LORI MEYERS

Lori Meyers, de viaje

 

         ¿Dónde están mis maletas? ¡Paren ese coche! ¡Quiero tomar de lo mismo que ellos! ¡Quiero hacer canciones como las de estos cuatro chavalotes: Moni, Julián, Alejandro y Alfredo! Todo el mundo debería escuchar su debut, Viaje de estudios, o, cuando menos, disfrutar con él. 

¿Cuándo surgió Lori Meyers y de dónde venís musicalmente?

– Lori Meyers surgió un invierno en Loja, nuestro pueblo. Para contrarrestar el absoluto aburrimiento del pueblo, nos reuníamos cuatro amigos con influencias similares. Los cuatro estamos locos por la música.


¿Qué habéis hecho desde entonces?

– Nos limitábamos a tocar donde nos saliera cualquier cosa. Durante cinco años hemos tocado en casi todos los sitios que hemos podido, aún perdiendo dinero. A la vez, lo compaginábamos con los estudios.


¿Quién fue el primero en ver vuestro potencial?

– El primero fue Paco Méndez, padre de Julián y Alejandro, que nos llevaba a todos los sitios. Ninguno teníamos carné, ni siquiera (al principio) sobrepasábamos la mayoría de edad. Además, tenemos muchos amigos que siempre confiaron en nosotros.


Vuestro disco es la mayor sorpresa del año a nivel estatal. ¿Cómo puede uno tener tal desparpajo con su primer disco?

– No pretendíamos nada. No había ninguna pretensión con el disco, y por eso creemos que suena sincero. Se grabó en cinco días y en directo; es lo que había, sólo canciones. Creo que es eso lo que realmente engancha.


¿Qué tomáis para que salgan estas melodías supervitaminadas?

– “Ven al final del fin con nosotros”, coge tus maletas, te vienes de viaje de estudios y lo verás.


¿Y cómo se pueden tener tantas referencias y todas tan buenas: el pop español de los 60, Teenage Fanclub, la psicodelia…?

– En realidad, a cada uno le gustan unos grupos determinados y cada uno coge de ellos lo que más le gusta. Y, como en todas las ciudades, hay un punto de reunión. En Granada, el “Ruido Rosa” es un bar donde tienen cabida todas las ideas, donde siempre hemos escuchado la mejor música y encontrado a nuestros mejores amigos: Los Planetas, Lagartija Nick. Qué decir, además, de tanta creatividad al alcance de la mano.


¿Cómo se logra contar con Mac McCaughan para producir el primer disco? ¿Fue vuestra primera intención?

– A Mac le mandamos la maqueta del disco y le encantó, nos pusimos en contacto y aceptó encantado. Estuvimos barajando distintas posibilidades con el sello y ésta era la que más nos atrajo.


¿Qué es lo que más os ha gustado del sonido que ha sacado al grupo?

– Las guitarras son sorprendentes; ese sonido brillante que sacó y, sobre todo, su cultura musical y cómo entendió nuestra música. Mac es uno de los iconos más representativos del indie de E.E.U.U y flipaba con nuestro disco. Nos sentimos muy orgullosos de haber tenido la oportunidad de trabajar con él.


¿Quién ha hecho el estupendo diseño y qué se pretendía?

– El diseño lo ha hecho Vanesa, una amiga común del grupo. Ella estuvo desde que se hicieron las canciones con una acústica hasta los ensayos y la posterior grabación. Sabía perfectamente cómo estábamos en ese momento y es increíble cómo lo ha reflejado. Y a la gente le encanta.


Houston Party parece el sello perfecto para vosotros -aunque hasta ahora no habían editado nada en castellano-, ¿no?

– Somos su primera referencia en castellano, y sinceramente, todos éramos grandes consumidores de Houston Party. Para nosotros es un placer y algo que nos obliga a esforzarnos para mantener ese nivelazo.


¿Hay algún estilo que os guste y que, en principio, no asimilaríamos con vosotros?

– Son muchas cosas: la música electrónica, por ejemplo, grupos como New Order, que nos encanta.


¿Es más complicado darse a conocer desde vuestro pequeño pueblo?

– Sí, en los pueblos todas las posibilidades se reducen, es muy difícil intentar hacer algo, por eso lo lógico era irse a Granada.

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *