JEFF BUCKLEY

Jeff Buckley, aguas turbulentas

jeff-buckley-1

You And I, el disco recién publicado de Jeff Buckley, recoge las primeras grabaciones de estudio realizadas por él para Columbia. Estas diez canciones, la mayor parte de ellas realizadas en el estudio Shelter Island Sound de Steve Addabbo en febrero de 1993, no habían sido escuchadas por nadie en más de dos décadas. Recientemente descubiertas en los archivos de Sony Music durante la búsqueda de material para la edición 20º Aniversario de su álbum Grace, las interpretaciones que aparecen en You And I son una revelación, un retrato íntimo del artista interpretando versiones de canciones de otros músicos además de música original que expresan emociones canalizadas a través de su singular sensibilidad.

 

Las canciones en You and I revelan, en parte, el alcance ecléctico del talento y gusto musical de Jeff Buckley. Las versiones del álbum incluyen las personales interpretaciones de Jeff de canciones escritas por Bob Dylan (“Just Like a Woman”); Sylvester Stewart (“Everyday People”, grabada por Sly & the Family Stone); Joe Green (“Don’t Let the Sun Catch You Cryin’“, grabada por Louis Jordan, Ray Charles y otros); Bob Telson (“Calling You”, grabada por Jevetta Steele para la película de 1987 Bagdad Café); The Smiths (“The Boy with the Thorn in His Side” y “I Know It’s Over”); Booker T. Washington “Bukka” White (“Poor Boy Long Way From Home”, de una grabación ‘de campo’ de 1939 realizada por John Lomax) y Led Zeppelin (“Night Flight”).

“Cada vez que hago una versión de una canción es porque tiene algo que ver con mi vida y todavía marca un momento en el que necesitaba esa canción más que cualquier otra cosa”, comentó Jeff Buckley en una entrevista para Plane Truth de 1994, poco antes de morir. Completan You and I dos piezas de música original: la primera grabación de estudio de su famosa canción, “Grace” y “Dream of You and I”, una misteriosa pieza que conforma el profundamente íntimo y personal estado de ánimo del álbum.

“Cuando comenzamos a explorar cómo celebraríamos el 20º aniversario del álbum Grace de Jeff Buckley, el archivo –como todavía hace ocasional e inesperadamente– nos sorprendió con un regalo increíble: este tesoro ‘perdido’ de grabaciones de estudio de aquella época”, dice Adam Block, Presidente de Legacy. “Rápidamente nos dimos cuenta de lo importante que eran. Ofrecen una perspectiva fascinante y excepcional de un artista, en solitario, en el espacio sagrado que es el estudio. Hay una cierta intimidad y honestidad en las interpretaciones que, literalmente, te quitan el aliento. You & I se trata de una incorporación importante al legado de grabación de Jeff y emocionará tanto a sus devotos fans de toda la vida como a los nuevos”.

You and I es sencillamente eso: sólo Jeff Buckley y el oyente juntos en el estudio mientras él toca y canta la música más importante para él en ese momento de su vida. Las canciones interpretadas en solitario dan muestra del carácter de su voz, trascendiendo la técnica, estableciendo una conexión directa entre lo terrenal y lo divino. Nombrado como “uno de los 100 mejores cantantes de todos los tiempos”, Buckley también era un consumado guitarrista, y los acompañamientos de seis cuerdas en estas grabaciones añaden profundidad y una dimensión emocional a estas interpretaciones.

Nacido el 17 de noviembre de 1966, Jeff Buckley trabajó durante varios años como guitarrista de estudio en Los Ángeles. Tras establecerse en Nueva York a principios de los años noventa, un fiel grupo de fans comenzó a seguirlo cuando tocaba en pequeños recintos, especialmente en Sin-é en The East Village. Su repertorio incluía canciones de género folk, rock, R&B, blues y jazz.

jeff-buckley

Los conciertos en directo de Buckley provocaron una de las guerras de pujas más feroces de aquellos años antes de que el artista decidiese fichar por Columbia, el hogar de muchos de sus ídolos musicales, en octubre de 1992. En febrero de 1993, entró en el estudio para grabar las canciones que han sido descubiertas recientemente y que se incluyen en You and I. Optando por capturar la magia de la interpretación en directo de Jeff, el foco de atención giró de estas canciones experimentales hacia las sesiones de grabación de Live At Sin-É.

Jeff Buckley completó un solo álbum de estudio, Grace, en 1994, antes de que su vida y carrera terminaran de forma trágica ahogándose accidentalmente en Memphis el 29 de mayo de 1997. Aunque escasa, la discografía de Jeff Buckley ha recibido el reconocimiento de la crítica y continúa generando nuevos fans y seguidores atraídos por la música de un artista visionario singular cuya voz, estilo a la guitarra, composición e interpretación desafían todo intento de categorización.

El lanzamiento de You and I ha sido revisado por la madre del artista, Mary Guibert. Ella, con su espíritu heroico de madre coraje, no ha cesado de proteger y supervisar cada una de las grabaciones publicadas de su hijo desde que éste se ahogó a la edad de 31 años en las aguas del río Wolf, cerca de Memphis, Tennessee, aquella noche funesta del jueves 29 de mayo de 1997. Desde el póstumo (Sketches for) My Sweetheart The Drunk, el segundo álbum en el que estaba trabajando cuando falleció o la reedición en el décimo aniversario de Grace, pasando por los conciertos grabados en Chicago, Melbourne o San Francisco, en el Sin-É del East Village neoyorquino o en el Olympia de París al presente álbum You And I, de sus primeras grabaciones, o para futuras obras, Mary sigue siendo estricta y profesional con los colaboradores-ejecutivos del sello discográfico, en especial con Steve Berkowitz, un veterano experto en estas lides que hace poco recogió el Grammy al mejor álbum histórico por la reedición de The Basement Tapes – The Bootleg Series Vol. 11 de Bob Dylan.

Mary escribe en las notas de este disco: “…No hay nada en el contrato de un artista que diga: ‘Si el artista muere, todo será controlado por su madre’, y eso incluye el contrato que firmó Jeff. Aun así, durante los últimos dieciocho años, he tenido el extraordinario privilegio de sentarme en la silla del productor para cada uno de sus lanzamientos póstumos. Con una mezcla de nostalgia, sobrecogimiento y obligación he tenido que ayudar a crear proyectos que rindan homenaje al extraordinario talento de Jeff y que preserven su autenticidad”.

“Jeff sabía cómo tirar de las cuerdas de tu corazón, era una persona que comprendía el amor, la vida y la expresión musical. Era absolutamente brillante, y ahora, en el cielo, estoy segura de que nos mira desde arriba, a los pobres humanos, negando con la cabeza…”, remata su madre. “De verdad creo que él entendió de qué se trata; comprendió la vida desde una perspectiva más amplia que la mayoría de nosotros… Me gustaría escuchar lo que ha estado componiendo dondequiera que esté. Dulces sueños para el joven que tuvo paz. Bueno… Comprendió bien el mensaje, ¿no? Si Jeff ha conseguido algo de nosotros, es sacar ese amor a la vida, la tolerancia con todo el mundo que él mismo tenía”.

 

 

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *