LAS INOCENTES

Las inocentes

Anne Fontaine (Caramel)

 

 

Como sucedía también en la reciente No Man’s Land, quedan aún muchas historias desconocidas de la II Guerra Mundial por salir a la luz. En Las inocentes revivimos la historia real de unas monjas polacas embarazadas tras ser violadas por las tropas rusas al finalizar la contienda, y la inexperta y joven doctora que se presta a socorrerlas.

 

A la directora francesa Anne Fontaine se le agradece el tono austero y contenido en lo formal, lejos de los excesos, ajustado a la incómoda y dura historia. Apoyada en una excelente dirección artística, en una cuidada  ambientación y localizaciones, así como una fotografía fría y opaca, persigue la verosimilitud que el relato pide, especialmente dentro del convento.

 

Aun cayendo en una relación sentimental prescindible, el guion sí se preocupa muy acertadamente de las consecuencias físicas, sicológicas y espirituales de una maternidad forzada y no deseada, incidiendo también en los prejuicios sociales, la ética, la lealtad y el conflicto entre la fe y la ciencia. De esa forma consigue la empatía con las internas y que se viva ese mismo frío emocional y físico que las protagonistas sienten.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *