LA FAMILIA

La Familia, la marcha imperial

Llevan unos meses en esta nueva aventura. La Familia nace como proyecto personal de Santi Araújo. Más tarde se le unieron el bajista Carlos Gil y el teclista Nollie, quienes ya participaron en la grabación de su maqueta-EP de cinco canciones, más folk e intimista, naciendo ahí Santi Araujo y La Familia. Por último, al entrar Álex Penido (batería) decidieron pasar a ser un grupo, una Familia. Después, al abandonar Nollie el grupo, Iván Patiño entró a substituirle. Ahora editan su debut, Esto es normal.

 

 

 

Y, sí, esto es pop normal, pop normal para un mundo normal, ese en el que los coros hacen que las canciones te crezcan por dentro, como si fuese primavera en la garganta, en el que las letras saben lo que dicen, una melodía se te queda en la cabeza y los arreglos (unas veces es un acordeón, otras una trompeta o unos teclados) aportan elegancia.” Entre las principales influencias del grupo ellos citan a Ryan Adams, The Morning Benders,  Rufus Wainwright, Fleet Foxes, Kula Shaker, la banda sonora de El Rey León y La estrella de las galaxias.


¿Por qué solo aparecéis tres en la contraportada, aunque en la foto si estáis cuatro?

– Teníamos el diseño del disco preparado desde hacía tiempo y la entrada de Iván se produjo relativamente hace poco. De ahí el resultado final, aunque con sus actuales barbas creo que intenta parecerse un poco al dibujo, je, je….


¿Por qué se ha quedado por el camino el nombre de Santi Araújo si el compositor es Santi?

– Efectivamente, Santi compone los temas. Pero llegamos a un punto de conexión tal que en la evolución y construcción de los temas el resultado es colectivo, y no de una sola persona. Supongo que lo que llevó a consolidar el proyecto como banda fue que nos entendiésemos tan bien.


¿El grupo es una dictadura benévola o una democracia en la que todos opinan por igual?

– Es una democracia donde cada uno somos parte y consecuencia del resultado final; es más, si nos guiáramos por un régimen dictatorial, sería una redundancia llamarse conjunto o grupo.


¿Cómo ha sido vuestra evolución desde aquellas primeras canciones? ¿Tenía entonces el grupo ya una orientación y un sonido claro o se ha ido haciendo hasta llegar al primer disco?

– Pues creo que sigue una evolución lógica en cuanto a letras y sonido. El sonido se ha endurecido y hay muchas más capas que en el EP.


Carlos hace también de productor. ¿Era mejor dejar dentro de casa -y nunca mejor dicho- esa importante labor?

– Decimos dejarlo en casa porque quién va a entendernos mejor que alguien de La Familia. Sobre todo después del buen resultado de la maqueta sabíamos que en el disco iba a quedar genial, y así fue, ja, ja.

¿Por qué habéis sacado el título del disco de una de las canciones, “Polo Norte”?

– En realidad, en un principio “Polo norte” llevaba el título “Esto es normal”. Pero nos gustó la idea general que expresaba como título del disco, hasta qué punto algo es ‘normal’ o no.


Para rebatir el título, ¿qué diferencia a La Familia de un grupo normal?

– Supongo que no hay nada que nos diferencie del resto. Somos un conjunto de amigos que nos gusta la música, que nos gusta lo que hacemos y queremos desarrollarnos como formación. Entiendo que esto es papel de calco con el resto de otras bandas.


¿Es la canción de autor, dentro de una onda pop-rock, con lo que más se identifica la banda?

– En cuanto a letras, sí, ya que hablan de experiencias personales, huyendo de clichés y frases hechas.

¿Es “Solución” el tema que está teniendo mejor acogida? ¿Qué nos podéis contar de esa canción?

– La verdad no sabemos decirte cuál está teniendo mejor acogida. Decidimos que “Solución” fuese el primer single aunque nos sorprende que mucha gente nos dice cuál sería su elección personal y la verdad hay de todo. La canción habla de encontrarse con una situación exterior e interior que no se puede
arreglar y darse cuenta de ello.

Una cosa que me llama mucho la atención es que hay  muchas frases que parece que no encajan con la música, que Santi lleva otro ritmo entonando pero, sorpresivamente, al final entran siempre. ¿Es natural, consciente? ¿Cómo se logra?

– Pues ambas cosas, supongo. Durante la grabación tengo que confesar que también sentía lo mismo, pero al final es algo que te acaba gustando. Cada una de las paradas, subidas o bajadas ha sido medida y trabajada para conseguir transmitir de algún modo lo que queríamos.


Vuestros textos parece que tienen que ver bastante con vuestras vidas y vuestros sentimientos, con lo cotidiano. ¿Es lo más sincero a la hora de componer, lo que mejor os sale, con lo que mejor os identificáis? ¿O también os influye lo que leéis o la realidad que os rodea para vuestras canciones?

– Hablamos sobre lo que nos pasa, sobre vivencias, sobre lo que les pasa a otros, etc. Somos bastante directos a la hora de transcribir en letra lo que vemos cada día y así queda reflejado.

¿Seríais capaces de decir alguna canción ajena en la que os hayáis inspirado para una de las vuestras?

– Hacer música de esa manera no la practicamos. Las influencias fluyen juntas por dentro y no se controlan. No creo que puedas expresar realmente lo que hay en tu interior si lo haces usando a otros en tu lugar.

¿En qué proyectos seguís cada uno de los componentes del grupo?

– Pues Iván Patiño con Maryland, Santi con Fon Román y Álex y Carlos se dedican a tope con La Familia.


¿En qué medida os compensa hacer música? ¿Cómo lleváis trabajar y vivir en estos tiempos tan revueltos?

– Sabemos que somos parte de una generación que está aprendiendo a andar con algún obstáculo de más, pero con la música lo llevamos con mejor cara: saber que tocas el fin de semana te hace olvidar la rutina del día a día.


Por último, ¿cuál ha sido la mejor anécdota de este tiempo en el mundo de la música?

– Empezamos el concierto de la Sala Mardigras en A Coruña con “La marcha imperial” de La guerra de las galaxias y se convirtió en la cantina de Mos Eisley (con Ewoks y todo).


Decidnos algo sobre la primavera.

– ¡La sangre altera!


¿Quién ha hecho la portada del disco y qué pretendíais reflejar?

– La portada y todo el arte del disco es obra de Wences Pierdes.   Y refleja sin más lo que supone La Familia y la música que hacemos, no podía acertar más. ¡Es un crack!

{youtube}r3KADeYFxDU{/youtube}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *