LA CAZA

La caza (Zentropa-Golem)

Hace 15 años, Thomas Vinterberg sorprendía con La celebración, un drama rodado bajo los postulados del movimiento Dogma en el que dos hijos aprovechaban una fiesta familiar para revelar un secreto demoledor: su padre había abusado de ellos cuando eran niños. A raíz de esa celebrada película, un psicólogo contactó con Vinterberg con un proyecto sobre pedófilos. Lo dejó de lado; ya había tenido bastante.

 

Ahora, tras otras cuatro películas, retoma aquella idea. En una apacible comunidad rural danesa, un maestro infantil es acusado infundadamente de abusos a una menor. Por suerte, no hay engaño: lo sabemos desde el principio. Y, a pesar de ello, una sensación de malestar nos acompaña todo el film, así como las dudas en cuanto a la forma de actuar de todos los miembros de la comunidad.

 

Los personajes se enfrentan a un hecho que cambia sus vidas y se enfrentan a sus dilemas morales. El clímax llega en la Iglesia, lugar de reunión del pueblo y donde deben tomar partido al enfrentarse al apestado que pretende defender lo único que le queda: su dignidad. Dirigida con pulso y apegado a un realismo exigente, Vinterberg recobra lo mejor de su oficio. Le acompaña uno de los mejores actores de la actualidad, Mads Mikkelsen, perfecto para que el espectador acabe sintiendo lo mismo que él. El impacto está asegurado.

 

{youtube}zuJ4QJR4WD8{/youtube}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *