LOS ETERNOS

Los Eternos, dark country

 


 

Están que no se lo creen, aunque saben que se lo merecen. Tras curtirse durante años en bandas como Os Maruxa, Rock A Hulas, Los Limones, Studebackers o Guru Deva, Los Eternos han conseguido que una multinacional distribuya su nueva grabación de country-rock en inglés, Back on the Road, por medio mundo.  

 

Sois cinco músicos con una amplia trayectoria detrás. Os Maruxa, Rock A Hulas, Los Limones, Studebackers, Guru Deva… ¿Podéis contar, para quien no os conozca, en qué proyectos habéis estado los cinco?

– Como bien dices, somos ya viejos perros del panorama rockanrolero; tanto juntos como por separado hemos pasado por diversas formaciones, alguna de ellas son las que tú indicas. Chewis, Mecha y yo, hemos tocado juntos durante muchos años en Os Maruxa. Alvaro Lamas, por su lado, tiene una amplísima trayectoria musical, ya que ha tocado y colaborado con una lista interminable de grupos, destacando entre otros Los Limones, Los Secretos, Antonio Vega…

 

 

¿Cómo se ha integrado el cantante en un grupo con gente tan veterana y experta? ¿Es mejor así, la mezcla de dos generaciones de músicos?

– La verdad es que conociendo a Torres, nadie diría que es de otra generación, ya que tiene la misma cultura musical que todos nosotros, tal vez inculcada por su padre, un amante incondicional del Country y del R&R. Por lo tanto, técnicamente no podríamos decir que exista una mezcla generacional en el grupo, a pesar de la diferencia de edad que tenemos con Torres.

 

 

Los Eternos surge en el 2003. ¿Con qué intención? ¿Erais un grupo distinto por aquel entonces?

– Una de las frases que ya forman parte la vida del grupo ha sido desde el inicio: “Los Eternos son concebidos como un proyecto basado en lo más simple, disfrutar haciendo R&R….”. Te aseguro que ese es nuestro marchamo. Estamos totalmente convencidos de que la única forma de hacer un buen concierto o grabar un buen disco es aplicando esta filosofía. Un alto porcentaje del buen resultado que hemos obtenido en la grabación de Back on the Road ha sido, sin lugar a dudas, la buena sintonía que ha habido durante todo el proceso de grabación y mezcla, tanto con Gerardo Calvo en el estudio como entre toda la banda. Creo que esto sólo se consigue si además de una banda de rock & roll tienes una banda de amigos.

 

 

Antes de vuestro primer álbum habíais autoeditado dos discos, Estás al límite y Los Eternos. Como no tuvieron la oportunidad de llegar a mucha gente, ¿podéis explicar qué había en ellos?

– Hasta la fecha hemos realizado tres grabaciones, cada de una de ellas claramente diferenciadas con un estilo propio, que va desde el r&r de la primera maqueta, compuesta por 7 temas propios cantados en castellano, pasando por el power & rock de la segunda, hasta el estilo country- Rock de nuestro nuevo trabajo. La etapa actual se caracteriza por una serie de cambios producidos en la banda, destacando, entre otros, el predominio del estilo country-rock en las nuevas composiciones. Torres, que hasta la fecha sólo tocaba el bajo, pasa a ser el vocalista. Se incorpora a la banda Mecha, sustituyendo en la batería a Óscar Millarengo. Entra también a formar parte de la banda Álvaro Lamas al pedal steel guitar. La combinación de todos estos sucesos se llama Back on the Road.

 

 

¿Cómo vais acercándoos progresivamente hacia el country-rock? ¿Cuál fue el momento clave?

– Todo surgió cuando en un concierto en el Saloon Universal de Cedeira, debido a que tocamos bastante a menudo y con Torres como nuevo vocalista, decidimos preparar un nuevo repertorio de versiones de los clásicos del country (Johnny Cash, Willie Nelson, Hank Williams, etc.) y, sinceramente, disfrutamos tanto y tuvo tan buena acogida que nos planteamos hacer ese repertorio más a menudo. Después de varios conciertos haciendo country-rock, decidimos componer temas enfocados hacia ese estilo e irlos incorporando a nuestro repertorio. Así que, sin darnos cuenta, pasamos a hacer todos los conciertos en este nuevo formado, combinando temas propios y versiones. De repente, nos vimos haciendo más de 40 conciertos anuales sin tener apenas tiempo para ensayar.

 

 

¿Fue difícil el cambio a la hora de componer las canciones o resultó más fácil de lo previsto?

– La verdad es que el proceso creativo, no ha sido más complicado que cualquier otro disco que hayamos grabado. Mme atrevería a decir que una de nuestras facetas más prolíficas siempre ha sido componer, lo que hace que cuando acabamos de grabar ya tenemos muchos otros temas terminados. Te puedo decir que en estos momentos ya disponemos de más de 20 nuevas canciones que, tan pronto podamos, empezaremos a montar y ensayar.

 

 

¿Cómo llega el contacto con Miña Terra Galega? ¿Y la distribución por Warner? ¿Qué tiene que ver en ello Dr. Gringo?

– Fue a través de nuestro colega Martín Esturao, guitarra y voz de Dr. Gringo, por cierto uno de las mejores bandas de Rockabilly del país, que en uno de los muchos conciertos en los que hemos compartido cartel nos anima a que nos pongamos en contacto con Miña Terra Galega, productora de Isidro Rajo y Miguel Costas -ex Siniestro Total- con la que Dr. Gringo acababa de editar su nuevo disco. Tan sólo un día después de enviarles tres de los doce temas que estábamos acabando de grabar, recibimos la llamada de Isidro mostrando su interés en nuestro trabajo. Rápidamente llegamos a un acuerdo con ellos, pasando a ser Miña Terra Galega nuestra compañía discográfica y agencia de management. Una vez mezclado en Aboryginal Record, y aconsejados por Miguel Costas e Isidro Rajo, decidimos masterizarlo en el mítico estudio de grabación Ardent Studios en Memphis. Después de la masterización, es Miña Terra Galega quien, viéndole posibilidades a la grabación, decide ponerse en contacto con Warner, a la cual le gusta el proyecto y deciden apostar por Los Eternos.

 

 

¿Cómo os ha ayudado esa experiencia para la grabación de este primer disco editado con un sello?

– Es después de tener prácticamente terminado el disco, a falta de masterización, cuando firmamos con Miña Terra Galega y, posteriormente con Warner Music, por lo que no nos ha influido en la grabación. Para todos nosotros supuso un importante reto el grabar un disco de corte country-rock, puesto que hasta la fecha sólo habíamos grabado garaje, punk o power-rock, y apenas teníamos experiencia en grabar guitarras sin distorsión con arreglos country. Antes de empezar a grabar estuvimos barajando la posibilidad de llamar a un productor para que nos ayudase, ya que teníamos muy claro lo que queríamos conseguir pero no estábamos seguros de saber cómo lograrlo. Después de barajar dos o tres nombres, decidimos producirlo nosotros mismos, contando con la inestimable ayuda, en el control de los mandos, de Gerardo Calvo (Aboryginal Records).

 

 

Desde dentro, ¿en qué concretaríais vosotros la evolución de la banda en este tiempo antes de editar vuestro primer álbum?

– El cambio principal ha sido sin duda el incorporar country-rock en las nuevas composiciones. A partir de ahí, los cambios en la formación que hemos comentado antes creo que nos han ido enriqueciendo, tanto la voz de Torres, como la llegada de Mecha a la batería y por último la incorporación de Álvaro a la steel guitar. Por otra parte, los muchos conciertos en directo de estos últimos años creo que también nos han servido para madurar nuestro sonido.


En el disco hay una versión de Hank Williams, pero en directo hacéis otras como la de AC/DC. ¿Cuáles más habéis hecho?

– La verdad es que nos atrevemos con casi todo. A lo largo de estos últimos años haciendo country-rock hemos versionado, además de AC/CD, a Thin Lizzy, The Clash, Iggy Pop and the Stooges, Led Zeppelin, etc., llevándolo al terreno del country, claro está. La verdad es que resulta muy divertido darle la vuelta a canciones que has escuchado toda la vida como “Search & Destroy” de Iggy Pop and the Stooges, o “Jenny Jones” de The Clash y verlas convertidas en canciones country.

 

 

Además de las versiones, ¿seríais capaces de decir alguna canción ajena en la que os hayáis inspirado para una de las vuestras?

– Resulta muy complicado decir una canción en la que nos hayamos inspirado ya tenemos raíces muy diversas. No queríamos encasillarnos en el country-rock-americana. Nuestra intención era la de crear un ambiente con identidad propia. Para ello hemos mezclado todo lo que nos gusta, rock and roll, country western, blues, para hacer un disco de corte country pero a su vez muy variado, que no resultara monótono, un disco de esos que no te cansan, y sinceramente estamos muy contentos con el resultado. Creo que posiblemente sea el mejor disco que hemos grabado.

 

 

¿El libreto que acompaña al compacto es idea vuestra y, después, llevada a cabo por Diego Cheda? ¿Podéis explicarlo? ¿Qué buscabais con ello?

– A pesar de que la idea de hacer un comic fue conjunta, es Diego (gran dibujante y amigo) el que le da forma haciendo una caracterización de cada uno de nosotros. Nos pareció una idea bastante original, al igual que un posible incentivo para animar a la gente a la que le gustase nuestra música, a que se comprase el disco. A pesar de que la idea original era la de hacerlo con más viñetas e incluyendo las letras de las canciones, rápidamente lo desechamos debido a las reducidas dimensiones que tiene el libreto del CD. El resultado final nos ha gustado tanto que estamos pensando en darle continuidad al comic.

 

 

¿Qué es la etiqueta del dark country? ¿A quién se le ocurrió?

– El dark country es una etiqueta que nuestro amigo y gran fotógrafo, Carlos Taín, nos colocó y creo que acertadamente, ya que nos sentimos bastante identificados con esa identidad. La verdad es que eso de que digan que has creado un nuevo estilo, o tener una etiqueta propia, acojona bastante… Nosotros seguimos diciendo que simplemente hacemos country-rock.

 

 

¿En qué artistas coincidís todos los miembros del grupo como vuestros referentes? ¿Y en cuáles no?

– Aunque todos tenemos el mismo denominador común, el country clásico, destacando entre otros muchos Hank Williams, Buck Owens, Johnny Cash, Willie Nelson, Waylon Jennings, Merle Haggard, Neil Young o Gram Parsons, cada uno tiene sus propias tendencias dentro del country-rock: por ejemplo, Torres va hacia la parte más salvaje (Supersuckers), Chewis a la parte más sureña (Lynyrd Skynyrd), Cudi se declina por la americana (Jayhawks), Mecha va hacia el lado más oscuro (Tom Waits) y Álvaro se queda con lo clásico (Poco).

 

¿Cuáles son ahora los objetivos del grupo y, siendo realistas, qué creéis que podéis lograr?

– Nos sentimos muy afortunados y con los objetivos sobradamente cumplidos, después de recibir el respaldo de Miña Terra Galega y el apoyo de una multinacional tan importante como Warner. Que se interesen por ti y por tu trabajo significa mucho. Nuestras anteriores experiencias en discográficas, con otros grupos en los que hemos estado, no han sido del todo gratificantes. Tenemos la ilusión y la esperanza que esta vez sea diferente, y la verdad es que hasta la fecha lo está siendo… Resulta muy extraño ver a tu ‘criatura’ en la lista de novedades junto a Fito o a Calamaro, al igual que en la tiendas de música de Japón, Chile, Finlandia… Da la sensación de ser algo irreal. El objetivo a corto plazo, es que este disco nos proporcione innumerables conciertos, que es lo que realmente nos gusta hacer, y la posibilidad de grabar un nuevo disco.

 

 

Por último, ¿cuál ha sido la mejor anécdota de este tiempo en el mundo de la música?

– No sabría decirte… son muchas las anécdotas que nos han pasado a lo largo de todo este tiempo. En este momento recuerdo alguna sesión ‘vermut’ que hicimos que empezó a las 12 de la mañana y terminó a las 12 de la noche, o el año pasado tocando en pleno temporal Klaus. Sin duda, la mejor forma de contarla es vivirla asistiendo a uno de nuestros conciertos.

  

{youtube}q7KxqNicEyA{/youtube} 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *