KID LIGHTNING

Kid Lightning, acordes menores y temas mayores

 

           David Gibbs encara una nueva aventura. Kid Lightning se presenta con un primer disco de guitarras más tranquilo de lo que nos tenía acostumbrado. Pero, ¿quién es David Gibbs? Pues el compositor, guitarrista y voz principal de los aclamados Gigolo Aunts, con los que ha editado hasta ahora cuatro discos en estudio desde 1992.

           Her Smallest Breath Is Full Of Grace es el primer álbum del artista afincado en Los Angeles Kid Lightning. Grabado y producido por Tom Caffey (Belinda Carlisle, Anna Waronker, The Graces) durante dos semanas lluviosas, contiene catorce temas grabados prácticamente en directo, con el añadido de unos pocos retoques posteriores. El resultado es un disco crudo y honesto, emocionante y lleno de vida.

 

El propio Kid Lightning, alter ego de David Gibbs, dice: “La idea era conseguir que las canciones fluyeran por sí solas, sin artificios, lo más rápido posible. Nunca hubo la intención de fabricar un álbum al uso. Es simplemente el compendio de unas canciones que según se componían iban cogiendo forma y necesitaba que se grabaran en el momento oportuno.”

 

Con este sistema de grabación, se puede incluso apreciar los errores, pero el resultado gana en inmediatez. “Al ser una grabación prácticamente en directo, hay muchos fallos de interpretación, y los buenos músicos se darán perfectamente cuenta de en dónde he metido la pata. Pero quería mantener ese espíritu de ‘aquí y ahora’ y reflejar exactamente lo que ocurría en cada momento, captar la vibración -buena o mala- que sobrevolaba nuestras cabezas en el estudio… Es un disco muy íntimo, muy tranquilo, no se parece en nada a lo que había hecho hasta ahora con Gigolo Aunts”.

 

 En esta nueva aventura de David Gibbs, los tiempos medios que predominan en este álbum vienen marcados por acontecimientos que le afectaron bastante. “No estaba muy seguro al principio de la grabación. Son canciones muy personales sobre las consecuencias de una ruptura sentimental que fue horrible y, más o menos, podríamos decir que estas canciones se han convertido en una especie de terapia para exorcizar los demonios interiores que me martirizaban durante esa etapa de mi vida, así que estaba preocupado por que la gente no entendiera muy bien el significado de los temas, y que parecieran demasiado autoindulgentes.”

 

El artista Louis Canizzaro es el responsable de la portada y el libreto del álbum, una agridulce ironía que relata el mismo Gibbs: “Todas las canciones versan sobre la ruptura de mi relación con esa chica, quien yo pensaba que era, ya sabes, ‘la definitiva’, y la razón principal por la que me trasladé a Los Angeles. Lo primero que hice cuando me la encontré fue mandarle una postal con uno de los dibujos de Louis. Así que es una bonita coincidencia que ahora nos hayamos hecho amigos y que haya sido tan amable de diseñar la portada y el libreto.” 

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *