Lo que arde

Lo que arde

Oliver Laxe (Numax)

 

 

Difícil ser objetivo cuando la localización en la que se desarrolla un largometraje le toca a uno tan de cerca. En O que arde (su título gallego), uno reconoce perfectamente esa lluvia que cala, la neblina perenne, los montes, las aldeas y los paisanos lucenses, al tiempo que revive el calor de la lareira de la cocina y siente el frío de la cama en el crudo invierno.

 

No obstante, no por su carácter local deja de entenderse en cualquier sitio y, de hecho, esta es la película de Oliver Laxe que más lejos ha llegado (tras Todos vós sodes capitáns, 2010, y Mimosas, 2016), al margen de la siempre calurosa acogida que las tres han tenido en Cannes (esta se llevó el Premio del Jurado).

 

Los incendios, la fascinación que ejercen y sus consecuencias, son la excusa del film, con una cámara que se ha metido más que nunca entre las llamas y una secuencia terrorífica de inicio, con dos bulldozers tirando árboles en medio de la noche. Alrededor gravitan dos personajes unidos y a los que les cuesta comunicarse (excepcionales Benedicta Sánchez y Amador Arias) pero que viven en perfecta comunión con la naturaleza de su entorno. De ritmo pausado y una belleza hipnótica, resulta, en fin, su cinta más personal, madura y, sí, universal.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *