KINGS OF CONVENIENCE LIVE 2009

 Kings Of Convenience en concierto

 

Hace cuatro años, con todo en contra (un calor sofocante, una carpa llena, una hora poco propicia) tuve oportunidad de ver a los dos tipos más felices que haya visto nunca encima de un escenario. Y no fue al final, sino al principio de su actuación, prolongándose aquella expresión en sus caras durante más de una hora. Kings Of Convenience se presentaban en uno de los grandes festivales de España y el recibimiento, más que caluroso y totalmente inesperado, iniciaba una especie de idilio con nuestro Estado.

Aunque se pueda poner en entredicho los motivos que llevan a que un grupo así se vea favorecido por esos extraños e inexplicables ‘hypes’, similar a lo que  le ha ocurrido a Antony & The Johnsons, su directo sigue desmontando cualquier atisbo de sospecha. Y eso que sólo tienen unas canciones acústicas sustentadas en poco más que su presencia, algo que puede llevar a priori a pensar que no pueden salir airosos del envite.

 

 

Pero lo logran, y de qué forma. Desde el primer momento, con los papeles bien claros (Erlend, con sus pintas de empollón, triunfa como entertainer; Eirik, el más agraciado, se mantiene mucho más discreto), salen a demostrar que no importa el estilo, sino el repertorio, y ellos lo tienen, más memorable cuanto más se acercan a su primer álbum y más cercano a la bossa en los temas de su última entrega, con unas voces perfectamente empastadas y un sonido nítido.

 

Tras una primera parte con sólo ellos en escena, con el menos es más como enseña (y Simon & Garfunkel en el retrovisor, como en “Homesick”), para la segunda suman una viola y un contrabajo con los que enriquecen el sonido y evitan la posible monotonía. Sin setlist, improvisando a cada momento la siguiente canción, acaban con buena parte del público sentado en el escenario rodeándolos y dos insospechadas versiones: una jocosa “It’s My Party”, que popularizara Lesley Gore, y una más respetuosa y emotiva “Waiting In Vain”, de Bob Marley. Llamó la atención que, a pesar de ese éxito, al que ya se han acostumbrado y que no les sorprende como antes, el público iba siempre a rebufo de lo que indicaba Erlend.

 

(Auditorio del Centro Cultural Caixanova, 3 de noviembre. Promotor: Sinsal. Lleno)

 

[Ver más fotos del concierto]

 

 

{youtube}OyJrtgOYaGo{/youtube}

 

 

{youtube}BDJNsg74OH0{/youtube}

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *