JAY-JAY JOHANSON LIVE

Jay-Jay Johanson en concierto

 

 

 

A pocos días de editar su nuevo álbum, Spellbound, Jay-Jay Johanson se presentaba por primera vez en Galicia. Si A Coruña es la ciudad del Sónar y pretende ser la avanzadilla de la escena electrónica en Galicia, sorprende ver cómo el sueco no tuvo en esta ocasión el mismo tirón que otros nombres del mismo ciclo o, sin ir más lejos, que cualquier otro de los conciertos del festival mencionado. Tal vez se explique reparando en que hay más interés por aparentar y por estar en ciertos eventos que por la música en sí. 

 

 

Por suerte, los espectadores que acudieron a su cita coruñesa sí parecían estar interesados en el concierto, así que mucho mejor verlo así que metido entre otros muchos conciertos y con un público que fuese a ver simplemente qué pasaba allí. Respetuoso en todo momento, en un silencio casi sepulcral y concentrado e hipnotizado por lo que sucedía en el escenario, no se puede pedir mayor entendimiento entre un sonido delicado, exigente y la reacción de la audiencia.

 

Además, el Auditorio de Expocoruña, tal vez el único recinto allí con un sonido perfecto, ayudó a experimentar las canciones de Johanson en los poros de la piel. Con las bases rítmicas grabadas y los teclados de su fiel Erik Jansson, el cantante y compositor fue repasando las canciones de estos tres últimos lustros, más apegadas al trip-hop cuanto más antiguas y más cercanas a un folk oscuro y sosegado cuanto más recientes, aunque sin olvidar en todo momento esa conexión con la electrónica.

 

 

 

Si en “Alone Again” retrocedemos a los primeros tiempos de Portishead, en “Rush” lo que se escucha es el sampler de “I’m Not in Love” de 10CC. Mientras su nuevo single “Dilemma” evoca al Serge Gainsbourg de “Le claqueur des doigts” en “Suicide Is Painless” (también en su nuevo disco) recuerda a la serie televisiva M.A.S.H. a través de la -según él- única versión que ha hecho.

 

Pero no es todo, claro. En medio de los teclados con más apego a los sonidos de los últimos tiempos surge una perla delicada como “On the Other Side”, un tema de solo voz y piano que no desentonaría nada entre el repertorio de Dusty Springfield e, incluso, llevándolo al límite, Barbra Streisand. Ahí es cuando se descubre que el ropaje es lo de menos, que sus canciones de soledad, rupturas, amores imposibles y tiempos añorados tocan la fibra sensible. Para demostrarlo, nada mejor que el tema que le siguió, un “Tomorrow” con el que el concierto alcanzó sus mayores cotas melodramáticas.

 

Enigmático, parco en palabras, escondiéndose en las sombras cuando no le tocaba cantar, dejando escapar alguna sonrisa entre sus canciones, Johanson eligió como imágenes de fondo el documental La danza, (La Danse, le ballet de l’Opéra de Paris) -subtitulado al castellano-, adecuado complemento a su música pero que distraía de lo que sucedía en el escenario. Seguramente esa era también la intención para limitar el impacto emocional de sus melancólicos lamentos.

 

(Expocoruña, A Coruña, 30-4-2011. Promotor: Sweet Nocturna. Público: 150 espectadores)

 

(Ver más fotos)

 

{youtube}SBEM4OHTSw4{/youtube}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *