KEITH RICHARDS, sus discos favoritos

Keith Richards, sus discos favoritos

Si tuviésemos que elegir una única persona que personificase el rock’n’roll, ese sería Keith Richards, el rebelde cool que parece estar pasándoselo siempre bien. Lleva haciendo música más de medio siglo… y ahí sigue. Sus composiciones, su forma de tocar la guitarra e incluso su forma de cantar fueron decisivos a la hora de hacer que los Rolling Stones se convirtieran en un grupo de éxito estratosférico. Y su temprana y obsesiva dedicación a perseguir el triángulo dorado del sexo, drogas y rock’n’roll lo han convertido en un icono de la contracultura.

Curioso viniendo de un chaval que dormía agarrado a su guitarra, que fue jefe de su patrulla en los scouts y que pasó por el coro de su colegio cantando incluso para la Reina. Así que, ¿cómo es que todo salió bien? Él lo tuvo claro: “Creía que el rock and roll era una salida perfecta para una la rebelión pura y natural. Solía ser vía por la que podías optar sin tener que besar el culo de nadie”. Con esta introducción, la BBC recogía en el 2015 sus discos favoritos para llevar a una isla desierta. Aquí los repasamos (los entrecomillados recogen sus palabras).

Chuck Berry: “Wee Wee Hours”(cara B del single “Maybellene”, 1955)

“Wee Wee Hours” era un blues lento y sinuoso que iba incluido en la maqueta que Chuck Berry envió al capo del sello Chess con la esperanza de que lo fichasen. Aunque parecía encajar bien con el sonido blues habitual de la compañía discográfica, sin embargo el sello centró su interés en la canción que se convirtió en “Maybellene”, a la sazón la que lanzó la carrera de Berry como estrella del rock and roll. “Chuck Berry fue una gran inspiración para mí, pero me gusta escoger un disco suyo que no sea tan obvio, que me sorprenda. Este tema es un blues sutil, tocado casi en el estilo de Nat King Cole y con el brillante piano de Johnnie Johnson”.

Hank Williams: “You Win Again” (cara B del single “Settin’ the Woods on Fire”, 1952)

Al igual que la anterior, se trata de una cara B, ya que se prefirió incluir el tema más bailable y animado en la cara A. “You Win Again” (“Tú ganas de nuevo”) se titulaba “I Lose Again” (“Yo pierdo de nuevo”) hasta que el productor Fred Rose pidió a Williams que cambiase el título. Inspirada por la ruptura con su esposa Audrey, el cantante grabó este blues al día siguiente de su divorcio. La canción ha contado con versiones de Ray Charles, Jerry Lee Lewis, Roy Orbison, The Grateful Dead, Bob Dylan o los propios Stones. “Hank Williams es otro de los artistas con los que crecí, y se puede considerar el padre del country moderno. No hay nada pretencioso en él y cuando cantaba era real, como un cantante de blues. No podría imaginar mi vida sin un poco de Hank”.

Aaron Neville: “My True Story” (My True Story, 2013)

Este doo-woop clásico, pero un tanto olvidado, lo recuperó Aaron Neville en su disco de versiones de 2013. La canción había sido compuesta por Oscar Waltzer y Eugene Pitt, componentes de The Jive Five, quienes la grabaron en su primer single de 1961. “Aaron Neville tiene una de las mejores voces del mundo. Y esta es, probablemente, una de las mejores canciones de doo-woop. Casualmente, Aaron me preguntó si me prestaría a colaborar con él en su disco y acabé tocando la guitarra en este tema”.

Etta James: “Sugar on the Floor” (Deep in the Night, 1978)

Aunque Richards elige la versión de Etta James de 1978, esta introspectiva y emotiva balada compuesta por Kiki Dee había sido grabada por su autora en 1973 en su álbum Loving Free. Elton John puso su piano, además de producirla, y dos años después la grababa para la cara B del single “Island Girl”. “Etta era una gran amiga mía y, además, tenía que incluir una diva del soul en algún lugar de mi selección”.

Freddie Scott: “Are You Lonely for Me Baby”

Para Freddie Scott, este fue su mayor y último éxito, una pieza soul con los coros de Cissy Houston (madre de Whitney) y Sweet Inspirations. Desde entonces ha contado con versiones de Hank Ballard, Grateful Dead, Al Green, Steve Marriott, Otis Redding & Carla Thomas, Greg Allman o David Johansen. “Probablemente sea el clásico definitivo del rhythm & blues de todos los tiempos. La canción fue producida por Bert Berns, quien hizo lo propio con “Brown Eyed Girl” de Van Morrison. Gran productor y aquí con uno de los grandes del soul”.

Gregory Isaacs: “Extra Classic” (Extra Classic, 1976)

Aunque llevaba editando discos tres años, Gregory Isaacs despegó con este álbum de 1976, un disco que sonó en todos los locales de baile de su isla. Tanto es así que cuando Keith Richards conoció en  Jamaica a la que ha sido su mujer durante 30 años, Patti Hansen, este es el disco que sonaba. “Durante muchos años viví en Jamaica. Siempre pensé que Gregory es uno de los mejores compositores que ha salido de la isla y un cantante muy dulce. Lo que sentí en Jamaica en los 70 me recordó lo que había vivido en Inglaterra en los 60, de que algo estaba pasando”.

Nigel Kennedy: “Spring (Vivaldi) (Four Seasons, 2008)

La única pieza de música clásica que Richards elige es un clásico de Vivaldi, Las cuatro estaciones,  cuatro conciertos para violín y orquesta de 1721, que fueron uno de los ejemplos más tempranos y detallados de lo que después se llamaría música programática o descriptiva, con un elemento narrativo. “En música, Mozart es mi hombre, básicamente. Las únicas palabras amables que tuvo para otro compositor fueron para Vivaldi. Así que pensando en una isla desierta, y para unir a ambos compositores, nada mejor que Las cuatro estaciones”.

Little Walter: “Key To The Highway”

“Key to the Highway” es un estándar de blues de autor desconocido grabado por primera vez en 1940 por Charlie Segar. Jazz Gillum y Big Bill Broonzy la versionaron después, utilizando un arreglo que se ha convertido en el modelo desde entonces. Tras la muerte de Broonzy en 1958, Little Walter la grabó como homenaje, adaptándolo como un blues de Chicago eléctrico con banda completa y convirtiéndola en un relativo éxito. “Para finalizar, rhythm ‘n’ blues. Si estuviera en una isla desierta acabaría pensando: ¿Dónde está la autopista?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *