LION

Lion

Garth Davis (Diamond Films)

 

Insospechado hace unos años, hoy Google Earth tiene múltiples utilidades, tantas como convertirse en la herramienta decisiva para la búsqueda de las raíces, tal y como Lion nos descubre. Y no, no se trata de una ficción improbable, sino que esa es la historia real del indio Saroo Brierley, tal y como la contó en su libro autobiográfico Un largo camino a casa.

 

La desaparición de niños en los países del Tercer Mundo es recreada en la primera mitad de este largometraje por el director australiano Garth Davis con una sobriedad que no tenía, por ejemplo, una película con la que se emparenta, Slumdog Millionaire. Cuenta con el niño de cinco años Sunny Pawar como el mejor aliado posible, un chaval que transmite con pasmosa facilidad determinación, desamparo, ternura, fragilidad o desesperación, y que debería haber tenido todo tipo de nominaciones y premios.

 

La segunda parte, ya con el personaje principal en su vida 20 años después en Tasmania con sus padres adoptados, carece del ritmo, intensidad e interés de la anterior. Tampoco funciona la química entre el hijo, Dev Patel, y la madre, Nicole Kidman. Es entonces cuando unos dulces despiertan los recuerdos del protagonista, cambiando su apacible existencia, y entonces aparece Google Earth. De ahí al Lion del título, una sorpresa que se revelará al final, hay unos 45 minutos que se podrían haber ahorrado en buena parte.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *