LAGARTIJA NICK: Zona de conflicto

LAGARTIJA NICK: Zona de conflicto (Chesapik)

En 2011, dos años después de su último lanzamiento Larga duración Lagartija Nick edita su undécimo disco Zona de conflicto. Tras varios años de intenso trabajo, diversas giras, reediciones de discos anteriores (Inercia [Sony 1993-Everlasting 2008] y Su [Sony 1995-Everlasting 2009]) y conciertos por todo el mundo con Omega, el grupo siente que debe parar un poco para encontrar el centro que habían perdido en un terreno más conflictivo de lo deseable. Durante ese tiempo Eric Jiménez graba y da conciertos con Los Planetas, Víctor Lapido trabaja con Grupo de Expertos Sol y Nieve y Antonio Arias edita su disco en solitario Multiverso (Everlasting 2010). Lorena Enjuto abandona la formación tras el divorcio con Antonio. Vuelven al formato trío, como empezaron.

 

Una inesperada propuesta del Museo Reina Sofía para reinterpretar su disco Val del Omar (Sony 1998-Chesapik 2010) el pasado noviembre volvería a poner el grupo en órbita, con una mini-gira dedicada al visionario artista José Val del Omar. Un espectáculo audiovisual complejo inspirado en las técnicas ‘valdelomarianas’ serviría de excusa para pisar un local de ensayo y trabajar en nuevas canciones.

En enero de 2011 comienzan las sesiones para su undécimo trabajo discográfico Zona de conflicto. Antonio Arias explica: “El grupo entró con la intención de registrar un sonido más crudo, basado en el formato trío, pero las canciones empezaron a agitarse en dos mundos bien diferenciados: La luz de temas como “Mi vida anterior” o “Panorama nº 5” y la sombra de “Vuelo nocturno” o “Crimen, sabotaje y creación”. Las dos caras. ¿Qué camino escoger? Enfrentarnos a un disco con dos ambientes tan diferentes no era lo que esperábamos al comenzar las sesiones, no lo vimos venir. Empezamos a movernos entre el dramatismo y la celebración como nunca lo habíamos hecho, esa es la diferencia con discos anteriores”.

“El sonido de este álbum aborda esa dualidad dejando que cada canción pida su tratamiento; temas como “Supercuerda” o “Arenas” están registradas con una intensidad sónica desbordante a diferencia de “Zona de conflicto”, donde el sonido deja más espacios. Hay más tiempos medios que en otros discos, lo que hace que “Tiempo de exposición” (con David Fernández a la batería en esa canción, único invitado del disco) nos parezca una bala de expresión”.

En los textos convive la habitual fascinación de Antonio Arias por el collage, la abstracción y la psicodelia sideral a la que nos tiene acostumbrados en los últimos trabajos. Son textos que, como aliens recién llegados, van adquiriendo sentido poco a poco, conforme conviven con el tiempo y la realidad. Aun así letras como “Mi vida anterior” o “Zona de conflicto” se centran en experiencias más terrenales. “Creo que el tema más recurrente en este disco, en lo que a letras se refiere, es la búsqueda del alma gemela, un motivo que puede desarrollarse de múltiples formas; para mí esa es la idea pseudo poética de Zona de conflicto, concluye Antonio.

La portada nos muestra un cuadro del pintor albaceteño José Callado, con quien Antonio ya trabajó en el proyecto Bonne à Tirer de 2010, llegando a presentarlo en el museo Chillida‑Leku. Letras como “Arenas” encajan a la perfección con la expresión pictórica de Callado. Su técnica rugosa va muy unida al concepto del disco, un escenario ideal para que la mente divague sobrevolando paisajes que sólo vemos en sueños, que parecen salidos de otros mundos.

{youtube}UnEiPA0Brok{/youtube}

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *