LITTLE BARRIE

Little Barrie

            El trío de Beeston, Nottinghamshire, reaparece en este 2007 con su segundo álbum, Stand Your Ground, grabado con la producción de Dan The Automator, y la colaboración de Russell Simins -de Blues Explosion- a la batería. Si en su debut We Are Little Barrie parecían un grupo de rock bien anclado en el soul y el funk, en este segundo disco parecen tirar más hacia el blues, evocando los tiempos de Traffic o Cream. Su líder Barrie Cadogan nos lo presenta.

 

Quería saber, para empezar, si el éxito de vuestro primer disco os cogió por sorpresa. Si así fue, ¿cuáles fueron las mejores y peores consecuencias?

– Pues la verdad es que no fue tanta sorpresa. Cuando estás haciendo un disco esperas que le llegue a un montón de gente y que lo comprendan bien y lo hagan suyo. Lo mejor que nos trajo el éxito -relativo- de nuestro primer disco fue poder viajar por el mundo, y lo peor, las horas que pasamos viajando en furgonetas y aviones.

 

Ha habido varios cambios, en especial la marcha de vuestro batería. ¿Fue fácil escribir este segundo álbum o hubo obstáculos en el camino que os hicieron más difícil completarlo?

– Escribir las canciones fue fácil, no tuvimos ningún problema con ello. Que Wayne Fulwood nos dejara sí fue uno de los obstáculos que citas. El resto tuvo que ver más con el lado del negocio a la hora de editar el disco, algo que puede ser muy frustrante cuando lo único que quieres hacer es salir y tocar por ahí.


Habéis grabado con el batería de la Blues Explosion. ¿Qué representó para el grupo?

– Russell Simins sabe mucho en cuestión de ritmos, así que probablemente se puede decir que tuvimos mucho más espacio musicalmente. Se aprendió todas las canciones a partir de la maqueta en una semana… ¡Y no teníamos ni idea de lo divertido que es él!


¿Cuál era la idea para este segundo disco?

– En principio, pensamos que podría estar más influido por los sonidos de Nueva Orleans en cuando al estilo de la producción. También nos metimos mucho más en temas de guitarras surf y en sonidos que tienen que ver con el garage más sucio, aunque siempre tuvimos la intención de que este nuevo disco fuera más desnudo que el primero.


¿De qué canción estáis más orgullosos?

– Cambia cada día, así que es muy difícil para mí escoger sólo una de ellas.

 

¿Y la que resulta mejor en directo?

– “Love You” y “Pay To Join”, sin duda.


Parece que la faceta blues es más evidente ahora que en el primer álbum. ¿Estáis de acuerdo?

– Puede que el lado blues sea más claro ahora respecto al soul y funk del primer disco, sí.


¿Cómo ha sido trabajar con Hubert Sumlin?

– Fue una oportunidad asombrosa que no queríamos dejar pasar. Conseguimos tocar en directo y en el estudio con él. Es un gran contador de historias y todo un caballero; una auténtica leyenda.


La portada de vuestro primer disco recuerda al Forever Changes de Love y la gente os relaciona con Cream y Traffic en vuestro segundo disco. ¿Os sentís cómodo con ello?

– Bueno, tengo que reconocer que me gustan esos grupos, así que no tengo reparo en que los mencionen. Si me preguntas si fueron una influencia cuando éramos más jóvenes, tengo que decirte que no fueron una influencia grandísima, pero puedes tener por seguro que en su momento fuimos seguidores de su música.


¿Qué disco o grupo fue el más importante en vuestra decisión de empezar un grupo?

– Para mí, Barrie, el primer disco de The Stone Roses. John Squire fue quien hizo que yo quisiera tocar la guitarra. Para Lewis Wharton, el bajista, sé que lo fueron Kurt Cobain y Nirvana. O sea, que alguien que pusiera mucha pasión en su música seguro que fue una inspiración en su momento.


Habéis hecho giras por América, Australia y Japón. ¿Os reciben de distinta forma en estos sitios?

– Japón es el lugar más diferente de los que citas. La reacción de las audiencias allí es la más positiva de todas: te dan el cien por cien de su atención.


Barrie, has tocado con Primal Scream, Morrissey y Saint Etienne. ¿Te sentías involucrado en los grupos o más como un músico contratado?

– Fue una experiencia única tocar con ambos, aunque he de reconocer que me sentí más involucrado con Primal Scream, ya que el grupo me dio más espacio y tiempo para conocerlos, y siempre quisieron que pusiera mis propias ideas en sus canciones.


Vuestro primer single fue editado en 1999. ¿Cómo lo veis hoy y cuáles eran vuestras motivaciones cuando comenzasteis con el grupo?

– Lo cierto es que nuestro primer single, “Shrug Off Love”, fue publicado en el 2000 y hemos hecho ya tantas cosas desde entonces… Aun así, todavía nos gusta mucho lo que hacemos. Lo que pretendimos desde los inicios era tocar con un espíritu de rock and roll sucio, pero que también consiguiera hacer bailar a la gente.


¿Qué sueños os quedan por cumplir?

– Queremos hacer muchas cosas distintas. Para empezar, nuestra intención es hacer un tercer álbum completamente diferente, componer la banda sonora de una película, aprender a usar un ordenador…


Por último quería preguntaros como está Edwyn Collins, vuestro productor en el primer disco, después del accidente tan grave que sufrió hace un tiempo.

– Vimos a Edwyn en un concierto que dimos en la Sala Scala hace unas semanas. Es bueno saber que se está recuperando y que va haciendo grandes progresos, teniendo en cuenta lo grave de su enfermedad. Es un artista auténtico. Le debemos demasiado a la generosidad y el apoyo de Edwyn.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *