La mujer invisible

La mujer invisible (Sony)

 

 

 

 

Ralph Fiennes no ha tenido mucho papel protagonista últimamente. Tal vez por ello haya decidido prestarle atención a la dirección, siguiendo los pasos de su hermana Martha. Su debut tras las cámaras, Coriolanus (2011), pasó un tanto desapercibido.

 

 

 

Su segundo trabajo ha merecido mayor atención, puede que por el clasicismo de su propuesta, por haber refinado más algunas de las virtudes de aquella o por el tema elegido: la adaptación de una novela de Claire Tomalin sobre la biografía de Nelly Ternan, una joven de 18 años que se convirtió en la amante del novelista Charles Dickens tras enamorarse este de ella a los 45.

 

Fiennes centra este melodrama intimista, austero y atípico en la joven y cómo llega a encontrar la paz tras reconciliarse consigo misma y con el secretismo con el que llevó su romance con Dickens. Más lograda en su ambientación (perfecta, como en las películas inglesas de época) que en su ritmo (la relación arranca lentamente), escapa del anquilosamiento de las adaptaciones de James Ivory poniendo eficacia y honestidad en ello. Aunque lo más meritorio está en las dos soberbias interpretaciones de los personajes principales, algo previsible en Fiennes, mientras que lo de Felicity Jones es toda una revelación.

 

 

{youtube}ygrErIVf6O0{/youtube}

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *