LAS VIDAS DE GRACE

Las vidas de Grace (Good Films)

Las vidas de Grace        

Pocas películas más verídicas se podrán ver este año. El principal motivo es que su autor vivió personalmente lo que cuenta trabajando en un centro de acogida de adolescentes en riesgo de exclusión social similar al que muestra en su segunda película.

Por supuesto, la experiencia aporta conocimiento del material que se trae entre manos, pero no tiene que ser definitiva para lograr esa verosimilitud. Destin Daniel Cretton lo consigue aportando además una cámara en mano pegada a los rostros de sus protagonistas que hace que nos metamos en sus mentes y queramos cambiar su mundo, a la par que ellos, sin sentir compasión, dejando que las duras historias crezcan entre un principio y un final que aportan el necesario humor.

Ese realismo se sustenta también en sus protagonistas. Por una parte, los chavales, creíbles en su comportamiento derivado de sus traumas. Y, especialmente, los cuidadores, entre ellos Grace, la joven que empatiza y comprende a los menores, sin dejar de ser estricta como le corresponde por su trabajo, y que ve cómo su oscuro pasado revive al entrar en el centro una menor que está pasando por aquello que para ella es el secreto más oscuro de su existencia. Imprescindible.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *