LOQUAT

Loquat, tuyos para guardar

 

         En nuestro Estado tenemos la dicha de descubrirlos antes que en el resto del mundo. El grupo de Kylee Swenson -quien contesta nuestras preguntas- edita su debut, It’s Yours To Keep, un precioso disco de melodías pop, en España antes que en el resto del mundo. 

¿Cómo eran los grupos anteriores en los que habéis tocado?

– Además de tocar el saxo en un grupo de la escuela -todos en Loquat hemos tocado en grupos de la escuela o crecimos tocando el violín, la batería, etc.-, yo empecé en un grupo rock llamado Bunkbed. De hecho, antes se llamaba Solar Slurpee, pero normalmente me avergüenzo demasiado como para admitirlo. Mi amigo Keith Krate, quien, desgraciadamente, murió de sobredosis hace dos años, fue quien me enseñó a tocar la guitarra. La canción “It’s Yours To Keep” habla de él. Si no fuese por él, probablemente no estaría en Loquat, porque me ayudó a tener el coraje de escribir canciones y tocar delante de la gente. El primer concierto que di fue como telonera de Jefferson Starship y fue desastroso. 

¿Cómo empezasteis? ¿Buscabais un sonido concreto?

– Loquat empezó por accidente. Earl Otsuka, el otro guitarrista, y yo estábamos en la casa de un amigo que tenía equipo y un grabador de cuatro pistas, así que grabamos una canción al azar. De alguna manera, nos gustó tanto que íbamos por ahí poniéndola en el coche. Después empezamos a montar un estudio y grabar música. He trabajado para revistas musicales técnicas que me permitieron hacerme con equipamiento a buen precio. Así que seguimos grabando hasta que conocimos a Anthony Gordon, el bajista, que nos animó a tocar en vivo. Al principio no quería estar en el grupo, pero después de llegar con un batería y un teclista, se quedó.  

¿Qué hay en vuestros tres EPs que no se editaron aquí?

– Puedes ver las canciones en nuestra web www.loquatmusic.com . Grabamos una versión de The Smiths,  “There’s A Light That Never Goes Out” en el EP Before The Momentum , así como un par de canciones de It’s Yours To Keep. Además, hay de todo, desde la bossa nova en “Friend Without Thumbs” a una remezcla house de un amigo de “Swingset Chain”. Por lo demás, no somos muy diferentes ahora de los EPs. Lo único es que hemos conseguido un mayor equilibrio entre los sonidos electrónicos y los orgánicos.  

¿Por qué se edita vuestro disco antes en España?

– Sale primero en España, Portugal y México. Claudia, del sello Dearstereofan, fue la primera persona con la que nos sentimos cómodos como para comprometernos. Acabamos de firmar con un sello en Estados Unidos y anunciaremos los detalles en nuestra web.  

¿Dónde se grabó el disco y cuál era el ambiente?

– El disco fue compuesto en San Francisco, California y Orono, Minnesota. Me llevé un grabador portátil a la casa de mis padres el pasado otoño. Allí escribí “Rocks,” y partes de “Take It Back” e “It’s Yours To Keep”. El resto fue hecho en San Francisco. El ambiente es bastante nostálgico. Echo de menos mi casa en Minnesota y la gente que se ha ido, pero, aún así, hay una cierta felicidad en la música. Supongo que se puede decir que es agridulce. 

¿Os dais cuenta del encanto de la voz de Kylee?

– Como soy yo, Kylee, quien responde, debería decir no. Quiero decir, que estoy contenta con mi voz, pero canto porque lo he hecho siempre, incluso antes de hablar o caminar. Muchas veces ni me doy cuenta de lo que hago. De todas formas… ¡gracias por el cumplido! 

Una de mis canciones favoritas es “It’s Yours To Keep”. ¿Qué me podéis contar?

– ¿De verdad? Guau. Tengo una relación de amor-odio con esa canción y la he reescrito completamente unas tres veces. Cuando me pareció bien, la grabamos. El teclista, Ryan Manley, aportó el sintetizador al final, para el puente. Todos llegamos con nuestras partes y en ese momento escribí las letras. Es muy emocional porque habla de mi desaparecido amigo Keith. Poco antes de acabar el disco, Earl dijo que el estribillo le parecía aburrido, así que escribió nuevas partes de guitarra. Así que, en esencia, son mis versos, el estribillo de Earl y el puente de Ryan. Probablemente por eso cada parte suena diferente.  

¿Y de “Swingset Chain”?

– Escribí “Swingset Chain” hace unos cuatro años. Mi mejor amiga, Kari Reardon, quien creció a tres puertas de mi casa en Minnesota, estaba viviendo en San Francisco conmigo. Era la primera vez que vivíamos juntas ocho años y tenía miedo de que se fuera. Antes de acabar la canción, me dijo que se volvía a casa. Se la puse y lloró durante una hora. Fue muy difícil. Tiene tres partes: cuando crecimos juntas en Minnesota, mi vida en California sin ella y nuestra vida juntas en San Francisco antes de que se marchase. Kari es la clase de amiga con la que puedes no hablar durante semanas, que después lo retomas justo donde lo dejaste. Soy hija única, así que, básicamente, Kari es como mi hermana. 

Si menciono nombres como L’Altra, Everything But The Girl, Edie Brickell, Suzzane Vega, Cowboy Junkies, ¿qué pensáis?

– Me gustan todos y he oído comparaciones con todos ellos. Me gusta mucho Everything But The Girl y siempre me ha gustado la voz de Edie Brickell. Algunas de mis cantantes favoritas son Björk, The Cardigans, Komeda, Bahamadia y Mary J Blige.  

¿Erais grandes seguidores de The Sundays?

– Me gustaban The Sundays en el instituto. Pero no pensé en ellos al grabar; ya estoy en otras cosas. Supongo que, de alguna manera, todavía están en mi subconsciente, porque nos comparan a ellos continuamente. 

Diría que, si no supiese cuál es vuestro sello, este disco ha sido editado por 4AD. ¿Os dice algo?

– Es un gran cumplido. Me gusta mucho 4AD. Los discos de This Mortal Coil son increíblemente hermosos. Algunas de esas canciones te rompen el corazón.  

¿Hay algo que os gusta con lo que no se os asociaría?

– Supongo que las artistas que he citado antes (Björk, etc.), pero me gusta el hip-hop divertido, como Kool Keith o Quasimoto. Aunque me gusta de todo. En nuestro coche, mi padre cantaba las canciones de Roy Orbison y mi madre, mi amiga Kari y yo hacíamos los coros. Nos lo pasábamos en grande.  

¿Con quién os gustaría trabajar?

 – Nunca lo he pensado, tal vez porque siempre lo hemos hecho todo nosotros. Pero me gustaría trabajar con The Cardigans, Björk, The Neptunes, Dr. Dre, Butch Vig, Madlib, Stephen Street (el productor de The Smiths). Como es un sueño, si lo pienso durante una hora, te daría otros cien nombres.  

¿Qué clase de respuesta creéis que vuestra música puede tener de públicos europeos y americanos?

– Es una buena pregunta. Sólo puedo aventurarme a contestar por las respuestas que nos llegan de todo el mundo. Nos sorprende que un tipo de Carolina del Norte nos escriba un correo y nos diga ‘Dejad a este paleto en paz’. Así que hay un tipo de la América rural al que gustamos. También a un rapero de Nueva York o a gente de Holanda o Singapur. Creía que sólo le gustaríamos a quienes escuchan pop independiente, pero ya hemos superado ese ámbito. 

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *