LEONARD COHEN LIVE 2009

Leonard Cohen en concierto

Que te roben el dinero del plan de pensiones destinado a tu jubilación es un delito. Que lo haga tu ex-amante, una putada. Lo que para Leonard Cohen se convirtió hace unos tres años en una pesada carga, para el resto de los mortales ha sido una bendición.

 

Así que aquí está de vuelta el poeta de los recovecos del alma a sus 74 años, como nadie esperaba verlo: digno, sin un ápice de resentimiento en una voz que cada vez cala más hondo; humilde y generoso, con el borsalino negro al pecho escuchando atentamente a sus músicos cada vez que cobran protagonismo, presentándolos hasta tres veces; devoto, arrodillado para cantar sus plegarias; seguro, posando el micrófono en el suelo cuando sus versos permiten un respiro; cercano, dejando el escenario con unos curiosos bailes; tranquilo, sonriente, sublime en fin.

 

 

 

Roscoe Beck comanda desde la sombra una banda de nueve músicos con margen para el lucimiento de cada uno de ellos que se mueven entre el pop preciosista, el blues y el jazz, convirtiendo aquellos teclados de los 80 en algo más orgánico. Sharon Robertson, su cómplice en los últimos años, canta “Boogie Street”, y en “If It Be Your Will”, tras un recitado inicial de Cohen, son Charley y Hattie, las Webb Sisters, quienes hacen lo propio con suma delicadeza (busquen sus respectivos discos Everybody Knows y Daylight Crossing, el primero incluso con portada del propio Cohen).

 

 

 

 

En tres horas, con sus 20 minutos de interludio para reponer fuerzas -el único síntoma de la fragilidad y la edad del protagonista-, todas las canciones esperadas, en interpretación impecable y sobria. También alguna sorpresa dentro de lo predecible: el receso de “Bird On The Wire”, el crescendo final de “Everybody Knows”, la entrada al laúd de Javier Mas en “Who By Fire”… El mejor resumen: un “¡Viva Canadá!” que alguien gritó hacia el final. Casi, porque mejor hubiera sido “¡Viva Leonard Cohen!” Por mucho tiempo. Y, al menos, en idénticas condiciones.

 

 

(Parque de Castrelos. Vigo, 13 de agosto. Promotor: Doctor Music. 20.000 espectadores (1.700 de pago)

(Más fotos en: http://picasaweb.google.es/wampush )

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *