LUIS TROQUEL

 

Luis Troquel, el alma de fiesta

LUIS TROQUEL

 

            De Benidorm a Benicassim no es un disco cualquiera. Ya sólo por nombrar a las dos ciudades donde se celebran dos festivales musicales tan antagónicos lo que se puede esperar es algo atípico. Su responsable, el crítico Luis Troquel, es de las pocas personas que están igualmente interesados en lo que sucede en ambos. Para este proyecto personal, ha contado con la ayuda de los personajes principales del mundo musical independiente y de… Rosa, la de Operación Triunfo. Letras suyas, versiones y colaboraciones insospechadas hacen del disco una rara avis en el panorama estatal.

 

El disco es una historia largamente anunciada. ¿Qué pasó para que se fuera retrasando tanto?

– Primero tenía que ser un EP de tres canciones, luego un no muy larga duración, luego un LP de duración convencional…. Hace un año estaba convencido de que sería doble y suerte que me pararon los pies, porque sino desparece el formato CD antes de que yo termine el disco.

 

¿Cuánto se ha desviado el resultado final de la idea inicial?

– Al principio era únicamente una crónica sobre el mundillo indie-pop y espero que en parte lo siga siendo. Digamos que, por el camino, me he ido parando en las tiendas de souvenirs.

 

Supongo que tus relaciones con todos los que intervienen son, cuando menos, cordiales. ¿Se prestaron todos fácilmente a la idea?

– La verdad es que sí. Al estar implicado desde el principio, J de Los Planetas fue un talismán. Decía su nombre y se me abrían las puertas del cielo.

 

¿Hubo alguien que se negó o no pudo estar? ¿Puedes citar nombres?

– Hay varios que al final cayeron, por motivos de lo más diverso, pero también con ellos la relación sigue siendo de lo más cordial. Y para no enturbiarla precisamente preferiría no dar nombres.

 

¿Y todos se ofrecieron a musicar tus letras sin problemas o quisieron hacer algún cambio?

– A nivel de letras no cambiaron prácticamente nada. Alguna melodía sí que la llevaron a su terreno, pero bueno, en parte de eso se trataba. Un poco como los discos tributo, en el que cada grupo tiene la última palabra en lo que a su canción respecta.

 

¿A qué se debe que algunos de los participantes hayan optado por las versiones? En ese caso, ¿fueron elección suya o tuya?

– La de David Bowie y la de la banda sonora de Titanic yo las tenía muy claras. En parte fue por incluirlas que decidí hacer algo más largo que un EP de tres canciones. En cambio, la de “La Vida sigue Igual” de Julio Iglesias surgió por un cúmulo de coincidencias que ni en el más rocambolesco culebrón.

 

Supongo que es difícil decirlo, pero, ¿quién te ha sorprendido más con su adaptación de tus textos?

– Seguramente Nosoträsh.

 

¿Y quién te gusta más en su interpretación?

– Ahí sí que me veo incapaz de responder. Depende de con que pie me levante…

 

Tras prestar atención a tus letras, me queda una duda: ¿Qué letristas españoles sigues con devoción?

– Del pasado, sin duda los copleros: Rafael de León, Ochaíta, Valverde, Perelló, etc. Y de los actuales: Sr. Chinarro, Manuel Alejandro, José M. Navarro, Nacho Canut, Albert Plà, Tina Gil…

 

¿Crees que el disco podría llegar más allá de un público especializado o ‘independiente’?

– Intento no hacerme ilusiones.

 

Aunque ya habías colaborado con otra gente antes, ¿con este disco te quitas definitivamente un poco la espina del dicho del crítico como músico frustrado?

– Músico no lo sé, pero sigo siendo un cantante frustrado; por más que aquí cante un poquito, no es lo mismo salir bien parado de un estudio que de un escenario… Y a estas alturas ni se me pasa por la cabeza hacer carrera.

 

Tú que has estado en ambos lados, ¿qué llena más: ver tu nombre en un libro o en un disco?

– Los libros que he hecho siempre han sido trabajos periodísticos al servicio de una biografía (aunque en el de los Smiths me impliqué especialmente). Y el disco es lo que se llama de varios artistas. Yo todavía no sé si he sido el eje, el motor o el lastre.

 

¿Qué es lo más personal e íntimo que has dejado reflejado en el disco?

– “Segurata inseguro”, el tema que canta Miqui Puig. Y “Where is the scene?”, sobre todo cuando dice: “Soñé que escribía mi obra maestra / y que la escondía para no perderla, / pero al despertarme miré hacia otro lado / y ya no recuerdo dónde la he guardado”. 

 

¿Por qué no se hacen más discos así en España?

– Por lo mismo que apenas se hacen ya sábanas bordadas a mano.

 

Después de la experiencia, ¿repetirías algo similar?

– Desde que lo empecé hasta ahora la industria musical ha cambiado mucho. Hoy un proyecto sólo discográfico a nivel independiente es económicamente suicida. Vamos, que como no me toque la lotería…

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *