla. Para nosotros es mucho más apetecible tocar en España, así que no tuvimos ninguna duda. Siempre estuvo esa posibilidad en el fondo de mi mente y cuando llegó la oferta se cumplían diez años desde la separación, un espacio de tiempo perfecto para volver.

 

Cuando volvisteis a tocar juntos por primera vez, ¿qué fue lo que descubristeis que era distinto, lo que había cambiado?

– Pues, por un lado había transcurrido bastante tiempo pero, por otro parecía que había sido ayer. Es como montar en bicicleta. Además, en el caso de Luna, somos un grupo de músicos con los que es tan fácil tocar que no necesitamos muchos ensayos. Sonó bien desde el principio. Escuchamos de nuevo los discos, aprendimos nuestras partes y disfrutamos tocando esas canciones de nuevo. Incluso llegamos a apreciar aún más lo que es tocar juntos. La gira de vuelta ha sido algo que nos ha hecho más felices a nosotros que la de despedida.

 

¿Había cambiado la química entre vosotros? ¿Ha cambiado vuestro impulso creativo después de estos años tocando con diferentes músicos y en distintos proyectos?

– En mi caso está claro que soy ahora mejor músico que entonces y ahora nos escuchamos y prestamos más atención unos a otros, lo que es muy importante para un grupo.

 

Y ahora llega un nuevo álbum, de versiones. Luna ya había hecho otras anteriormente. ¿Qué os decidió a grabar un álbum de versiones ahora? Recuerdo que Dean dijo en su día que no habría canciones nuevas de Luna.

– Fue idea de Dean volver con un álbum de versiones porque es algo más entretenido, más fácil y, además, las versiones que suelo escoger para hacer son de canciones tan oscuras (excepto, en este caso, las de Bob Dylan o The Cure) que bien podrían pasar por canciones nuevas de Luna.

 

¿Quién escogió las versiones? ¿Fue también Dean?

– Sí, Dean escogió todas las versiones excepto la de Bob Dylan, que la propuso Sean [Dean, el otro guitarrista]. Sean también eligió “Something in the Air” de Thunderclap Newman que grabamos pero no aparece en el disco. En ella canta Sean y espero que aparezca de alguna manera como un corte extra.

 

Lo que se valora de este proyecto es precisamente eso, que no sean canciones conocidas.

– Sí, es que no tiene mucho sentido hacer versiones de canciones conocidas, a menos que lo hagas en una interpretación muy particular, diferente, que aporte algo. En este disco me gusta precisamente la versión de Dylan por ello.

 

¿Cómo se enfrenta uno a este tipo de versiones para hacerlas interesantes para uno mismo, en primer lugar?

– Las ensayamos en el local de ensayo, pero no mucho, como una o dos semanas, para hacerlas nuestras. Algunas salieron enseguida, otras las intentamos de formas diferentes… Por ejemplo, en mi caso, con la canción de Yes, “Sweetness”, practiqué mucho en casa yo sola hasta sacar la parte del bajo para que sonase como Luna. Me gusta tener referencias para trabajar, y en esta canción en concreto pensé en “You’ve Lost that Lovin’ Feelin’” para una parte, The Velvet Underground y The Beatles para otras… Al final no tiene nada que ver con el bajo de una canción de rock progresivo. Lo mismo me pasó con la canción de Dylan, de la que no me gusta mucho su producción ochentera: tuve en cuenta para mis líneas de bajo “Waiting on a Friend” de los Rolling Stones y, para el estribillo, “Walk on the Wild Side”. Al final lo grabamos casi todo en vivo, con sus imperfecciones y todo, a diferencia de lo que se hacía en los años 80. Luna tiene un gran sonido en directo y merece la pena explotarlo.

 

La canción de Yes resulta ser la más sorprendente en su elección, porque no la hubiese relacionado nunca con Luna.

– Le gusta mucho a Dean, aunque creo que es la única canción de Yes que conoce. La escuchó en la banda sonora de la película Buffalo ’66 de Vincent Gallo, que nos encantó.

 

El disco mantiene una cierta unidad en el sonido, aunque la versión de Mink DeVille parece más punk, más rápida, y la versión de los Stones más tranquila. Es como si buscaseis texturas diferentes para no hacerlo muy monocorde.

– Después de ensayarlas llegamos al estudio sin unos arreglos muy definidos, queríamos intentar cosas diferentes. Al final la canción de los Rolling Stones acabó teniendo una atmósfera diferente, como si caminases por las calles desiertas de una ciudad de noche, mientras que la de Mink DeVille proviene directamente del día.

 

 

No sé si llegasteis a considerar incluir otras versiones y, si es así, cuáles fueron y por qué quedaron fuera.

– Además de la de Thunderclap Newman, también hicimos y grabamos (dos veces) “Inside Your Heart” de The Monochrome Set. En este caso no iba muy bien con el resto. Las otras dos que llegamos a preparar son “Shattered Illusions” de England’s Glory y “All in Your Mind” de Stray, pero no nos gusta meter más de diez canciones en un disco y tampoco sería buena idea para el vinilo.

 

No sé si en estos caso la experiencia ayuda o, por el contrario, puede convertirse en un obstáculo, con lo que es mejor olvidar todo lo que uno ha aprendido para acercarse a las canciones con un enfoque más fresco.

– Sí, cierto, no es buena idea tocarlas tal cual. Esa fue la idea con la de Bob Dylan y también con la de Yes, que era algo complicado de hacer porque distan mucho del sonido de Luna. Otras no tuvimos que cambiarlas mucho, como la de Fleetwood Mac o la de The Velvet Underground, una canción tan oscura que no creo que mucha gente la haya oído y de un disco en el que es probablemente lo único que vale la pena.

 

También editáis ahora un EP con seis instrumentales, entre las que destacan “GTX3” o “Captain Pentagon”. ¿Son algún tipo de maquetas o ejercicios para futuras canciones de Luna?

– Hasta donde yo sé y lo que hemos hablado, se quedarán así y tampoco haremos nuevas canciones. En el directo interpretaremos un par de ellas; son buena idea para abrir un concierto. Haremos varias canciones de este disco y varias de las que la gente conoce y un par de ellas más oscuras. Y, sí, los instrumentales que hemos estado trabajando son precisamente esas dos.

 

Tenía curiosidad por saber qué se esconde detrás del instrumental “Spanish Odyssey”, pero no sé si hay alguna historia detrás.

– Esa la escribió Sean para el documental sobre el grupo Tell Me You Miss Me. Aparece en la escena en que él deambula por una ciudad española de la que ahora no recuerdo el nombre y lo hizo en función de lo que sentía en ese momento. La hemos vuelto a grabar. Con “Around and Around” sucede igual: ya estaba en la película y ahora le hemos añadido una parte y la hemos vuelto a hacer en el estudio.

 

La portada del álbum ha estado a cargo del artista finlandés Niko Luoma. No sé si contactasteis con él y le disteis alguna idea sobre qué queríais.

– Dean fue quien había visto su trabajo y contactó con él. Era una obra que ya tenía, así que no se hizo expresamente para la portada. Lo que hicimos fue escoger una que nos gustaba de entre varias fotografías abstractas que vimos suyas en las que captura la luz y la intensa energía que emana de ella. Son muy hermosas.

 

En la portada del single reciente de edición limitada con dos caras a cargo de Dean y de ti, con las canciones “Don’t Think Twice, It’s Alright”, y “Hey Paula”, aparece una pintura cubierta de dos personas desnudas haciendo un 69. ¿Fuisteis vosotros quienes le pedisteis al autor, Brian Calvin, que os retratase así?

– Él es un amigo nuestro y lo cierto es que le dijo a Dean que podía utilizar una de sus pinturas. Él escogió esta. No se parece nada al resto de su trabajo, porque lo que hace primordialmente son pinturas de caras de chicas. Esta en concreto seguro que la encontró por alguna esquina perdida de su estudio.

 

Además de Luna, me comentaste el año pasado que habría un nuevo álbum de Dean y no sé si tú tienes intención de editar un segundo disco.

– Dean ha grabado un disco con un amigo común llamado Cheval Sombre, que será un disco que nos gusta definir como ‘cowboy espacial’ y que saldrá la próxima primavera aunque fue grabado antes que el de Luna. No sé si debería comentar nada, porque aún no le ha dicho nada a nadie. Es su proyecto, pero yo canto algo y toco el bajo. Y en cuanto a mí, bueno, puede que en algún momento me ponga con ese nuevo disco. He empezado a escribir canciones y pueda que me ponga con ellas cuando acabe la gira de Luna, incluso puede que trabaje en ellas durante los tiempos muertos de la gira.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *