LAS ESTRELLAS DE CINE NO MUEREN EN LIVERPOOL

Las estrellas de cine no mueren en Liverpool

Paul McGuigan (Sony Picture Classics)

 

 

Podría parecer un melodrama romántico y humano en la estela de las películas clásicas de Douglas Sirk o las recientes de Todd Haynes, pero lo cierto es que se basa en el libro de memorias de Peter Turner que documenta su relación real con la actriz Gloria Grahame (Óscar en su día por Cautivos del mal) en los últimos años de su vida, cuando el joven aspirante a actor conoció a la leyenda del cine clásico y se enamoraron a pesar de los 30 años de diferencia de edad y los orígenes sociales diferentes.

 

La relación, ya rota, se revive aquí cuando el joven lleva a su casa de Liverpool a una enferma Grahame para cuidarla, recordando sus momentos de felicidad y, también, algunos episodios turbios de la vida de ella (como dos de sus cuatro matrimonios: el primero con el director Nicholas Ray y el segundo con su hijo).

 

Sin escapar a las convenciones del género ni destacar especialmente, está claro que tampoco lo pretende y que solo quiere centrarse en esa relación, contando para ello con dos actores idóneos con una química perfecta entre ellos, explicando incluso los contrapuestos puntos de vista de ambos sobre su ruptura. Son Jamie Bell (Billy Elliot), en el papel del joven, y una exquisita Annete Bening en el de la actriz, que sabe transmitir con cada palabra, cada gesto y cada mirada lo que probablemente aquella mujer sintió y lo que hoy Bening también vive: el ostracismo por parte de la industria de esas actrices de más de 50 años

 

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *